X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El capitán luce en este curso siete goles y ocho asistencias siendo partícipe en 15 tantos

La controvertida jerarquía de Parejo

El impulso de Marcelino ha sido decisivo. Parejo parece más maduro en su rol de capitán y líder de grupo a diferencia de otros temporadas donde semejaba un cabecilla postizo y de papel. A punto de cumplir 29 años, lo hará el 16 de abril, empieza a ejercer de líder.

20/02/2018 - 

VALÈNCIA. No hay otro jugador en el Valencia que despierte tanta controversia como Dani Parejo. El juego del capitán siempre genera debate y la grada, prácticamente desde que llegó, está dividida en torno a su fútbol. En Mestalla existe el parejismo y el antiparejismo. El de Coslada colecciona amores y odios, haters y lovers por igual. Su juego no deja indiferente. Sus números, pese a la tertulia constante a su alrededor, son buenos. A la sombra de Marcelino ha renacido.

En la actual temporada su rendimiento ha subido. Indiscutible para Marcelino, el capitán ha sido pieza clave en los 46 puntos que ha sumado el Valencia en este curso. El juego del equipo es uno con él en el campo y otro cuando no está. La ausencia de otro jugador de sus características y la presencia de Carlos Soler en la banda, provoca la dependencia de Parejo. Tirar a una banda al canterano, único jugador que puede adaptarse a esa posición, deja al capitán solo como mediocentro lanzador. Su baja provoca confusión en el juego, falta de fluidez y mayor lentitud en la transición defensa-ataque. Cuando está acertado, el equipo fluye. "No Parejo, no party", dicen sus admiradores.

En la segunda vuelta, el juego de Parejo ha perdido protagonismo coincidiendo con la pérdida de velocidad y una mayor pesadez en la salida de balón del bloque. En zona de creación Parejo es menos decisivo. Hay varias explicaciones. La primera responde a las bajas de sus compañeros habituales en la medular. El centro del campo del Valencia no ha sido tan castigado como el eje central de la defensa pero también ha sufrido los rigores del calendario. Guedes, Soler y, en menor medida, Kondogbia han dejado al de Coslada sin salida por las alas y sin escudero. Coquelin ha paliado la falta de Kondogbia pero no cubre tanto como campo como el ex del Inter. Soler, especialmente, y Guedes ofrecen soluciones en la salida de balón. Sin ellos como receptores, Parejo sufre para romper líneas. Otra razón que explica el atasco del equipo está en los contrarios, que ahogan al capitán para dejar bloqueado y sin soluciones al equipo. El Valencia se ha convertido en previsible si no corre al espacio. Taponar a Parejo forma parte de la receta. El Alavés lo interpretó de forma casi perfecta en Copa y cada vez son más los rivales que repiten ese plan.

Ante el Levante y el Málaga, el capitán no tuvo protagonismo más allá de ejecutar el balón parado, que no es poco. Las estadísticas de este curso adornan a Parejo aunque las sensaciones sobre su incidencia en el juego marchen, a veces, en dirección contraria. Según una estadística del perfil de tuiter @LaLigaEnDirecto, Parejo forma parte del reducido club de jugadores con 30 o más goles y 20 o más asistencias al mismo tiempo en las últimas cuatro temporadas junto a estrellas de la talla de Messi, Suárez, Neymar, Cristiano Ronaldo, Bale o Benzema. 

Otro portal especialista en estadísticas de fútbol como www.ciberche.net (@ciberchenet) destaca que Dani Parejo jugó el sábado su partido número 199 en Primera con el Valencia y que marcó el gol número 320 de penalti de la historia del club en Liga. El capitán luce en el ejercicio 2017-18 siete goles (seis en Liga y uno en Copa) y ocho asistencias (seis en Liga y dos en Copa), siendo partícipe en 15 goles del Valencia.

El sábado en La Rosaleda consiguió su sexto gol desde el punto de penalti, donde suele ser infalible. El séptimo lo consiguió de lanzamiento de falta ante el Leganés en Mestalla. Ejecutor habitual del balón parado, la mayoría de los pases de gol han llegado desde la esquina alimentando así a sus críticos que opinan que solo es decisivo a balón parado.

Los equipos que han sufrido la puntería de Parejo han sido Málaga CF, Athletic Club, CD Leganés, Celta de Vigo, Girona FC, Levante UD y Real Zaragoza. Las asistencias del capitán fueron para Coquelin en La Rosaleda, Kondogbia y Rodrigo en el Villamarín, Zaza ante el Celta en Mestalla, Santi Mina ante Real Madrid y Levante UD también en Mestalla, Rodrigo ante el Real Zaragoza en La Rosaleda y Vietto frente a la Unión Deportiva Las Palmas en Valencia.

Marcelino está entregado a Parejo. El técnico asturiano lo convenció para quedarse y, a cambio, le ha dado todos los galones y lo empujado a liderar el vestuario. El impulso de Marcelino ha sido decisivo. Parejo parece más maduro en su rol de capitán y líder de grupo a diferencia de otros temporadas donde semejaba un cabecilla postizo y de papel. En este aspecto se aprecia una evolución. A punto de cumplir 29 años, lo hará el 16 de abril, empieza a ejercer de líder. Todo ello en medio de la controversia eterna sobre su jerarquía.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email