X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

olympiacos piraeus - valencia basket | euroliga 20.00

Valencia Basket, a olvidar la decepción copera contra Olympiacos

El conjunto taronja visita el Pireo con el objetivo de resarcirse de lo ocurrido en Las Palmas y conseguir su primera victoria de Euroliga más allá de nuestra fronteras en un partido en el que Erick Green se reencuentra con su ex-equipo

22/02/2018 - 

VALÈNCIA. Es tiempo de hacer borrón y cuenta nueva. La decepción de la Copa del Rey queda una semana atrás y no es momento de que Valencia Basket se venga abajo después de lo que costó levantarse. Txus Vidorreta aseguró ayer que el equipo había hecho un “truño” en Las Palmas. El primer paso es reconocerlo. El siguiente es asegurarse de que no vuelva a suceder. El cuadro taronja afronta hoy un durísimo choque contra el segundo ‘coco’ de la Euroliga, el Olympiacos Piraeus, y, además, ante su gente. A pesar de que los valencianos sacaron un meritorio triunfo ante el líder, el CSKA de Moscú, las prestaciones del equipo caen enormemente cuando el compromiso se celebra lejos de la Fonteta. Valencia Basket supo sorprender al equipo moscovita de Sergio Rodríguez y Nando De Colo pero, sin el calor de su afición, resulta remota una victoria contra Olympiacos. El conjunto ateniense solo ha caído en el Estadio de la Paz y la Amistad en competición continental contra Panathinaikos, equipo que ocupa la cuarta posición, de las siete derrotas que ha sufrido esta campaña (y 15 victorias en total). Una auténtica fortaleza. 

Valencia Basket, sin embargo, todavía no ha conseguido conocer la victoria más allá de nuestras fronteras. Las dos únicas pistas en las que ha ganado en la Euroliga, que no sean la Fonteta, han sido el Martín Carpena (Unicaja) y el Buesa Arena (Baskonia). Ambos equipos españoles. A pesar de todo, la buena dinámica en la Ciudad del Turia le permite al cuadro de Vidorreta tener un balance de cinco victorias en los últimos ocho partidos de Euroliga (el global es de (8-14). Dinámica que no debe ser colapsada por lo que ocurrió en Las Palmas. 

La mejor noticia para los taronja de cara a este partido no es que no pierda a ningún jugador, sino que los que ya tiene están mejorando en salud. Sergi García regresó ante San Pablo Burgos hace poco más de una semana tras un mes parado por una lesión muscular. En dicho encuentro y en el siguiente, el de Copa del Rey, no llegó a disputar ni cuatro minutos en cada uno. La temprana eliminación del equipo en Las Palmas le ha permitido disfrutar de más entrenamientos que dejan al base a punto de caramelo para tomar la posición de base junto a Alberto Abalde. El mismo jugador admitía ayer que se encuentra con muy buenas sensaciones. 

Respecto a Tibor Pleiss, que lleva arrastrando molestias desde hace semanas, tampoco le han venido mal esos días de parón. Vidorreta comunicó en la previa que el pívot había tenido algún día de descanso para que se pudiera recuperar lo mejor posible de la fascitis que padece y al mismo tiempo seguir ayudando al equipo. Se mantienen las bajas de Latavious Williams, Sam Van Rossom, Guillem Vives y Antoine Diot. A excepción del base francés, de quien todavía el club no prefiere pronunciarse, el técnico vasco aseguró que las recuperaciones de los lesionados van viento en popa. Valencia Basket mantiene, por tanto, un bloque de 12 jugadores (incluyendo a Josep Puerto y Trygvi Hlinason), con un Sergi García que irá sumando minutos y adaptándose a una rotación en la que, de momento, Alberto Abalde será el base titular. 

De esos 12 jugadores hay uno que recibirá gran parte de las miradas. Erick Green regresa a la cancha en la que jugó antes de fichar esta temporada por Valencia Basket. Lo hace como cuarto máximo anotador de la Euroliga con una media de 16 puntos por partido y en un gran estado de forma tras regresar de su lesión. Desde entonces promedia un 72,2% de acierto desde el triple, por lo que el 'killer' taronja buscará hacer gala de su puntería y aguarle la fiesta a sus antiguos equipo y afición. El norteamericano admitió en la previa que es "un partido muy especial, estuve en la Final Four el pasado año, llegamos a la final de la liga griega, me gustaba esa plantilla y esos aficionados. Va a ser divertido jugar contra ellos y ojalá podamos ir y ganarles, eso sería lo que más me gustaría, ir y ganarles".

Pero Olympiacos tiene un buen arsenal de armas. Por algo es uno de los equipos más temibles de la Euroliga. Vidorreta quiso destacar especialmente a Vassilis Spanoulis, Georgios Printezis y Janis Strelnieks, quienes se encuentran "en un gran estado de forma". Aunque si hay algo que identifique al conjunto ateniense es su gran nivel físico que les permite tener la mejor defensa de la competición. La clave para derrotar a un rival tan correoso será "trabajar duro en defensa, colapsar más en pintura, impidiendo canastas fáciles y trabajar duro en el rebote" e incidió especialmente en que "si ellos mantienen su nivel de acierto tendremos que tratar de cambiar el ritmo de partido utilizando todas las armas a nuestro alcance". De los tres hombres mencionados por el técnico, a Olympiacos solo le hicieron falta dos para sacar la victoria en el partido de ida en la Fonteta. Spanoulis, uno de los indiscutibles líderes del equipo ateniense, se perdió ese choque por lesión pero hoy no faltará a la cita. La dificultad de derribar el muro griego será todavía mayor y más aún teniendo en cuenta la fiabilidad en el Estadio de la Paz y la Amistad.

A ocho partidos del final de la fase regular de la Euroliga, la plantilla taronja tiene claro el objetivo. Vidorreta aseguraba que deben "afrontarlos a tope y tratar de acabar lo más arriba posible", y que, además, "matemáticamente todavía quedan opciones y mientras existan no renunciemos a luchar por ellas". Presión por ganar no hay. Posibilidad de relajación como ocurrió ante Iberostar Tenerife tampoco. Ganas de resarcirse de la Copa parece que sí. Tal vez ahí se encuentre la motivación para dar la mayor sorpresa de la temporada derrotando a Olympiacos en el Pireo. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email