X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

valencia basket

La Fonteta necesita revivir en Euroliga frente a Zalgiris

Valencia Basket está agotando sus últimas balas en la competición continental tras la abrumadora derrota contra el Real Madrid y una victoria hoy podría ser clave para seguir a flote

21/12/2017 - 

VALÈNCIA. Valencia Basket dio un pequeño paso hacia delante en el triunfo del pasado domingo frente a Guipúzcoa Basket. El martes dio tres pasos hacia detrás ante el Real Madrid. Contra el Estrella Roja, como en tantos otros partidos, el conjunto taronja tuvo opciones de ganar aunque al final acabara remontado por el rival. Pero en el Wizink Center ni siquiera buscó esas opciones, aún teniéndolas a pocos minutos del final, bajando los brazos antes de tiempo.

El conjunto taronja recibe hoy al Zalgiris Kaunas con una dura losa de nueve derrotas consecutivas y atascado en un pozo cada vez más profundo. El puesto 15 de 16 acoge actualmente a Valencia Basket con un balance de tres victorias y diez derrotas. Ya van casi dos meses sin saber lo que es ganar en Euroliga. La falta de confianza y también las bajas están haciendo mucho daño a los de Txus Vidorreta pues, cada vez que recuperan jugadores, hay alguno que se lesiona. 

Así ocurrió en el partido contra el Real Madrid cuando en el segundo cuarto Tibor Pleiss sufrió un golpe en la cara por parte de Luka Doncic que le mantuvo fuera de pista durante buena parte de la cita. Guillem Vives también se resintió de la lesión en el tobillo que lleva forzando desde hace semanas y no pudo volver a jugar a partir del tercer cuarto. Valencia Basket solo tenía un base en la plantilla, Sam Van Rossom, y tuvo que echar mano de Erick Green en la dirección de juego. Estas circunstancias y el hecho de que al equipo le está costando encontrar un sistema de juego forman un cóctel molotov que explican la dramática situación de los taronja.

El catalán, por tanto, será duda hasta el último momento por esa bursitis en el tobillo izquierdo y su ausencia pondría muchos problemas en la dirección de juego taronja. Y es que Valencia Basket sigue sin poder contar con Sergi García y Antoine Diot. Tampoco estarán, un partido más, Latavius Williams ni Joan Sastre. Quien sí que estará será Tibor Pleiss, quien asegura: "me siento bien, estoy preparado para el partido.

El pívot alemán admitía que es un duelo "muy importante para nosotros" para el que "tenemos que estar preparados". El jugador de Valencia Basket está convencido de que "vamos a dar lo mejor de nosotros mismos para romper esta mala racha en casa y volver a ganar en la Euroliga en la Fonteta". Un hito para el que será fundamental el apoyo de la afición: "espero que nos den esa energía extra que nos va a hacer falta para ganar este partido y podamos dedicarles una victoria que sea el inicio de un cambio en nuestra situación actual”.

Zalgiris Kaunas llega en un momento mucho más dulce que los taronja. Han sido la gran sorpresa de la Euroliga, pues no son uno de los equipos habituales entre los ocho mejores y ocupan en estos momentos la quinta plaza de la competición. Llegan con una racha de cuatro victorias consecutivas y, en una de ellas, asaltaron la pista del Fenerbahçe, el vigente campeón europeo. 

Pleiss señala que "tenemos que encontrar la forma de parar esta racha de victorias que lleva el Zalgiris ahora mismo. Nosotros estamos justo en el otro lado, llevamos mucha derrotas seguidas, necesitamos una victoria para darle la vuelta a esto y tratar de empezar nuestra propia racha ganadora". Y la única manera de conseguirlo ante el equipo dirigido por Jasikevicius es siendo "agresivos", jugando "duro" y haciendo "que para el rival sea muy complicado sacar la victoria de nuestro pabellón".

Valencia Basket tratará de mantener los buenos precedentes contra equipos lituanos en la Fonteta, que nunca han conseguido sacar una victoria en territorio valenciano. El conjunto taronja necesita prolongar ese historial con la esperanza de mantenerse a flote en la competición continental. El Top 8 de la Euroliga queda ahora más lejos que nunca con una diferencia de cuatro victorias con el equipo que ocupa esa octava plaza. Una más podría obligar a Valencia Basket a replantearse sus aspiraciones europeas. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email