X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

No es lo mismo avalar que pagar

22/03/2018 - 

ALICANTE. Nadie duda que el Elche superó el martes un gran escollo, al cumplir su compromiso de pago con la Agencia Tributaria.

Ahora bien, el impago de la primera cuota del convenio singular con el fisco para saldar su crédito privilegiado no hubiese provocado la cancelación automática del mismo. Seguro que habría habido al menos una segunda oportunidad para cumplir (desembolsando algo más por los intereses y recargos, eso sí), por lo que no cabía pensar en un hundimiento inmediato de la nave franjiverde, como alguno (que, por cierto, está demostrando que no siempre tiene el mismo interés en que cobre la Administración) pronosticaba días atrás.

Siguen habiendo otros escollos que sortear. Algunos gigantes en comparación con el citado y que van desde tener al día a la plantilla para que siga centrada en ganar los partidos y cumplir el objetivo de devolver al club al fútbol profesional y pagar también al resto de empleados, a cumplir con Iberdrola (para que no te corten el suministro, como le ocurrió el martes pasado al Murcia) o pagar al proveedor de la fruta que comen los jugadores tras entrenar... Son gastos corrientes que José Sepulcre y otros accionistas de referencia se han comprometido con el consejo a ayudar a afrontar también de aquí al 30 de junio y que todos juntos llevan al déficit de tesorería previsto (siempre que se llegue a jugar el 'play-off') de 1.600.000 euros (de los que hay que descontar ya los 223.000 abonados a Hacienda esta semana).

Ahora bien, la parte más importante del auxilio financiero al Elche por parte de "Pepe y amigos", prometido al consejo de administración y comprometido con el Instituto Valenciano de Finanzas con la presentación de 'comfort letter', es el aval para pagar la mal llamada 'multa de Bruselas' (no tiene nada de sanción, aunque sí es un castigo pagar ahora lo que te ahorraste en su día) que el banco del Consell exige en el marco de enajenación del derecho de crédito que mantiene contra la Fundación (porque esa deuda sigue a la venta, aunque todos miren para otro lado y con esto no solo me refiero a José Sepulcre, también a José Miguel Garrido).

Como adelantó Alicante Plaza hace un mes, desde el bufete Clayton & Segura le han advertido al Elche que el Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) se dispone a fallar sobre la petición de suspensión cautelar de la obligación de pagar los 4.100.000 euros que reclama la Comisión Europea. La estimación de este despacho, coincidente con la del que defiende los intereses en Luxemburgo del Hércules en este tema, es que en abril (mejor tarde que nunca) el TGUE resolverá si estima o no esa solicitud de adopción de medidas provisionales. Si Elche, Hércules y Valencia se llevan el que sería ya el segundo revolcón, iniciarán una carrera loca por lograr que la misma Administración a la que generaron un agujero millonario (no cubierto en el caso de blanquiazules y franjiverdes) les haga ahora el favor de conseguir que Bruselas cambie de la noche a la mañana y por tres clubes de fútbol del Levante español toda su política de recuperación, aceptando un pago fraccionado e incluso en especie y no en efectivo de una decisión de recuperación.

En el caso del Elche, comoquiera que aval no existe y teniendo presente el interés demostrado a la hora de la verdad en hacerse con la deuda de la Fundación no parece que vaya a aparecer en el próximo mes, se impone la pregunta de si ese auxilio económico de "Pepe y amigos" comprende solo avalar los 4.100.000 euros o también pagarlos... Puede parecer lo mismo, pero no lo es y quienes están implicados directamente lo saben muy bien.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email