X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

españa 58-46 bélgica | amistoso preparación mundial

España se luce ante Bélgica con una Fonteta entregada (58-46)

El combinado nacional remontó un mal primer cuarto, para después dominar a su rival el resto del partido y llegar a la final del Torneo que disputará mañana a las 21 contra Francia en el Pabellón taronja

31/08/2018 - 

VALÈNCIA. La Selección Española Femenina de Baloncesto venció a Bélgica tras remontar un mal primer cuarto y dominar el resto del partido. El combinado nacional se lució ante una Fonteta con alrededor de tres mil aficionados que se rindieron ante las chicas de Lucas Mondelo, con una actual jugadora del Valencia Basket, Tamara Abalde, y una ex muy querida del Ros Casares, Laia Palau. Con esta victoria, la selección jugará mañana la final de este Torneo disputado en Valencia a las 21 contra Francia, que ha ganado el duelo previo contra Letonia. Tamara Abalde, pese a que disputó pocos minutos, tuvo la oportunidad de presentarse ante buena parte de la afición valencianista, antes de hacerlo vestida de taronja. 

El conjunto dirigido por Lucas Mondelo saltó a pista con el quinteto formado por Laia Palau, Leo Rodríguez, Marta Xargay, Laura Gil y Laura Nicholls. La españoles comenzaron el partido con dificultades para encontrar el aro ante una gran defensa de las belgas, que aprovecharon en ataque para poner un parcial de 1-9 en los cuatro primeros minutos de partido. No sería hasta casi transcurridos los cinco minutos de encuentro cuando Xargay anotó la primera canasta en juego. Sin embargo, el equipo belga estaba haciendo mucho daño en el pick&roll. 

Pasado el ecuador del primer cuarto, el combinado nacional se empezó a sentir más cómodo y recortó a dos puntos tras una gran canasta de Xargay. Pero las jugadoras belgas reaccionaron tras el tiempo muerto de su entrenador. Volvieron a cerrar bien el rebote, defendiendo y ejecutando a la perfección sus jugadas en ataque, que casi siempre acababan con una jugadora sola bajo canasta. España estaba teniendo muchos problemas tanto en ataque como en defensa, que quedaron en evidencia en el marcador transcurridos los diez primeros minutos (12-23).

Belén Arrojo se erigió como una de las protagonistas en el inicio del segundo periodo. La alero era la máxima anotadora española hasta el momento y lideró un parcial de salida de 14-0, acompañada por una gran María Conde, que daba la vuelta al partido y ponía a las españolas por primera vez por delante. Laura Nicholls y, en general, todo el equipo estaban haciendo un trabajo espectacular en defensa y en la captura de rebote. Las belgas frenaron esa sangría con un 2+1 que Julie Allemand le saca a Bea Sánchez. Afortunadamente, Leo Rodríguez, que estaba inmensa, colocó con un triple la máxima renta en 7 puntos al final del segundo cuarto (34-27). Las españolas cerraron un gran cuarto con un parcial de 22-4.

Tras el descanso, Arrojo siguió haciendo de las suyas y encontró a una gran aliada en el poste bajo: Laura Gil. El marcador sufrió pocas variaciones durante parte del cuarto. Hasta que en la recta final, la ventaja llegó a los 11 puntos tras una magnífica penetración en carrera de Queralt Casas. España seguía manteniendo el nivel pese a que Bélgica había mejorado levemente sus prestaciones respecto al segundo periodo. El cuarto acabó con un buen colchón para las jugadoras de Mondelo de cara a afrontar los últimos diez minutos (48-37).

Entre las pívots Laura Gil y Bea Sánchez se encargaron de contener a las belgas en el último cuarto, que veían cómo a 4 minutos del final del partido estaban con 12 puntos de desventaja. Ante este panorama, empezaron a correr en contraataque y a hacer daño, obligando a Mondelo a parar el tiempo cuando la ventaja se redujo a 8 puntos. El gran talón de Aquiles de las españolas, además de los tiros libres, fueron precisamente los contraataques. Pases demasiado largos o mal medidos que casi siempre acababan saliendo por la línea de fondo o interceptados por la defensa belga. Algo que finalmente no afectó en el devenir del encuentro que acabaría con victoria española y una Fonteta rendida a los pies de las jugadoras de la selección con una calurosa ovación al final del partido (58-46). 


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email