X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

VALENCIA BASKET

Miki Vukovic: "Hicimos algo que no ha hecho nadie en España"

El entrenador que llevó a Valencia Basket a conseguir la Copa del Rey del 98 y Víctor Luengo, el capitán del equipo en ese momento, se reúnen para rememorar el 20 aniversario del primer título en la historia del club 

2/02/2018 - 

VALÈNCIA. Víctor Luengo y Miki Vukovic. Miki Vukovic y Víctor Luengo. Dos nombres que ya están arraigados en la historia de Valencia Basket. El entrenador del equipo que consiguió el primer título de la entidad taronja con la Copa del Rey del 98 y su capitán se han reunido para recordar ese glorioso día en Valladolid.

El 'Maestro' tenía muchas batallas que contar pero comenzó agradeciendo a "jugadores, directivos, club y aficionados porque empezamos a crear un equipo en el que crecimos todos juntos e hicimos algo que no ha hecho nadie en España". Un equipo formado por jóvenes entre 18 y 21 años se alzaron con la Copa del Rey y "por primera vez un equipo debutante ganaba el título y hasta el momento solo nosotros", recuerda Vukovic. Pero es que además, "el mejor jugador fue Nacho Rodilla", cuando "pocas veces fue mejor jugador de la Copa del Rey un español", y "el capitán era Víctor, Luengo, el capitán más joven que ha tenido el club y de los más jóvenes de España". El jugador tenía solo 24 años. Una juventud que tenía también el club, con solo 12 años de vida. Por todo esto, el 'Maestro' asegura que la Copa del Rey del 98 de Valencia Basket "va a quedar en la historia del baloncesto español".

Nadie mejor que Víctor Luengo conoce lo que es conseguir algo tan trascendente para el club de su vida: "Que pasen 20 años de un título nos hace pensar lo importante que fue lo que conseguimos en ese momento". Pues el eterno capitán taronja destaca que desde aquella Copa del Rey del 98, "hemos estado en muchas finales y se nos ha resistido un título que no hemos vuelto a conseguir después de 20 años". Y tras esas dos décadas, "que el club tenga la deferencia de hacernos este sentido homenaje, como capitán, en nombre de la plantilla, nos llena de orgullo", admite Luengo.

Y entonces los pensamientos volvieron atrás en el tiempo. Vukovic lo recuerda como si fuera ayer e incidió en la importancia de que la afición estuviera en Valladolid acompañando al equipo. El ex-entrenador contó que "ellos querían viajar con nosotros, no tenían dinero. Nosotros, cuerpo técnico y jugadores, pagamos el autobús para que vinieran a apoyarnos fuera de casa". 

Vukovic todavía no da crédito a la hazaña que completó su equipo: "En el partido ningún jugador tenía ninguna final grande, no tenían experiencia". Explicó que la clave fue que el "entrenador contrario se  equivocó", mientras sus jugadores "rompieron el miedo y no se les pudo frenar". "Yo siempre pensaba en cómo ganar la guerra psicológica porque el equipo contrario jugaba mejor que nosotros", admite el serbio. Ese factor mental que Luengo señala que en aquel entonces "era más importante" porque "eras capaz de revertir una situación". La leyenda incidió en que la Penya hacía un "baloncesto alegre y nosotros un baloncesto pausado". Lo que valía para esa época "hoy en día es muy complicado porque el ritmo es más frenético", explica Luengo. 

El capitán de la hazaña relató cómo el equipo fue pasando de eliminatoria casi sin creérselo: "No éramos conscientes, era un regalo para nosotros estar en Valladolid". Luengo confesó que el equipo no se veía ganando en cuartos al TAU de Scariolo, pues "íbamos con la ropa interior justa para pasar dos días y volvernos". La filosofía para afrontarlo fue vital: "nada que perder y mucho que ganar".

Sobre el instante en el que se iban a enfrentar en semifinales contra el Valladolid, el anfitrión, que había eliminado al Madrid, Luengo aseguró que "íbamos tranquilos" gracias a esa filosofía. "Es cierto que éramos gente muy joven pero no recuerdo unas ansias o un nervio que sí que puedes tener en otras finales porque ya sabes lo que puede pasar. Lo normal era que fuéramos los perdedores", cuenta la leyenda.  

El momento de la final "lo recuerdo como algo muy especial, como jugadores nos sentíamos una piña y no teníamos presión", explica Luengo. Quien comparó, además, la distinta situación en la que se encuentra el equipo actual de cara a la próxima Copa del Rey: "Ahora el Campeón de Liga está obligado a ganar un título, a pesar de las lesiones, en Gran Canaria. Pero nosotros entonces no".  

Tras la consecución de ese histórico título, Vukovic revela que "tuve una oferta del Real Madrid". Así lo cuenta el Maestro. "Me llama Zeljko Obradovic y me dice: 'solo que sepas que, (para mí fue impresionante), tu club, el Pamesa, está mucho mejor organizado que el Real Madrid'. Fue una época en la que el Madrid se planteó quitar la sección del baloncesto y dejar solo fútbol. Me dijo que me quedara en el Pamesa y eso fue mucho mejor para mí". 

Miki Vukovic destaca cómo todo el mundo fue creciendo junto al Valencia Basket. El ex entrenador recuerda que "cuando cogí el equipo Víctor Luengo tenía un Ford Escort de 2ª mano y ahora BMW, Audi...", para ilustrar cómo el jugador fue evolucionando con el club y fue recompensado en su justa medida por Valencia Basket. Desde que él estuviera en las filas taronja, cuando el presupuesto era "no muy alto", ahora ha cambiado en gran medida: "Más presupuesto, más profesionalidad, más gente trabajando".

El 'Maestro' asegura que desde esa Copa del Rey del 98 "se empezó" lo que ahora se conoce de Valencia Basket. Uno de los clubes más importantes de España y de Europa que el año pasado se proclamó campeón de la Liga Endesa por primera vez en su historia. El Espíritu del 98 dejó un legado y un camino que permitirá que en 19 años y 5 meses, Valencia Basket pueda conmemorar el 20 aniversario de su primera Liga.

Noticias relacionadas

valencia basket 

Vidorreta: "Tenemos que morder más el balón"

Por |  - 

Txus Vidorreta, entrenador del Valencia Basket, aseguró que en el encuentro en la pista del MoraBanc Andorra, en el que no se juegan nada de cara a la clasificación, espera que el equipo mantenga su buena línea defensiva 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email