X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

valencia basket 

Tobey y Labeyrie: la pintura del Valencia Basket quiere volver a intimidar

Tras una temporada con problemas en el juego interior, los dos nuevos fichajes han entrado con fuerza para sumar físico, inteligencia, centímetros y buen ambiente en el equipo

27/09/2018 - 

VALÈNCIA. Es una evidencia que uno de los puntos débiles del Valencia Basket de la pasada temporada fue el juego interior. Un Bojan Dubljevic tocado durante toda la temporada por una tendinitis aquílea. Un Tibor Pleiss que en sus buenos momentos al que le faltó de contundencia lo que le sobraba de altura. Un Latavious Williams permanentemente lesionado y que no aportó nada cuando se recuperó. Un Tryggvi Hlinason a media cocción. Un Aaron Doornekamp que era más un tres que un cuatro. Unos temporeros Damjan Rudez e Ivan Buva muy por debajo del nivel del equipo. Y un Will Thomas solo ante el peligro. Este era el panorama para competir con los mejores pívots del continente en la Euroliga. Esta temporada las perspectivas son mucho mejores.

A Bojan Dubljevic, en plena forma, y a Will Thomas, que se mantiene en su línea, se les han sumado dos nuevos ‘killers’: Mike Tobey y Louis Labeyrie. El pívot norteamericano vuelve al club para cumplir su segunda etapa después de participar en la 16/17 para marcharse a Iberostar Tenerife, hacer un temporadón y volver como un jugador prácticamente nuevo. Por su parte, el ala-pívot francés ha brillado en la liga francesa y sus 2,08 metros de altura le permiten una versatilidad para cambiar al puesto de cinco si fuera necesario. Ambos son fichajes para las dos próximas temporadas. Un juego interior que Valencia Basket pretende consolidar. Plazadeportiva.com ha tenido la oportunidad de hablar con los dos nuevos jugadores.

La primera toma de contacto en un nuevo equipo siempre es muy importante para poder encajar. Para Tobey era más un retorno: “Estoy muy contento de haber vuelto aquí, ver caras familiares y estar de nuevo con los chicos. Estoy muy emocionado por mi vuelta". Labeyrie tampoco ha tenido dificultades para integrarse y es que ya conocía a Antoine Diot de la temporada 2012-13 en el Paris Levallois. Admite que el base “estaba lesionado así que no ha sido tan útil. Ha sido útil sobre todo fuera de la pista” y que le “ayudó a decidir” sobre su fichaje por el Valencia Basket.

Los dos interiores han demostrado una gran capacidad de acoplamiento en el Valencia Basket de Jaume Ponsarnau. Concretamente, el jugador de Monroe fue uno de los más destacados de la pretemporada (11,5 puntos, 6,3 rebotes, 14,8 de valoración en 21 minutos en 6 partidos). La evolución del jugador durante su estancia en Tenerife ha sido exponencial: “Ha supuesto mucho trabajo cada día. Soy joven todavía así que es cuestión de entrenarme, mejorar y tratar de llegar a ser lo mejor que pueda”. La clave para él en esa mejora ha sido “jugar un año completo en España” sufriendo los “altibajos de una temporada larga”. Los números del francés también son muy positivos: (8 puntos, 5,2 rebotes, 10,5 de valoración en 18 minutos en 6 partidos). Labeyrie ha aludido este gran comienzo a que “el equipo nos ha recibido muy bien, así que a cambio nosotros ponemos un gran esfuerzo en la pista para ser parte del equipo”.

 Si en algo están de acuerdo todos los jugadores es en ensalzar la figura de Jaume Ponsarnau y los nuevos no se quedan atrás. Tobey coincidió con él siendo segundo entrenador en el año en que se ganó la liga. “Sé que es un muy buen entrenador y persona”, asegura el pívot. El jugador añade también que “está haciendo un trabajo muy bueno juntando a todo el equipo, mantenernos positivos. No es lo mismo que cuando era segundo entrenador pero como primer entrenador es un gran líder para nosotros”. El ala-pívot francés destaca la templanza del catalán: “Buen entrenador, muy simpático. Es muy tranquilo, no es un entrenador que se vuelva loco o algo así”.

También ayuda que el ambiente fuera de la pista sea excepcional. Y lo es. Aunque todos los jugadores taronja hablan inglés, Tobey ya empieza a chapurrear algo de español en la que va a ser su tercera temporada aquí. “‘Poco a poco’ (risas). Está mejorando. Definitivamente no me sentiría cómo haciendo una entrevista en español”, ríe el americano. El buen ambiente con el resto del vestuario ha permitido a Labeyrie bromear en la entrevista sobre algunos compañeros. Preguntado con quién ha conectado más, ha contestado: “El jugador belga Sam (Van Rossom) porque habla francés, aunque es un francés raro (risas), el francés de Bélgica. También me llevo bien con Sergi”. El ala-pívot no ha dejado títere con cabeza: “Vives es estúpido pero es guay, ya le conoces, es el que hace más bromas. Incluso Will, aunque sea callado, es un buen tipo”.

Mañana mismo estos dos jugadores tendrán la oportunidad de mostrar su valía en partido oficial por primera vez. El balance de cinco victorias y una derrota es positivo para ambos. “Creo que hemos hecho un gran trabajo de preparación porque tenemos un difícil inicio de temporada”, analiza Tobey. Labeyrie señala que “ha sido una buena pretemporada, pese a la derrota ante nuestros aficionados”. Ambos coinciden que ese partido contra Joventut que era la antesala al inicio de la Liga no fue su mejor partido y que no hay que darle importancia al tratarse de pretemporada, sino que tienen que tomárselo como aprendizaje.

No cabe duda ni para los jugadores de fuera que el Valencia Basket-Unicaja ya se ha convertido en todo un clásico de la ACB. El pívot reconoce que hay “mucha rivalidad”, por lo que será “un partido emocionante con un gran ambiente” y el francés destaca la importancia de empezar la competición con buen pie ante “un buen equipo”. Un duro inicio que les enfrentará contra equipos de la talla del Real Madrid, Barça y Baskonia en las próximas semanas: “Al enfrentarnos a estos equipos empezaremos más concentrados y agresivos que si jugáramos contra equipos más pequeños”, analiza Labeyrie.

La pasada temporada no cumplió con las expectativas y el equipo acabó tocado. Esta campaña todos vuelven con las energías renovadas. Tobey, desde fuera cree que “todos están motivados para volver a la Euroliga. Algunos jugadores están dolidos por haber acabado la temporada así. Por eso, para los que ya estaban aquí hay motivación para volver y para los nuevos tenemos ganas de devolver al equipo donde estaba el año pasado”. Y es que en caso de cumplirse, tanto Tobey como Labeyrie disfrutarán de ese premio que es jugar en la Euroliga.

“Creo que para este equipo el objetivo es ganar lo máximo posible, tratar de llegar lo más lejos posible en cualquier competición. Como competidores todos queremos ganar la Eurocup, la ACB, conseguir la vuelta a Euroliga y la Copa del Rey. Todo. Nuestro objetivo es ser un equipo lo suficientemente bueno para hacer que todas esas cosas pasen”. Labeyrie espera que “para la próxima temporada hayamos hecho lo posible para estar en Euroliga. La próxima temporada estaré también aquí así que la Eurocup es buena pero la Euroliga es la Euroliga, no hay comparación”.

Pero la realidad es que este año se juega Eurocup y tener más potencia, físico y altura en el juego interior será necesario para tratar de conseguir el objetivo por medio de esta competición. Algo que Labeyrie y Tobey aportan con creces. “Creo que tenemos un buen equipo para ganarla. El nivel de la Eurocup es alto, cercano a la Euroliga. Honestamente, algunos equipos de Euroliga están ahora en Eurocup. Nosotros mismos estamos en Eurocup aunque deberíamos estar en Euroliga. Va a ser dura pero creo que podremos lograrlo”, indica el francés. Ya sea por competición europea o por la Liga, “la mentalidad es entrar en la Euroliga por cualquier medio posible”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email