X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de julio y se habla de HERCULES CF ivf Juan Carlos Ramírez enrique ortiz
GRUPO PLAZA

CONTRACRÓNICA VALENCIA CF 2-1 REAL MADRID

El Valencia CF vuelve a aparecer en un gran partido

El Valencia CF le brindó una gran alegría a su afición después de un año de desidia con un gran triunfo ante el Real Madrid, que únicamente había perdido un partido en toda la competición

23/02/2017 - 

VALENCIA. El Valencia CF le dio este miércoles una gran alegría a su afición, algo a lo que no estaban acostumbrados los seguidores valencianistas que llevan un año padeciendo cada partido del equipo de Mestalla, incapaz de competir en la competición lo que le ha llevado a pelear por los puestos de descenso.

Pese a estos pésimos resultados, el valencianismo no ha dejado solo a su equipo cuando más lo ha necesitado y este miércoles se llevó una gran recompensa. Y es que una vez más, pese al horario y se jornada laborable, el aficionado no falló a la cita con su equipo y además generó un ambiente idóneo para empujar al equipo hasta la victoria.

Mestalla demostró una vez más que es capaz de ganar partidos y fue el sustento del equipo cuando las fuerzas empezaron a fallar y el Real Madrid se volcó ante la meta de Diego Alves. Los minutos finales, fatídicos en muchas ocasiones, en esta ocasión no movieron el marcador lo que llevó a una explosión de júbilo de la parroquia valencianista.

El partido, además, fue un refuerzo para Voro, no solo por la victoria si no también porque el planteamiento de partido realizado por el técnico valenciano salió a la perfección. El Real Madrid salio dominando pero en los primeros contraataques llegaron los dos zarpazos del Valencia CF que terminaron decantando el partido.

El plan salio a la perfección con dos goles en las dos primeras llegadas, pero todavía quedaba un mundo por delante ante el Real Madrid. La parte ofensiva ya había cumplido y ahora le tocaba a la defensa que estuvo a la altura de las circunstancias, con unos brillantes Mangala y Garay.

La pareja de centrales que estaba llamada a marcar la diferencia al inicio de temporada demostró su verdadero potencial, con apoyos continuos, coberturas y sobre todo con un portentoso juego aéreo para desbaratar todos los ataques del Real Madrid. Solo hubo un despiste, y Cristiano lo castigó con un gol.

Apoyados por un soberbio Enzo, que ha liderado al equipo en los dos últimos partidos desde el centro del campo. El capitán ha dado un paso al frente y ha dirigido la presión defensiva del equipo, que empieza a funcionar con automatismos que invitan al optimismo en lo que queda de temporada.

Por otra parte, la llegada de Orellana se ha convertido en un factor diferencial en el ataque valencianista. El chileno otorga mucha fluidez al juego, ayuda mucho a la salida de balón y ha formado una buena sociedad con Dani Parejo, que jugó ante el Real Madrid uno de sus mejores partidos desde que está en el Valencia CF, con apoyos rápidos y con una entrega a la que no acostumbra.

Quien también volvió a aprovechar su oportunidad fue Simone Zaza. El delantero marcó uno de esos goles que se tardan en olvidar, muestra de que es un delantero con muchos quilates en sus botas y que además está encajando a la perfección con el estilo del Valencia, aguantando el juego de espaldas y peleando cada balón como si fuera el último.

Mestalla le despidió con una sonora ovación, muestra de que ha conseguido el feeling con la grada que se identifica con este tipo de jugadores como el ariete italiano, que empieza a justificar el importante desembolso que habrá que hacer por él si cumple los diez partidos con la camiseta valencianista.

Pese a la victoria, no hay que dejar pasar la actuación arbitral que mantuvo vivo al Real Madrid en el partido. Como sucede habitualmente contra los blancos, el colegiado no señaló dos claros penaltis a favor de los locales y en la segunda mitad se vio superado por la presión que ejercieron sobre él los jugadores madridistas.

Todo se estaba situando para que el encuentro acabara con un sabor agrio, el Madrid apretaba, el físico no aguantaba y el colegiado se erigía en protagonista, pero una vez más, como en las grandes noches apareció el factor Mestalla, que llevó al equipo en volandas hasta la victoria.

El Valencia CF aleja definitivamente los puestos de descenso, que ya están a diez puntos y ahora empieza a plantearse otras metas. La victoria ante el Real Madrid refuerza el trabajo de Voro que ahora está ante el reto de conseguir que los jugadores mantengan esta intensidad y nivel en el resto de partidos. Si lo consigue, el Valencia CF todavía tiene mucho que decir esta temporada.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email