X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Lim, Mateu y Anil más de tres horas de comida para cuadrar números

El plan pasaba por conseguir recuperar deportivamente al equipo y con Marcelino y la plantilla conformada creen haber logrado ese objetivo. Ahora, toca preparar la junta, explicar algo sobre el nuevo Mestalla y prepararse para la subida de la cuesta económica del próximo ejercicio 

12/09/2017 - 

VALENCIA. El máximo accionista del Valencia CF, Peter Lim, ha aprovechado su visita a la ciudad de Valencia para conocer de primera mano todos los detalles que durante la mayoría del tiempo tiene que conocer a través de informes escritos, y otras muchas a través de mensajes de texto de sus personas de confianza en Valencia. 

El asiático aterrizó en la ciudad el pasado sábado cono el tiempo justo para ir a comer y posteriormente presenciar el partido ante el Atlético de Madrid en su palco privado. Posteriormente se marchó a su hotel, ha cambiado el que siempre había frecuentado cuando venía a Valencia por uno de los más exclusivos de la ciudad en primera línea de playa. El sábado, cenó junto al presidente Murthy y al consejero Kim Koh,  fue el domingo cuando degustó un buen arroz junto al cuerpo técnico, encabezado por Marcelino García, además del director general, Mateu Alemany y el presidente, Anil Murthy. 

Este lunes era su último día en la ciudad porque este martes tiene previsto volar a primera hora de la mañana hacia Barcelona donde en principio estará por la noche para presenciar en directo el Barça-Juventus de la Champions League. Ese último día, Lim, aprovechó como los anteriores para seguir tratando de cerca con las personas en las que ha depositado toda su confianza para conseguir virar el rumbo de su proyecto al frente de la entidad de Mestalla. 

A primera hora de la mañana recibió la visita en su hotel del presidente Murthy, con el que estuvo hablando tranquilamente a la vista de otros huéspedes del hotel antes de citarse para comer en un conocido restaurante cercano a las oficinas del club. Puntal a la mesa, a las tres de la tarde llegó Lim junto a su esposa al restaurante en el que le esperaban Murthy y su mujer, Kim Koh, Mateu Alemany y una pareja que según las fuentes consultadas se trataban de unos amigos del asiático que no tenían nada que ver con el club. 

Resultó llamativo ver salir del restaurante a Lim junto a esta pareja, y al supuesto amigo de Lim con una carpeta llena de documentos. Desde el club le aseguraron a esta redacción que no se trataba de nada importante y que como otros muchos amigos del máximo accionista simplemente había tenido conocimiento de la posible operación inmobiliaria que tiene diseñada el Valencia CF con el nuevo estadio de Mestalla y la información que se le está otorgando a muchos operadores interesados en vender la parcela del viejo Mestalla. La comida se alargó por espacio de tres horas y media, pero Alemany abandonó la comida sobre las cinco y media de la tarde con dirección a las oficinas del club. 

Lim se ha empapado durante este fin de semana de todo lo que se está llevando a cabo en el club y ha marcado junto a sus personas de máxima confianza en la gestión diaria, Alemany y Murthy, los pasos a seguir en los próximos meses. Lo principal era recuperar el equipo y están convencidos de que ese primer paso se ha logrado. Ahora bien, el siguiente paso es estabilizar las cuentas de la entidad. El club afronta una temporada clave para el futuro económico de la entidad porque el desfase económico es importante esta campaña y porque lo será mucho mayor el próximo curso que será el primero en el que habrá que comenzar a amortizar capital de los préstamos con Bankia y La Caixa. El club pasará de unos 3 millones de gastos financieros a unos 25 la próxima temporada. 

Además, el club ha puesto desde hace meses en marcha un plan para intentar vender la parcela del viejo estadio de Mestalla. Son muchos los operadores con los que se ha hablado para intentar encontrar un comprador que provocaría que el club obtuviera la liquidez necesaria para poder finalizar el nuevo estadio. Lim se comprometió a finalizar el nuevo estadio en 2019 y ese compromiso no se cumplirá. Ahora bien, dentro de dos meses llegará la junta general de accionistas y ahí está previsto que la entidad de datos concretos sobre la idea que se tiene con el nuevo campo. El club trabaja buscando alternativas para poder acabar el nuevo Mestalla pero de momento son sólo alternativas y nada firme. 

El plan del verano pasaba por construir un equipo que recuperara la ilusión de la gente. Ahora, con eso logrado, los gestores trabajan pensando en la economía porque la cuesta se empieza a empinar en breve y o se entra en Champions o será muy complicado poder cuadrar los números, sin vender a los mejores jugadores, para poder hacer un equipo competitivo. Peter Lim lo sabe, y ha aprovechado al máximo el fin de semana para reunirse con la gente en la que ha confiado para sacar adelante el club. Aseguran desde el club que este año será mucho más habitual ver al singapurense en la ciudad. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email