X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El césped estará listo para el sábado pero no los nuevos banquillos

Foto: AP
13/09/2017 - 

ALICANTE. Este jueves finalizará la colocación de los más de siete mil tepes de césped, con los que la empresa RoyalVerd habrá cubierto los ocho mil metros cuadrados de superficie del terreno de juego del estadio José Rico Pérez.

Finalizará así la principal mejora que se va a llevar a cabo en la instalación, con motivo de la celebración el próximo 6 de octubre del encuentro de clasificación para la fase final del Mundial de Rusia 2018 entre España y Albania.

Este miércoles restaba un tercio de la superficie por colocarse, pero desde la citada mercantil aseguran que a lo largo del jueves el Rico Pérez contará con un nuevo terreno de juego que si bien el sábado no será un manto uniforme en cuanto a color, sí que permitirá perfectamente la disputa del Hércules-Badalona previsto para las 20:45 horas.

Los que no estarán disponibles este fin de semana, todo apunta que tampoco para el miércoles en Copa ante el Elche, serán los nuevos banquillos, otra de las mejoras. 

La construcción del foso del nuevo banco que utilizará el Hércules sí se habrá terminado el sábado pero, en principio y salvo cambio de última hora, no hay intención de comenzar con la construcción del espacio que habrá de ocupar el banquillo visitante hasta después del derbi por razones de seguridad, ya que no se cree que para ese día estuviera la obra completa. 

Foto: AP

Además, tampoco está claro que lleguen a tiempo los banquillos propiamente dichos, es decir, la estructura prefabricada con sus asientos y que va encajada en un nuevo foso de medio metro de profundidad (algo que ha obligado a demoler las tres primeras filas de la grada de tribuna junto al túnel de vestuarios). De hecho, este miércoles la Federación Internacional de Fútbol ha obligado a introducir cambios en el diseño inicial, de tal forma que no habrá dos filas si no tres y con 23 (dos de ocho y una primera de siete) y no 22 asientos como había demandado inicialmente. La ventaja del tipo de banquillos con que se va a contar es que si bien el espacio es finito, dentro del mismo se pueden quitar y poner cuantos asientos se deseen (siempre que quepan) por lo que, una vez haya jugado 'la Roja', el Hércules podrá reconfigurarlos, dentro de lo que permite la normativa de la Federación Española (menos exigente), para que los jugadores cuenten con más espacio.    

Foto: AP

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email