X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

EL VALENCIA SONDEA EL MERCADO DE DELANTEROS VETERANOS PARA SU REDISEÑO DE LA plantilla

Se busca experiencia en ataque

La idea es contar con un jugador contrastado que acepte un rol muy determinado. El de aportar su bagaje en un número concreto de partidos, entre 20 y 25 por temporada, y aceptar jugar partidos específicos sin gozar de estatus de titular.

23/04/2018 - 

VALÈNCIA. El Valencia diseña su plantilla 2018-19 desde hace meses. El boceto para el curso que viene afectará a todas las líneas. Una de ellas es la delantera, sujeta a cambios por decisión del entrenador y dependiente de la necesidad de vender para equilibrar las cuentas.

El mercado internacional apunta hacia Rodrigo como el principal candidato del Valencia para abandonar el vestuario. El cuerpo técnico, reticente a su salida pero resignado ante la posibilidad de perderlo, trabaja junto a Pablo Longoria para buscar soluciones. Se buscan dos perfiles en el mercado. Uno, lógicamente similar al de Rodrigo, que, además, es independiente al traspaso del hispano-brasileño si, finalmente, se produce su salida. Marcelino quiere un punta similar porque la alternativa que tiene en plantilla, Vietto, no ha cuajado pese a sus buenos minutos, después de mucho tiempo, en Balaídos. El argentino era el escogido para acompañar a Rodrigo el curso que viene si hubiera rendido mejor. Hoy su compra despierta dudas y Longoria ya dispone de otras opciones que están siendo trabajadas. Tanto si sale Rodrigo como si se queda, ese trazo de punta es el que se quiere contratar. Los otros dos atacantes de la plantilla, Simone Zaza y Santi Mina, también están en venta. Y ambos son prescindibles para Marcelino.

El otro delantero no tiene nada que ver. Según la información de que dispone Plazadeportiva.com, el Valencia está sondeando en las últimas semanas un mercado diferente: el de los puntas con experiencia en Liga de Campeones. Mateu Alemany y Pablo Longoria han preguntado en ese bazar de delanteros. La idea es contar con un jugador contrastado que acepte un rol muy determinado. El de aportar su bagaje en un número concreto de partidos, entre 20 y 25 por temporada, y aceptar jugar una serie de partidos específicos sin gozar de estatus de titular. Marcelino entiende que para circular mejor por Europa su plantilla necesitará en determinados momentos de experiencia, un factor del que ahora carece. 

El diario Levante-EMV publicó recientemente que el Valencia había contactado con Fernando Llorente para conocer su predisposición a jugar en el Valencia y cuáles serían sus intenciones respecto al sueldo a percibir. Según este medio, el club estaría dispuesto a pagar 2'5 millones de euros a cambio del jugador de 33 años que no la rasca con Mauricio Pochettino en los Spurs. Llorente acaba contrato el  30 de junio de 2019 y entre sus aspiraciones para la próxima temporada está el regresar a España. 

El traspaso es asequible pero el inconveniente con Fernando Llorente que tendría que limar el Valencia sería la ficha del jugador. El delantero navarro percibe 75.000 libras esterlinas por semana, lo que al cambio, más o menos, supone una ficha anual de 4 millones de euros. El Valencia le pagaría un a cantidad menor para no volver a sobrecargar su fair play financiero como sucedió en la operación con Negredo, totalmente ruinosa para la entidad.

Otro veterano como Iago Aspas, delantero del Celta de Vigo, ha sido relacionado recientemente con el Valencia. El programa Onda Deportiva informó que estaba en la órbita de Marcelino para sustituir a Rodrigo. El de Moaña cumplirá 31 años en agosto y reúne ambos perfiles que busca el club actualmente.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email