X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

valencia basket | alberto abalde 

Abalde: “Lo que quiera el entrenador de mí lo haré con total normalidad”

El jugador de Valencia Basket ha promediado 12,2 puntos en Euroliga desde que su equipo se quedara sin bases y tuviera que asumir esa posición. Poco a poco el conjunto taronja empieza a recuperar a sus 'unos' y el gallego todavía no sabe qué rol ocupará cuando todos regresen

2/03/2018 - 

VALÈNCIA. El trabajo que está realizando Alberto Abalde a los mandos de Valencia Basket es encomiable. Desde el 19 de diciembre que se lesionó Guillem Vives y se unía a Antoine Diot en la lista de bases lesionados, el gallego estuvo ayudando a Sam Van Rossom en las labores de dirección. Desde el 26 de enero, hace poco más de un mes, fecha en la que el belga se sumó a la lista de bases caídos, Abalde lleva bajo sus hombros prácticamente todo el peso de la dirección de juego taronja. Y es que el fichaje de Sergi García para suplir la baja de Vives se transformó en una ausencia más en la posición de 'uno' por la lesión muscular del balear. A pesar de todo, Abalde no ha estado solo ante el peligro, pues ha contado con la inestimable ayuda para controlar el balón de jugadores como Fernando San Emeterio, Erick Green y Joan Sastre. "Estoy contento con mi rendimiento, todo el mundo me está ayudando mucho. Mis compañeros, mis entrenadores… Lo estoy haciendo bien e intentaré seguir a este nivel hasta que se recuperen todos nuestros bases", aseguraba a Plazadeportiva.com el gallego.

Un jugador de 22 años que vino en posición de alero se ha visto con la responsabilidad de dirigir a un equipo Campeón de Liga y medirse en duelos directos con los mejores bases de Europa. Y el puesto para nada le ha venido grande. Precisamente en Euroliga es donde mejores números está haciendo Alberto Abalde. En los últimos cinco partidos, desde que se lesionó Van Rossom, ha promediado 12,2 puntos, 3,6 rebotes y 3,2 asistencias. Contra el Khimki alcanzó 17 puntos y el pasado jueves, ante Brose Bamberg, anotó 18 puntos con 3/4 en tiros de dos y en triples. En Liga sus números bajan a 7,6 puntos por partido, 4,3 rebotes y 4,6 asistencias. Todo ello no sin momentos de gran dificultad. El gallego explicaba que "los equipos saben cómo estamos. Ahora ha vuelto Sergi, pero hasta ahora estábamos sin un base puro y me intentan hacer jugar incómodo". Afortunadamente, "con la ayuda de mis compañeros creo que nos estamos sobreponiendo a estas dificultades que nos ponen y estamos ganando muchos partidos", aseguraba el jugador un día después de consumar la quinta victoria en seis choques europeos en la Fonteta. 

El base lesionado que antes ha regresado es Sergi García, quien está poco a poco entrando en la rotación. Abalde señalaba que el balear está "bien" y que "él volvió de su lesión, volvió a recaer, y por eso también se está adaptando todavía al equipo pero es un jugador con mucho talento y va a ser muy importante en el futuro del equipo". El siguiente en regresar será Guillem Vives, en principio para el choque de mañana ante Herbalife Gran Canaria. El catalán fue operado hace un mes de su lesión de tobillo y Vidorreta quiere que empiece a tener minutos. A Van Rossom le quedan solo dos semanas para volver. Ante este panorama, y tras las aptitudes mostradas por Abalde en la posición de uno, queda la pregunta de qué rol asumirá el gallego cuando todos los bases hayan entrado en dinámica de equipo. Algo que él todavía no tiene en el horizonte: "No lo sé, no pensamos en eso pero lo que quiera el entrenador de mí yo lo haré con total normalidad". Con lo versátil y habilidoso que ha mostrado ser el jugador, difícilmente tendrá problemas en adaptarse a la nueva posición que Vidorreta le asigne, aunque tal vez no regrese a su posición inicial de alero, sino que el técnico vasco le pruebe como escolta. Aunque lo más probable es que dependa de las necesidades del equipo en cada momento

Mañana regresa la Liga Endesa tres semanas después con un Valencia Basket que ha dado la talla manteniéndose en segunda posición a pesar de las bajas. Ahora que el drama de la enfermería empieza a no serlo, el equipo puede mirar a lo que quede de temporada con mayor optimismo. "Vamos a ir paso a paso, creo que el objetivo ahora es seguir mejorando como equipo, integrar a los que vayan volviendo, formar un grupo más sólido aún y llegar fuertes al playoff", declaraba el gallego. A pesar de la prudencia de sus palabras, sí que admite que "para todas las dificultades que hemos tenido durante el año, hemos tenido un buen rendimiento, estamos en una buena posición". El regreso de los lesionados, para el jugador sin duda dará un salto de calidad al equipo: "Creo que cuando vayamos recuperando gente nos vamos a hacer un equipo aún más sólido, con menos esfuerzo en el equipo por tener más rotaciones. Eso nos va a oxigenar a todos un poco y creo que seremos mejor equipo".

Precisamente contra Herbalife Gran Canaria regresará Guillem Vives a la pista poco más de dos meses después y solo quedarán dos efectivos en la enfermería: Sam Van Rossom, con los días contados, y Antoine Diot. Sin embargo, Alberto Abalde continuará llevando la voz cantante, pues los bases Vives y Sergi García, necesitan seguir entrando en dinámica de equipo. Abalde aseguraba que el partido lo encaran con "buenas sensaciones después de la victoria" ante el Bamberg, pero conscientes de que regresan al escenario donde hace solo dos semanas caían inesperadamente en cuartos de la Copa del Rey ante Iberostar Tenerife: "Sí que es verdad que nos llevamos allí un chasco, que teníamos muchas ganas en la Copa, pero eso ya es agua pasada y preparamos un partido distinto contra el Gran Canaria de Liga. Sabemos que es muy importante acabar muy arriba para encarar bien el playoff contra un buen rival así que la motivación es máxima". 

Una motivación que está costando de encontrar lejos de la Fonteta y que quedó en evidencia, no solo en ese partido de la Copa, sino también en las cinco derrotas consecutivas a domicilio en Liga Endesa y las únicas dos victorias como visitante en Euroliga. Abalde admitía que "tenemos que dar un paso más de solidez defensivamente quizá. Creo que en la Fonteta, con la ayuda de la afición, que de verdad nos ayudan mucho, somos más sólidos en defensa. Defendemos los 24 segundos. Quizá por ahí pasa un poco la clave para ganar fuera de casa más partidos". En Euroliga todavía no se ha conseguido sacar ningún triunfo lejos de nuestras fronteras, una asignatura que el gallego asegura que esperan no suspender: "Ese es el objetivo que tenemos, nos tocan todavía algunos partidos fuera y esperemos ganar".

Alberto Abalde así como Sergi García, con quien este periódico tuvo la oportunidad de hablar hace una semana, son dos jugadores traídos a Valencia Basket con proyección de futuro. El balear, aseguró en su entrevista su deseo de convertirse en una leyenda taronja. Una idea, que al gallego tampoco desagrada: "Estoy contentísimo de estar en este gran club, es un gran paso en mi carrera y espero quedarme muchos años aquí". El base también mencionó que su "foco" es Rafa Martínez. Abalde, por su parte, destacó del de Santpedor que es "una persona espectacular y es importantísimo para el equipo, integrando a todos los nuevos, a los extranjeros y a la gente joven. Es el capitán y es clave en el equipo". Alberto y Sergi tienen en Rafa su 'Mesías' particular. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email