X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

valencia basket 60-66 ensino lugo | fase ascenso

La presión puede con el Valencia Basket en el primer partido (60-66)

La falta de acierto exterior fue una losa para las taronja frente a la efectividad del Ensino Lugo a pesar de la reacción en el último cuarto y ahora están obligadas a no fallar en los próximos partidos 

26/04/2018 - 

VALÈNCIA. El Valencia Basket femenino hoy perdió su esencia durante 30 minutos. En los últimos 10 la recuperó pero no fue suficiente para superar al Ensino Lugo a pesar de la reacción en el primer partido de la Fase de Ascenso. El equipo de Rubén Burgos estuvo desquiciado en ataque e impotente en el rebote, encontrando únicamente en la primera parte a las pívots Meiya Tirera y Ana Pocek. En el último cuarto con 15 puntos de desventaja, María Bettencourt y Snezana Aleksic reconciliaron al Valencia Basket con el acierto. Pero no fue suficiente. Este es el único tropiezo que se pueden permitir las taronja para lo que queda de eliminatoria. Las chicas valencianistas disfrutaron del calor de más de 5.000 personas, que apretaron junto a ellas en los momentos finales aunque finalmente salió cruz.

Valencia Basket salió de inicio con Snezana Aleksic, Maria Bettencourt, Irene Garí, Ana Pocek y Meiya Tirera. Valencia Basket salió muy frío a pista. Demasiado. El equipo de Rubén Burgos encajó un parcial de salida 0-8 y, a pesar de que Pocek y Tirera intentaron a meter a sus compañeras en el partido, Britany Miller y Regina Gomez elevaron la primera ventaja visitante a 10 puntos. Las jugadoras gallegas estaban anotando demasiado fácil y la defensa taronja estaba todavía bajo mínimos. Las pívots taronja eran las únicas que estaban respondiendo en ataque. Poco a poco Valencia Basket fue encontrándose. A medida que las taronja mejoraron la intensidad atrás, empezaron a correr y a encontrar espacios en ataque. Un parcial de 8-0 las colocó a solo dos puntos del Ensino Lugo. Sin embargo, el equipo de Rubén Burgos no consiguió completar la remontada, pues se cargaron de faltas y las gallegas aumentaron las distancias desde el tiro libre para acabar el primer cuarto con nueve puntos de ventaja (13-22).

La pájara continuó en el segundo periodo. Nada tenía que ver el Valencia Basket que estaba en la pista con el que se ha visto en la recta final de esta temporada. Miller estaba destrozando a las taronja bajo el aro y el Lugo estaba superando con creces a las de Rubén Burgos en el rebote. Uno de los grandes males junto a la falta de acierto que llevaron a las visitantes a alcanzar una renta de 15 puntos. Ante la poca efectividad, Valencia Basket se encomendó a lo único que le estaba funcionando en los minutos buenos del equipo: correr en contraataque y encontrar a sus pívots bajo el aro. Con Miller fuera de combate con tres faltas, el conjunto taronja fue recortando con Pocek y Tirera como líderes. A pesar de la reacción, Valencia Basket fue incapaz de recortar. La falta de acierto exterior y los triples de las rivales estaban haciendo mucho daño al descanso (29-41).

La tónica del partido, por desgracia, no cambió tras el paso por vestuarios. La máxima renta del partido para el Lugo llegó a los 21 puntos después de un parcial de 10-0. Pareció entonces que las jugadoras taronja se daban cuenta de lo que estaba en juego, pero la presión era ya muy grande. Pese al parcial de 6-0 en el que Bettencourt reencontró a las valencianas con el triple, era casi imposible reducir distancias ante un equipo que lo anotaba prácticamente todo. Miller, Roundtree y O’Dwyer superaban la decena de puntos, mientras que en Valencia Basket solo habían anotado cuatro jugadoras. El tercer cuarto acabó con un duro reto para las de Rubén Burgos por delante, aunque nada imposible de conseguir (41-56).

Valencia Basket no dio el partido por perdido ni mucho menos y, empujado por una Fonteta muy entregada recortó a 11 puntos gracias al acierto de Aleksic y Bettencourt a 5 minutos del final del partido. Con la expulsión de Miller, el conjunto taronja tenía más posibilidades en la pintura. Tras tres cuartos terribles de Aleksic, la base taronja reapareció para hacer creer en el milagro. Con 12 puntos de la jugadora en ese periodo, a 2 minutos la desventaja taronja era de solo 6. Sin embargo, los siguientes ataques no acompañaron al Valencia Basket. Los errores en los cuartos anteriores pasaron factura y el corazón no fue suficiente. Lugo se llevó el primer partido.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email