X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

OPINIÓN

La Copa demuestra las carencias de este equipo

Hasta ahora hemos soñado con acabar en puestos Champions... pero yo ahora si no llegan más fichajes pensaré que la Liga de Campeones es una utopía, un sueño que se te escapa de las manos.

5/01/2018 - 

VALÈNCIA. Todo quedó en evidencia en el partido de ida de Copa del Rey disputado el miércoles por el Valencia en el campo de la Unión Deportiva Las Palmas. Sin tres titulares fundamentales. Sin Parejo, Rodrigo y Guedes hasta la segunda parte, el Valencia ofreció una imagen de equipo vulgarote, del montón, y eso que jugaba contra el colista de Primera División. ¿Qué el árbitro tampoco ayudó al Valencia? Pues no, no ayudó, pero tampoco debemos tomar ese detalle como un significado de lo que vimos. Y lo que vimos, queramos o no ser sinceros con nosotros mismos, fue un Valencia desdibujado y apático con los teóricos suplentes. Es más, un colista de la Liga de firma clara y rotunda, un equipo que solo ha logrado tres victorias en lo que llevamos disputado de campeonato, estuvo a un paso de ganarle al Valencia que solo cambió de cara en la segunda parte. 

La primera, seamos sinceros, tuvo dos detalles importantes. El primero es obvio: el colista de la Liga le tuvo contra las cuerdas. Y la segunda también es obvia y mira al futuro: el Valencia tiene una plantilla demasiado justita para acabar en puestos Champions al acabar la temporada. Y eso es grave para un equipo que únicamente tiene a trece o catorce jugadores para afrontar este envite.

LO DE VIETTO

Y sí, lo de Vietto parece un refuerzo interesante pero escaso en estos momentos. Este equipo necesita muchas más cosas. Aplaudo el trabajo de Marcelino y Alemany -o Alemany y Marcelino, pónganlo en el orden que quieran- para formar un equipo justito antes de que comenzara la temporada. El cambio fue notable y positivo. Pero hoy en día, que ya sabemos que el fútbol marcha día a día y a toda leche, eso parece insuficiente. El Valencia actual debe tener una plantilla más ancha si queremos tener objetivos realmente interesantes. Y el fichaje, que yo espero que con Marcelino sí que rinda aunque sea insuficiente, es ni más ni menos que un descarte de un Atlético de Madrid que acaba de incorporar a dos futbolistas en principio de mayor valía que Vietto. Y el Atlético, tal como está la clasificación en estos momentos, es un serio rival para lograr la Champions y no un equipo que deja un jugador para que tú le puedas robar la Champions a ellos. Es decir, digo sí a lo de Vietto pero digo no a quedarnos con un equipo apañadito y justito... algo que quedó patente ante la Unión Deportiva el pasado miércoles.

FALTA DE ACTITUD

Y miren, si yo considero que la plantilla está justita para alcanzar los objetivos que tiene por delante, existe otra cosa, existe eso de la actitud, que Marcelino debe corregir en un visto y no visto si no quiere llevarse más sorpresas desagradables de aquí al final de curso. Existen jugadores que sí valen pero a los otros, a muchos, yo los valoro más por su implicación que por su calidad. Y eso tristemente es lo que vimos ante el colista de Primera División en esa primera parte para olvidar. El Valencia no dio la talla ni puso lo necesario para dar la talla. Y ojo, que hablamos del colista, del hasta ahora peor equipo de Primera División, y ese equipo te sacó los colores en una primera mitad francamente para olvidar y para corregir. Marcelino tiene faena por delante. Hasta ahora hemos soñado con acabar en puestos Champions... pero yo ahora si no llegan más fichajes pensaré que la Champions es una utopía, un sueño que se te escapa de las manos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email