X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

La histeria taronja en Euroliga se prolonga tras caer en Barcelona (89-71)

El Valencia Basket volvió a salir a la pintura sin ideas ni acierto y encadena su cuarta derrota consecutiva en competición europea

17/11/2017 - 

BARCELONA (Enviada Especial). La mala racha del Valencia Basket en Euroliga se confirma tras la desastrosa derrota en el Palau Blaugrana ante el FC Barcelona Lassa por 89 a 71. Una producción ofensiva pobre y una defensa insuficiente no pudieron contra un Barça muy acertado e intenso. El domingo por la tarde se repite el duelo y el Valencia Basket debe cambiar el chip e intentar que esta dinámica en Europa no afecte a la Liga Endesa, en la que los taronja van líderes empatados con el Real Madrid. 

El conjunto dirigido por Txus Vidorreta saltó a la pista con un quinteto formado por Sam Van Rossom, Erick Green, Joan Sastre, Fernando San Emeterio, y Tibor Pleiss. Sin embargo el norteamericano fue cambiado al minuto y medio de partido pues en los planes del técnico estaban poner a Aaron Doornekamp en su lugar, pero un error de la mesa obligó a sacar a Green. 

Los primeros minutos de partido estuvieron dominados por el Barça Lassa. Un gran acierto de Moerman desde la línea de tres empezaba complicando las cosas a los taronja, pero un triple de San Eme y un 2+1 de Pleiss acercaban de nuevo a los valencianos (11-9). A los 6:20 minutos de partido salía Pierre Oriola a enfrentarse por primera vez a su ex-equipo, al mismo tiempo que Guillem Vives saltaba a la pista para cumplir 200 partidos con la camiseta taronja. Tras unos minutos difíciles, un triple de Will Thomas desahogaba a los de Vidorreta (19-16). A pesar del acelerón blaugrana con triple de Oriola incluido, el primer cuarto acabaría con un 24-18 en el marcador.

El segundo cuarto lo inauguraba Doornekamp y a continuación Green, recortando desde 6 metros (24-22). Pero poco después, dos triples de Koponen y uno de Oriola obligaban a Vidorreta a parar el tiempo (33-24). Los de Sito Alonso continuaban intratables en ataque. El Valencia Basket intentaba recortar sin éxito y una canasta más tiro adicional de Tomic aumentaba la renta blaugrana a los 10 puntos (40-30). La desesperación del Valencia Basket se plasmaba en ese momento en una antideportiva de Van Rossom seguida de un triple de Pau Ribas que obligaba de nuevo al entrenador del Valencia Basket a pedir tiempo muerto y un poco de calma (45-32). Un parón que de poco sirvió, pues los taronja seguían sin estar acertados y el Barça continuaba agrandando la brecha hasta los 15 puntos. Un ataque taronja sin ideas y agotando posesiones no consiguió acercarse a los blaugrana al descanso, que además ponía océano de por medio con un triple sobre la bocina de Pressey (50-32). 

El descanso fue un soplo de aire fresco para el conjunto de Vidorreta. Dos triples consecutivos de Vives y Sastre reducían levemente la sangría del Barça (56-42). Que sin embargo siguió con un gran acierto de triple y un Sanders golpeando desde la pintura (63-44). Aunque el ataque taronja se iba desengrasando poco a poco, la defensa todavía no estaba al nivel deseado. La entrada de Van Rossom y Damjan Rudez en pista permitió al Valencia Basket reducir la brecha, y es que un 3+1 del nuevo fichaje ponía el 67-54 en el marcador. Un soplo de esperanza para el equipo valenciano que se empezaba a creer la remontada. Pero Pressey volvía a anotar sobre la bocina, esta vez de dos, dejando el inicio del último cuarto con un 71-56. 

Los últimos 10 minutos comenzaban con los 5 hombres taronja que terminaron el tercer cuarto: Van Rossom, Green, San Emeterio, Rudez y Dubljevic. El montenegrino no pudo empezar de mejor forma la recta final del partido colgándose ante Tomic (71-58). Parecía que los nervios se apoderaban de los blaugrana pero Oriola les devolvió la ventaja para ellos con tres canastas consecutivas (77-60). Los buenos primeros minutos de cuarto del Valencia Basket no fueron sino un oasis, pues no tardaron en volver a los ataques sin sentido. Una canasta más, esta vez en transición de Pau Ribas, exigió que Vidorreta parara el tiempo a 5 minutos del final. Tiempo muerto al que le siguió un robo y mate de Pressey que ponía la ventaja en 21 puntos. Momento en el que los taronja reaccionan. Pleiss se cuelga del aro, triple de Rudez y Sito Alonso para el partido (81-65). El Barça tenía la victoria en bandeja y el Valencia Basket dejó de creer. A un minuto del final la ventaja era de 22. Dos triples de Erick Green al final del partido no consiguieron maquillar el resultado, que acabó 89-71.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email