X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

La cábalas de Ortiz y Ramírez

Foto: Rafa Molina
18/08/2017 - 

ALICANTE. Al igual que ocurriera en el caso de la liquidación de Aligestion Integral, con la cercanía de la finalización del plazo de presentación de ofertas de la subasta del 15,07% de las acciones del Hécules y del derecho de 15,4 millones contra la Fundación, Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez se reúnen para valorar el escenario, el movimiento de terceros, de haberlos y, en definitiva, si acudirán o no.

En febrero jugaron al despiste, negando que tuvieran interés (aunque no ocultando que se reunían) cuando días más tarde ofrecieron 3,5 millones por el Rico Pérez y el 15,07% de las acciones del Hércules entre otros bienes y derechos, pero ahora directamente no se pronuncian o lo hacen de una manera peculiar. "Ya lo leeréis en la prensa" señalaba Ramírez este jueves en la sala de prensa del estadio José Rico Pérez, cuando se le preguntaba por si pujarían.

Ambos empresarios que acudían este viernes a la penúltima sesión de entrenamiento del equipo (la mañana de este sábado, los blanquiazules se ejercitan a puerta cerrada en el estadio José Rico Pérez) de cara al primer partido de liga, hacen cábalas sobre si les interesa o no acudir a una subasta en la que, por el sistema escogido por el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), no deberían conocer si hay o no otros postores: la presentación de ofertas en sobre cerrado se admite hasta las 15 horas del martes, día en el que el IVF pretende dar a conocer, de haberlo, el nombre del adjudicatario.

Ahora bien, como venimos resaltando en Alicante Plaza, ese ganador no se convertiría en propietario del Hércules si no en titular de solo el 15,07% del capital social y máximo acreedor de la Fundación del club blanquiazul (en sustitución del banco del Consell) que le adeudaría 15.425.002,95 euros pero seguirá siendo la dueña del club, con el 72,69% de las acciones y es que estas están embargadas en virtud del impago de la citada deuda pero para poder hacerse con su titularidad, el ganador de la subasta habría de lograr ejecutar dicho embargo.

Lo anterior, amén de los nubarrones que planean sobre el futuro del club (deuda con acreedores privilegiados, ordinarios y los 6,9 millones de la decisión de recuperación) y especialmente que el IVF no haya incluido finalmente en el lote a subastar el estadio José Rico Pérez ("es lo que vale" apuntan incluso desde Foguerer Romeu Zarandieta), desincentivan la concurrencia. 

Teniendo presente que desde 2010 el principal aliado de Enrique Ortiz para teledirigir el club es la Fundación del Hércules, el ente al que un adjudicatario en la subasta habría de enfrentarse y que siempre tiene la posibilidad de recurrir a su liquidación voluntaria antes de entregar el control de la mayoría accionarial que es de su titularidad, podría invitar al constructor y su socio, Juan Carlos Ramírez, a esperar acontecimientos y no desembolsar el mínimo de 597.819,46 euros que exige el banco del Consell ahora. Desde el IVF, su director general Manuel Illueca aseguraban a Alicante Plaza hace una semana que de resultar desierta la subasta se estudiaría convocar una segunda (el precio de salida será inferior) pero no lo garantizaba, algo que tampoco le vendría mal a Ortiz y Ramírez porque con ello se garantizarían que el control del club lo mantendrían más tiempo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email