X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

EL VALENCIA PUEDE RECURRIR ESTA DECISIÓN Y ALARGAR EL PROCESO

Un nuevo golpe para la salud financiera del Valencia

El Tribuna General de la Unión Europea deniega la suspensión cautelar y ahora el Valencia está obligado a pagar los 24,3 millones de euros de la multa. Un duro revés para el club que este verano tiene que empezar a pagar, además, 14,5 millones del crédito con las entidades bancarias

23/03/2018 - 

VALÈNCIA.  Nuevo golpe para la salud financiera del Valencia. El club de Mestalla llevaba 'enfrascado' casi dos años en un proceso jurídico para evitar la sanción de 23,4 millones por ayudas ilegales de las instituciones a los clubes de la Comunidad Valenciana. El Valencia recibió en 2009 un crédito de Bancaja por valor de 75 millones de euros, que estuvo totalmente avalado por el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), con una comisión del 0,5%, muy por debajo de las condiciones que marcaba el mercado, lo que según la UE supuso una alteración de la competencia.

El Valencia presentó un recurso para solicitar la suspensión cautelar y así evitar el pago de la multa. Sin embargo, durante la jornada de ayer el Tribunal General de la Unión Europea denegó el escrito presentado por el Valencia y está obligado a pagar los 23,4 millones de euros de la multa por exigencia de Bruselas. "Los clubes pidieron una medida cautelar ante el Tribunal de la UE que la concedió de manera provisional. Hoy hemos sabido que ha decidido no hacerlo, que ha denegado las medidas cautelares solicitadas por los clubes y desde este momento la recuperación vuelve a ser efectiva y estamos obligados a hacer efectiva la sentencia, mientras los clubes no lo recurran. Bruselas creo que exige una plazo inmediato y al contado", explicó el directo general del IVF, Manuel Illueca.

Este desenlace que, a priori, todavía se puede prorrogar, puesto que se puede presentar un segundo recurso para evitar el abono con carácter inmediato de esta cantidad sigue siendo un duro revés para las arcas del Valencia, ya que el club de Mestalla tiene que empezar a pagar sus compromisos con los créditos que tiene con las entidades bancarias correspondientes a la deuda que arrastra y cuya carencia finaliza el próximo 30 de junio de 2018. Del préstamo de 155 millones de euros con Bankia, 12.916.667 es la cifra que el Valencia debe afrontar este verano junto a los 1,5 millones de la póliza de crédito de 15,5 millones que tiene con Caixabank.

Por tanto, un escenario complicado al que se enfrenta al Valencia que se pronunció tras conocer el rechazo del presidente del Tribunal General de la UE al recurso interpuesto por la institución valencianista para suspender la ejecución de la decisión de la Comisión. En este sentido, el Valencia dejó patente su descontento con el giro de los acontecimientos y recordó que esta orden está sujeta a apelación ante el Presidente del Tribunal de Justicia de la UE, que es el organismo que está por encima de la Unión Europea. Además, el Valencia anunció que presentará otra apelación que alargaría el proceso con el objetivo de que "ninguna de las partes aproveche la situación para intentar hacer descarrilar el proyecto", como rezaba el comunicado. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email