X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Illueca: "Solo trasladaremos a la Comisión propuestas de pago serias, con garantías"

Este miércoles se espera que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) cuente ya con los borradores de las resoluciones que probablemente remitirá a lo largo del jueves a Hércules y Valencia, reclamando el pago antes del día 20 de las sumas que les exige la Comisión Europea

27/03/2018 - 

ALICANTE. Este miércoles se espera que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) cuente ya con los borradores de las resoluciones que probablemente remitirá a lo largo del jueves a Hércules y Valencia, reclamando el pago antes del día 20 de las sumas que les exige la Comisión Europea.

Los servicios jurídicos del banco del Consell han trabajado en las últimas horas en el contenido de ambos documentos que, si bien tienen su origen en la misma decisión de recuperación, son similares pero no iguales y no solo por el importe que se exige a cada uno de los destinatarios. No olvidemos que, por ejemplo, los siete millones de euros que se le reclaman al Hércules no están calificados en el marco de su concurso de acreedores, por lo que ha sido necesario entrar a valorar su naturaleza y más concretamente si se trata de un crédito contra la masa, cuestión que el banco del Consell parece tener clara, pero a buen seguro que para el Hércules no será pacífica y lo aprovechará como excusa para dilatar el procedimiento de cobro planteando un incidente concursal ante el Juez de lo Mercantil.

Recursos de casación

Tanto el Hércules como el Valencia cuentan hasta el 20 de mayo para pagar, pero no lo van a hacer. Esa es su intención, como también la de apurar al máximo los plazos para recurrir: la siguiente batalla que va a librar tendrá como escenario el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y sendos recursos de casación como arma; los clubes buscarán que ese órgano jurisdiccional le enmiende la plana al General y suspenda el efecto de la decisión de recuperación. Al tratarse de una apelación que se centra solo en cuestiones de derecho, parece claro que las opciones de que prospere son mínimas, pero al menos los clubes habrán dilatado entre tres y cuatro meses todo el proceso.

Vía de apremio

De no encontrar tampoco en casación respaldo a su postura, parece claro que reconducirán su defensa al ámbito doméstico, es decir, tratarán de torpedear en la Jurisdicción contencioso-administrativa la siguiente fase del procedimiento de cobro, en la que se entrará una vez el 20 de mayo se constate que no han pagado.

En esa segunda fase la Agencia Tributaria pasará a sustituir al IVF como cobrador de un crédito de derecho público, que intentará compensar en vía de apremio mediante embargos.

Riesgo real de liquidación

En el caso del Valencia y del Elche existe un patrimonio sobre el que actuar, pero no en el del Hércules. Lo anterior no evitará que ninguno de los tres clubes busque torpedear esta fase de embargos con más recursos cuyo destino también parece claro, pero servirán al menos para dilatar todavía más todo el proceso que una vez entre en la tercera, ya con un Juzgado de lo Mercantil como terreno de juego, pondrá al descubierto las opciones de supervivencia reales de los clubes que lleguen a la misma o, mejor dicho, la voluntad final de "los terceros que realizan aportaciones", en palabras del Presidente del Tribunal General.

El anterior es, a grandes rasgos, el curso que seguirán los acontecimientos en los próximos meses respecto a una decisión de recuperación dictada en julio de 2016 y que tiene su origen en ayudas de Estado prohibidas otorgadas entre 2008 y 2011 por el IVF a la Fundaciones del Elche, Hércules y Valencia. Unos avales con condiciones ventajosas que permitieron a esas entidades la obtención de unos préstamos que se pagaron en el caso de la Fundación del club che pero no de la del Elche, que solo devolvió dos de los 16 millones que percibió, y tampoco de la del Hércules, que no llegó ni  a abonar las cuotas correspondientes al período de carencia que se pactó para los primeros meses de vida del préstamo de 18 millones que obtuvo.

Propuestas de pago alternativas

Antes de que el proceso de cobro o, mejor dicho, de recobro llegue a la segunda fase y la Agencia Tributaria coja el relevo del IVF, es de esperar que los clubes hayan aprovechado la predisposición del banco del Consell para ejercer el papel de intermediario con la Comisión Europea y trasladarle a esta cuantas propuestas de pago alternativas deseen formular.

Las tres entidades pero especialmente el Elche y el Hércules, no ocultan que perseguirán arrancar de Bruselas un pago fraccionado (en el caso del Hércules, hasta condicionado a militar en el fútbol profesional). Son planteamientos que chocan con la política de recuperación de la Comisión, pero que el IVF está dispuesto a trasladar si son propuestas "serias, respaldadas con garantías", tal y como precisa para Alicante Plaza su director general, Manuel Illueca.

Esas propuestas, que a buen seguro verán la luz hacia el 20 de mayo, el banco del Consell se compromete a trasladarlas a la Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea, de la que ya se advierte no solo que responderá rápido, es que está muy por ver que acepte.

Si hay un mensaje que se está trasladando desde el primer momento desde València, es que la última palabra la tiene una Comisión Europea que no hace falta decir que se caracteriza por tener las cosas muy claras en estos temas, lo cual es un problema.

El principio general de "pago inmediato y efectivo" no parece que vaya ser precisamente el que presida unas propuestas de pago que podrían respaldarse con los ingresos por la comercialización de los derechos de televisión, en el caso del Valencia, o el estadio Manuel Martínez Valero, en el del Elche, mientras que, en el del Hércules, la ausencia de patrimonio lo complica todo mucho más.

Recursos de nulidad

Es importante recordar que, mientras todo ese proceso de cobro se desarrolla, con las interrupciones que en el mismo puedan provocar los clubes, existen unas demandas de nulidad de la decisión de recuperación sobre las que todavía ha de pronunciarse el Tribunal General.

Fueron interpuestas de manera paralela a la solicitud de suspensión cautelar del efecto de la decisión de recuperación (desestimada la semana pasada en el caso del Hércules y el Valencia), y con ellas se busca que esta se declare nula o, subsidiariamente, una rebaja en las cantidades que se han de pagar.

La Comisión aplica un interés del 11%, que ha sido calificado no solo por el IVF, también por el Estado, como "abusivo", especialmente en el caso del Valencia, que era una entidad que no corría riesgo de desaparecer. La abogacía del Estado se sumó al recurso de los tres clubes y se espera, al menos, arrancar del Tribunal una rebaja que en el caso del Valencia puede ser de varios puntos y en la de Hércules y Elche sensiblemente inferior, ya que son entidades que era previsible que no pagaran los préstamos, existía en su caso un riesgo mayor de impago y, por tanto, el tipo de interés debía ser mayor: este medio intentó a lo largo del mes de febrero confirmar con la Comisión Europea si esta, en sus observaciones al Tribunal General del 22 de enero, con las que la fase escrita del procedimiento de medidas cautelares finalizó, se había mostrado partidaria de una rebaja de apenas medio punto en el tipo de interés que se le aplica al Hércules, pero desde la delegación en Madrid del ejecutivo comunitario declinaron pronunciarse al respecto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email