X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

morabanc andorra 87-69 valencia basket | liga endesa

La falta de motivación entierra a Valencia Basket en Andorra (87-69)

Con la cuarta posición asegurada, las bajas y los jugadores que regresaban, Valencia Basket ya espera en la Fonteta a su rival el próximo lunes en la Fonteta, el Herbalife Gran Canaria

24/05/2018 - 

VALÈNCIA. Valencia Basket no tenía ningún objetivo en la última jornada de liga regular. Con la cuarta posición y la ventaja de campo asegurada para los cuartos del playoff, el equipo taronja pecó de falta de motivación ante un MoraBanc Andorra sobrado de alicientes. Con esta victoria los del Principado ascienden a la sexta posición donde se enfrentarán al Barça Lassa. Valencia Basket abrirá los cuartos del playoff ante Herbalife Gran Canaria, que ha ganado su partido contra el Real Madrid, el próximo lunes a las 20:30 en la Fonteta. Lo mejor en el duelo de hoy fueron los regresos de Sam Van Rossom y Rafa Martínez y que el resultado de hoy no afecta en nada a un conjunto taronja que debe hacer borrón y cuenta nueva este fin de semana. 

Txus Vidorreta dio un vuelco al quinteto inicial con Sam Van Rossom, Joan Sastre, Fernando San Emeterio, Aaron Doornekamp e Ivan Buva. El partido arrancó con un ritmo de anotación bajo, tanto de Valencia Basket, que mandaba en el marcador, y sobre todo del MoraBanc Andorra. Las defensas se impusieron pero el conjunto taronja encontró espacios en la zona gracias a la clarividencia de San Emeterio y Sastre. En el equipo del Principado, Albicy en el juego exterior y Colton Iverson en la pintura eran quienes estaban sumando para los locales. Al conjunto taronja le faltaba fluidez. La pareja interior no convenció al técnico vasco e introdujo a Will Thomas y Tryggvi Hlinason, quien también tuvo dificultades. Rafa Martínez disfrutó de sus primeros minutos en pista tras regresar de su lesión. El cuarto acabaría con un marcador igualado pero con Valencia Basket tomando la delantera (16-20).

El equipo de la Ciudad del Turia salió desconectado tras el paso por el banquillo y encajó un parcial de 11-0, con cinco y tres puntos de los extaronja John Shurna y Vladimir Jankovic. Los andorranos se ponían por delante por primera vez y alcanzaron la máxima ventaja hasta el momento de 12 puntos tras conseguir un parcial de 20-4 en 6 minutos de cuarto. El bajón defensivo había sido abrumador. Vidorreta paró el tiempo y el equipo mejoró en consistencia atrás. A pesar de que continuaban con problemas para llegar a los triples liberados tras la rotación defensiva, aprovecharon el fallo de los locales para que Abalde redujera a 7 puntos a 2 minutos de cerrar el periodo. Esos minutos de lucidez fueron solo un amago. MoraBanc Andorra volvería a superar la barrera de los 10 puntos al decanso (43-32).

El conjunto de Joan Peñarroya estaba haciendo su juego y Valencia Basket, sin su tono defensivo habitual y falta de producción ofensiva. Se estaba empequeñeciendo. La falta de motivación de los taronja por la ausencia de objetivo se palpó también tras el paso por el vestuario. La renta de los andorranos llegaba hasta los 21 puntos. Los jugadores del Valencia Basket no llegaban a puntear los triples de un equipo cuyo porcentaje estaba por encima del 50%. Albicy estaba desatado. El equipo taronja perdido. Will Thomas frenó la sangría durante un momento con un triple, pero ni en pares ni en zona, el equipo de Vidorreta lograba frenar el poderío ofensivo andorrano. El ala-pívot de Baltimore era el único entonado. Poco a poco, empujados por el jugador taronja, el resto del equipo empezó a conectarse. Partiendo de la defensa y la captura de rebotes, Vives reduciría la desventaja a 12 puntos tras una canasta a tabla. El cuarto acabaría con una diferencia asumible de recortar para un Valencia Basket que estaba recuperando sensaciones (65-53). 

Pese a los esfuerzos del Valencia Basket, un Jelínek casi infalible desde el perímetro (5/7 en triples) impedía cualquier intento de remontada. Los de Joan Peñarroya siguieron gustándose. El resto de minutos fueron puro trámite pues la desventaja era inasumible y el esfuerzo no valía la pena, con la mirada puesta en el próximo lunes. Herbalife Gran Canaria ya esperaba al Valencia Basket.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email