X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

La marca paga 1'7 millones de euros pero negocia con el Real madrid un contrato de 100 por temporada

El Valencia se plantea no renovar con Adidas si no ofrece más dinero 

Si Adidas no acepta renegociar al alza las condiciones que se firmaron en el primer contrato de 2013, el Valencia no renovará su confianza con los alemanes y buscará otra multinacional del deporte con la que equiparse. La idea que maneja la entidad es la de tener acceso a un contrato que le proporcione un mínimo de 5 millones de euros.

23/01/2018 - 

VALÈNCIA. El Valencia está evaluando internamente estos días si sigue con Adidas o si busca otra espónsor técnico para equiparse en un plazo de año y medio. El club tiene que tomar una decisión en las próximas fechas ya que el contrato que le vincula a la marca expira el 30 de junio de 2019. Los dirigentes de la entidad consideran que la multinacional de ropa deportiva alemana paga muy poco actualmente por vestir a sus equipos que son punta de lanza y solo considera viable seguir con ella si ofrece un contrato superior al que hoy tiene firmado.

Actualmente Adidas paga alrededor de 1'7 millones de euros por vestir al Valencia tras el contrato que firmó Louis Vicente Dowens en 2013, meses después de que Amadeo Salvo accediera a la presidencia. Dowens, presunto gurú del marketing que salió del club por la puerta de servicio, rompió el contrato con Joma, la marca anterior que equipaba al club, previa indemnización y se decantó por serigrafiar el escudo del murciélago de Mestalla en las prendas alemanas. El portugués cambio la localidad de Portillo en Toledo por la de Herzogenaurach en Alemania buscando más glamour.

Más glamour, tal vez, pero menos dinero, también. Joma pagaba un fijo anual de 3'5 millones de euros más 500.000 euros en ropa deportiva para el primer equipo y las categorías inferiores. Adidas no llega ni a la mitad con un contrato de cerca de 1'7 millones en el que no está obligado a aportar la ropa para vestir a la escuela.

Tras la marcha de Dowens, Peter Draper tuvo la opción de romper el contrato con Adidas y cerrar un acuerdo con otras empresas del sector interesadas. Existía una cláusula en el contrato con la marca alemana por el cual hasta febrero de 2016 el Valencia podía negociar con otras multinacionales y presentarle las cifras del acuerdo a Adidas, que si estuviera interesada en seguir tendría que igualar las condiciones del acuerdo al que habría llegado el Valencia con la competencia. Draper no explotó esa cláusula finalmente y el Valencia, hoy, sigue vinculado con los alemanes hasta junio de 2019.

Cuando el Valencia dio el paso para rescindir con Joma, Dowens argumentó que el desnivel económico entre un contrato y otro se compensaría con un incremento notable en la venta de camisetas y ropa oficial provocado al pasar a vestir una marca de primer nivel. Equiparse con Adidas supondría dar el salto al mercado internacional, potenciaría la marca del club en el extranjero y, al mismo tiempo, abriría nuevos mercados para llegar a más consumidores. El club iba a la caza de ingresos extraordinarios en concepto de royalties (un pago que se efectúa al Valencia en función de los ingresos que genere en la venta de artículos, que con Joma era superior al diez por ciento). Cuatro años después la expansión no ha traído grandes beneficios.

UN CONTRATO MÍNIMO DE 5 MILLONES

Si Adidas no acepta renegociar al alza las condiciones que se firmaron en el primer contrato de 2013, el Valencia no renovará su confianza con los alemanes y buscará otra multinacional del deporte con la que equiparse. La idea que maneja la entidad es la de tener acceso a un contrato que le proporcione un mínimo de 5 millones de euros alegando, entre otras razones, la recuperación del equipo, la posibilidad de jugar en Europa la próxima temporada y el incremento en un 22% de las ventas de las camisetas oficiales en el periodo comprendido entre julio de 2107 y enero de 2018 como publicó Plazadeportiva.com el vienes pasado. El prestigio que ha recuperado el equipo supone una de las bazas que pretende explotar el club para lograr un mejor contrato.

El Valencia conoce que obtener mejores cifras de Adidas es complicado ya que el esfuerzo de los alemanes en España está centrado en el Real Madrid y en la selección española. La marca y el equipo blanco están negociando un nuevo contrato que le podría proporcionar al equipo de Florentino Pérez cerca de 100 millones por temporada. En la Premier, la marca ya le paga al Manchester United 100 millones por campaña.

Con el resto de equipos españoles la inversión de Adidas es menor y no es prioritaria. En el club son pesimistas respecto a que la marca de las tres bandas puje fuerte por seguir. Eso ha empujado al Valencia a abrir otras ventanas. Por eso ha elaborado un estudio de mercado y ha sondeado a otras marcas.

OTRAS MARCAS SONDEADAS

Hoy, volver a Nike es complicado por motivos similares. El esfuerzo de los americanos en nuestro país está centrado en el Barça, con el que renovó su acuerdo en mayo de 2016 por una cantidad astronómica. El Barça percibió la campaña pasada, entre fijo y variables, unos 105 millones de euros que se pueden convertir en 155 millones de euros este curso. En la Premier, el Chelsea recibe de los de Oregón 80 millones.

Recuperar las equipaciones de Joma es factible. El Valencia podría conseguir el contrato que persigue o uno similar con la empresa toledana, con la que mantiene buenas relaciones pese a que Dowens rompió el acuerdo anterior. Puma, Under Armour o New Balance son otras posibilidades que maneja el departamento comercial para no acudir de nuevo a Joma. 

Hace unos meses Under Armour era una empresa que sondeó el departamento comercial blanquinegro que la observa viable aunque, al mismo tiempo, cree que no acaba de decidirse por arriesgar fuerte por el fútbol. La compañía, también estadounidense, apostó por varios equipos de la Premier para desembarcar en el fútbol europeo. Equipa al Southampton y al Aston Villa pero ha perdido la joya de la corona que era el Tottenham Hotspur. De momento, no se han atrevido con ningún club de la Liga. El Valencia podía ser una buena puerta de entrada.

Una marca más asentada en el fútbol como Puma es otra opción. Puma lleva al Arsenal, al Leicester o al Newcastle y tiene más tradición de uniformar a equipos de fútbol. De hecho, la marca del puma ya vistió al Valencia a principios de los 90. En España solo equipa al Eibar. En el club de Mestalla creen que habría interés.

New Balance también está entre las compañías sondeadas. En España es el espónsor técnico del Sevilla FC y el Athletic Club de Bilbao pero su equipo principal está también en la Premier. El Liverpool es cabeza de la marca. Los de Boston son otra posibilidad que se va a negociar.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email