X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El Valencia CF cobrará, durante este año, 42 millones de euros por la venta de futbolistas

El club de Mestalla traspasó a sus jugadores con un plan de pagos a corto plazo que le permita tener liquidez para afrontar las diferentes complicaciones que puedan surgir a lo largo de la campaña

13/10/2017 - 

VALENCIA. El Valencia CF ha traspasado jugadores en las últimas campañas por valor de más de 150 millones de euros lo que ha permitido poder afrontar una reestructuración amplia de la plantilla este mercado estival que finalizó el pasado uno de septiembre donde el club de Mestalla gastó más de lo ingresado en una apuesta por recuperar el terreno perdido en el plano deportivo y equilibrar los gastos de plantilla en función del rendimiento ofrecido.

La entidad valencianista aceptó la salida de varios de los futbolistas que se consideraban claves sobre todo en el verano de 2016 cuando el club traspasó a Mustafi, André Gomes o Paco Alcácer pero donde la entidad acordó unas formas de pago a corto plazo para poder disponer de liquidez durante los años inmediatos.

Así pues, según se refleja en las cuentas oficiales del club de Mestalla, de los más de cien millones que el Valencia CF vendió el verano de 2016 (35 por André Gomes, 30 por Paco Alcácer y 40 por Mustafi) a la entidad valencianista únicamente le faltan por cobrar algo menos de 42 millones, que se terminaran de cobrar durante este ejercicio.

Pero este no será el único ingreso que podría llegar al Valencia CF en forma de los traspasos de futbolistas que el combinado de Mestalla todavía tiene pendientes de cobro 13,5 millones en concepto de variables acordados en los traspasos y que la entidad considera como "probables" de cobro. Es decir, estas son las variables denominadas fáciles en los traspasos y no estarían incluídas, por ejemplo, los 15 millones que el Valencia CF cobraría si André Gomes está nominado al balón de oro.

La falta de liquidez ha sido uno de los problemas que ha traído de cabeza a los dirigentes valencianistas en los últimos mercados, lo que les obligó a demorar diferentes operaciones de fichajes puesto que no se podía acudir a las negociaciones ya que no se podía ofertar grandes cantidades por no disponer de cash.

Las operaciones realizadas durante el verano de 2016 permitieron al Valencia CF pasar la campaña pasada sin apuros económicos lo que queda le permitió cerrar el ejercicio sin prácticamente necesidad de acudir a las líneas de crédito que la entidad mantiene abiertas con La Caixa y con Peter Lim.

Estas líneas de crédito se encuentran por si la entidad tiene una necesidad urgente de cash, algo que la pasada campaña no sucedió puesto que de los más de 81 millones que estaban disponibles (15,5 por parte de La Caixa y 56 por parte de Meriton) únicamente se utilizaron dos millones, proveniente de la línea de crédito de Meriton.

Por otra parte, el Valencia CF tendrá que hacer frente al pago de 27,5 millones por el mismo concepto, es decir, que el club de Mestalla tendrá que pagar a diferentes clubes dicha cantidad por los fichajes realizados, con lo que al final durante el año el club tendrá un saldo positivo de algo menos de 14 millones en cash, mas lo que pueda llegar por las variables.

En principio, el club tiene un flujo de caja suficiente para afrontar los pagos de la temporada y únicamente se vería en problemas si empiezan a llegar pagos imprevistos con respecto a las sanciones que están llegando a la entidad como la multa de la Unión Europa o las investigaciones realizadas por Hacienda.

En este aspecto, en la entidad esperan que Bruselas se pronuncie sobre la sanción de 23,3 millones de europor las ayudas ilegales del Gobierno y en caso de que sea desfavorable obligaría al club a depositar dicha cantidad en una cuenta a nombre del Reino de España mientras se resuelve el recurso definitivamente.

Con Hacienda, por su parte, el club mantiene otro contencioso. El fisco abrió una investigación por irregularidades en los ejercicios de 2010 al 2014 que terminó con una diferencia de 8,5 millones a la que la entidad hizo frente. Además, Hacienda ha propuesto una sanción de más de 3 millones por estas irregularidades que el Valencia CF ha recurrido pero que en caso de convertirse en firme será un nuevo pago imprevisto por parte del club de Mestalla.

Por este motivo, y en caso de necesidad, el Valencia CF tiene la confirmación de Peter Lim de que ayudará al club con liquidez usando la línea de crédito que hay abierta y de la que quedan por utilizar 54 millones de euros. Mientras esto se resuelve, el club de Mestalla ha encontrado en las ventas un poco de cash para afrontar la temporada.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email