X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

valencia basket

Guillem Vives o cómo el Valencia Basket necesitaba volver a tener un base

De las derrotas también se pueden sacar cosas positivas. El base regresó a la Fonteta tras dos meses lesionado y el equipo notó sus minutos en pista en la dirección de juego y en la defensa frente a Baskonia

9/03/2018 - 

VALÈNCIA. Cuánta falta le hacía a Valencia Basket volver a tener en pista un base en condiciones, aunque el choque acabara en derrota. Guillem Vives regresó el pasado domingo ante Herbalife Gran Canaria de su lesión de tobillo después de dos meses, pero no sería hasta ayer en la Fonteta cuando empezó a tener buenos minutos. No es que Alberto Abalde no haya cubierto bien el papel. Es que el gallego no es base y eso en la circulación de balón de un equipo se nota. Por su parte, Sergi García todavía no está al nivel de ser el 'uno' titular de Valencia Basket. Todavía tiene que adaptarse a los sistemas y coger ritmo tras su lesión particular. Los minutos de anoche de Vives fueron oxígeno para el cuadro taronja, aunque el base volvía después de más de ocho semanas parado y no se le pudo exigir más de lo que dio.

El catalán aseguró anoche en vestuarios tras la derrota que se encontraba "bien" por "volver a sonreír y disfrutar de la Fonteta". El base era consciente del vacío que dejaba en su ausencia, por lo que "para mí lo importante era eso, volver a pista, estar con mis compañeros que los echaba de menos". Su vuelta ante la afición taronja salió cruz. "Está claro que con victoria sonríes más pero para mí hoy por volver a la Fonteta y vivir este ambiente estoy contento de volver", admitía Vives.

A pesar de la derrota contra el Baskonia en Euroliga, de todo se puede sacar algo positivo. Vives disfrutó de 13 minutos en pista en los que se pudo ver un buen movimiento de balón -aunque los lanzamientos del equipo no entraran- y buenas conexiones del 'uno' con Tibor Pleiss. Él sabe dirigir, mover, decidir y actuar. El catalán solo anotó un triple de los tres intentos que ejecutó, pero el intangible que dejó en la pista es algo que no aparece en las estadísticas. Vives, junto a jugadores como Joan Sastre e incluso Aaron Doornekamp, aportan una intensidad defensiva de la que carecen otros hombres. Particularmente ayer, ni Sergi García ni Alberto Abalde estaban siendo capaces de contener a un Marcelinho Huertas imparable. Con Vives en pista la calidad defensiva taronja se dispara, aunque el estado físico del jugador todavía no le permite estar a su mejor nivel. 

"No estoy entrenando completo con el equipo, me están dosificando los entrenamientos y veremos cuándo llega el punto en el que puedo estar al cien por cien con mis compañeros y el pie responda bien sin fatiga. Lo importante es que estoy volviendo a la pista", contaba el jugador taronja.

Con en él en el parqué, el equipo se mantenía por delante en el marcador frente a Baskonia. Sin embargo, Vidorreta le sentó en el último cuarto cuando el catalán cometió su cuarta falta personal. Cuando el técnico le quiso sacar a pocos minutos del final ya fue demasiado tarde. El bloqueo del equipo ya era insalvable. "Ahora estamos en caliente y ya analizaremos lo que ha pasado. Sobre todo hasta el último cuarto creo que hemos controlado, hemos jugado a nuestro ritmo. En el último cuarto hemos parado, ellos juegan muy buen baloncesto y nos han atacado muy bien", se lamentaba Vives.

Precisamente, no solo el bloqueo en ataque condenó a los taronja, sino la total indefensión frente a los vascos. El base explicaba que no fue un problema de ciertos jugadores sino que "es tarea de equipo en defensa y tenemos que estar todos metidos. Tenemos que analizar cómo hemos defendido estas acciones".

Tras el tropiezo contra el conjunto de Pedro Martínez, los taronja han agotado todas las vidas que le quedaban en la Euroliga. Vives admitía que "esta era la oportunidad perfecta para ver si podíamos coger a Vitoria pero se nos ha escapado" aunque "no creo que estén todas las opciones acabadas y hay que luchar hasta el último minuto". Ahora, lo que deben hacer según el catalán es ir "partido a partido". 

Agotadas las opciones en la competición continental, a Valencia Basket solo le queda luchar por sus objetivos en Liga Endesa, algo que el base admite que cogen "con muchas ganas como siempre". El próximo domingo juegan contra Bilbao Basket en la Fonteta y sabe que no pueden fallar. "El equipo cuando pierde es duro, sobre todo en casa, hay que analizar qué ha pasado hoy y centrarnos en el partido del domingo", señalaba el jugador taronja. La clave para Vives es controlar el partido y no sentirse presionados: "Hay que salir con nuestro ritmo, disfrutando, porque creo que hemos tenido minutos en los que la gente se lo ha pasado bien, al menos a mí desde la cancha me lo ha parecido". Aunque ante el conjunto vizcaíno tendrán que rematar la faena: "Está claro que hay que tener ese punto final para acabarlo". 

Noticias relacionadas

valencia basket

Novedades para el 'Trofeu Ciutat de Valéncia' del próximo domingo

Por  - 

La entidad taronja ha presentado en la sala de prensa de la Fonteta el 25 aniversario del Trofeu Ciutat de València contra el Joventut en el que el equipo masculino y femenino desfilarán individualmente y los de Jaume Ponsarnau utilizarán un equipaje distinto en cada parte del duelo, entre más novedades

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email