X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ENTREVISTA PROYECTO FER 

Silvia Sebastiá, una vida entre Jávea y Valencia por la vela

La regatista del Proyecto FER sigue una dura rutina de trabajo para alcanzar su próximo objetivo: el Campeonato de España sub19W en Las Palmas de Gran Canaria

26/01/2018 - 

VALÈNCIA. Todo deporte es sacrificado. Y Silvia Sebastiá Borso di Carminati (26/12/2001, València) lo sabe bien. Como cualquier chica, empezó en la Vela por pura diversión y ahora se ha convertido en una regatista de 16 años que compite a nivel internacional. Un deporte que exige mucho trabajo, desplazamientos a Jávea cada fin de semana para entrenar y muchos viajes para competir. Tras haber completado un año positivo pero en el que le faltó entrar en el Top 5 europeo de Grecia, Silvia se prepara ya conseguir el Campeonato de España sub19W en Las Palmas de Gran Canaria.

“Empecé a navegar gracias a mi hermano. A él le apasionaba este deporte, y mis padres, al ver con ilusión nos hablaba sobre su día cuando había ido a navegar, consideraron que yo también debía probarlo. Aunque admito que el principio no fue nada fácil, cuanto más tiempo pasaba navegando, más me gustaba”, cuenta Silvia sobre su descubrimiento de la vela. El salto a practicarlo de manera más profesional no lo dio en solitario, pues la regatista explica que  “en el momento en el que cambié de categoría a 420, mi compañera Julia Miñana y yo decidimos que había que ser responsables para ir a por todo, dando el cien por cien en todo momento para llegar a conseguir los grandes logros como nos habíamos propuesto.

Ese salto implicó muchos sacrificios para una joven de 16 años. “Lo más duro para mí es perderme las cenas con mis amigas o las fiestas de cumpleaños”, indica Silvia, quien no duda en “cumplir con mi responsabilidad e irme todos los fines de semana a Jávea para entrenar”, pues ella vive en Valencia. Pero no solo le afecta al tiempo libre, sino que competir a un alto nivel supone que “a veces faltamos al colegio debido a que nos vamos de regata, y a la vuelta tienes que ser capaz de recuperar lo perdido, sin perderte lo que estás dando ahora, a la vez que sigues con el entrenamiento”.

Un entrenamiento que, además, es de máxima exigencia. Silvia explica cómo es la preparación de una regatista como ella para campeonatos como el próximo que va a disputar y que le llevará a Las Palmas de Gran Canaria.: “Mi preparación consta mayoritariamente de tres partes. La primera, los entrenamientos en el agua. Nos pasamos muchísimas horas entrenado maniobras, conducción y control del barco para poder llegar a una regata y saber que por muy nerviosas que estemos nos va a salir bien porque lo tenemos dominado. La segunda, hacemos muchísimas regatas internacionales, como la regata Winter Imperia, para poder compararnos con regatistas a nivel europeo, y saber cuáles son los puntos que tenemos que trabajar más. Y la tercera, la preparación física fuera del agua. Sin ella, no aguantaría ni una manga navegando un día de mucho viento”.

El próximo reto de Silvia es “el Campeonato de España en las Palmas de Gran Canaria, donde queremos volver a ganar en nuestra categoría, sub19W”. Objetivo que perseguirá Silvia junto a su compañera Julia Miñana, pues la vela es un deporte de compenetración y trabajo en equipo. Una buena manera de estrenar el año después de un 2017 “muy duro y lleno de grandes retos”. La regatista señala que el año pasado “alcanzamos el objetivo de ser campeonas del ranking comunidad valenciana absolutas y nos clasificamos para el europeo de Atenas. Nos faltó por cumplir hacer Top 5 en el europeo de Grecia debido a la rotura accidental del timón”. Y es que en la vela no solo dependes de las inclemencias del tiempo, sino también del estado de la embarcación.

Si la deportista valenciana ha podido competir en estos torneos y muchos más ha sido gracias al Proyecto FER. “Gracias a su apoyo económico he podido ir a más regatas de las que tenía planeadas. Y casi más importante ha sido su apoyo personal: Iván Colmenarejo, Carles Baixauli y todos los componentes del equipo han estado mes a mes preocupándose por nosotras y a nuestra disposición para cualquier problema que tuviéramos. Da muchísima confianza el saber que hay gente que apuesta y confía en ti, y sobretodo anima en los momentos malos como el que pasamos en Grecia”, cuenta la regatista.

Silvia no sabe cuál es su techo pero por el momento tiene claro que “mis aspiraciones son máximas en cada una de las regatas en las que participo: competir y conseguir una buena clasificación”. La valenciana es una joven de valores y esfuerzo, por lo que su referencia es “cualquier deportista que persevere en alcanzar sus objetivos y un gran ejemplo es Rafa Nadal”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email