Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

23 de mayo de 2001, ante el bayern de munich

19 años de la vez que más cerca se estuvo de levantar la Champions League

23/05/2020 - 

VALÈNCIA. Tal día como hoy en 2001, el Valencia CF disputó su segunda final de la Champions League, a la edición siguiente de perder ante el Real Madrid en París (3-0). En esta ocasión el sueño iba a perseguirse en el estadio de San Siro de Milán, ante un Bayern de Múnich que dos años antes vivió un desenlace cruel frente al Manchester United y que en 2001 lo vivió el Valencia CF al caer derrotado en los penaltis tras finalizar el tiempo reglamentario con empate a uno. Nunca ha estado el Valencia CF tan cerca de proclamarse campeón de Europa.

“Daría la vida y la del más allá por ganar esta final. Hemos corregido todos los errores que cometimos el año pasado antes del partido contra el Real Madrid. Para el Valencia CF y para mí es un orgullo y un privilegio llegar a la segunda final seguida. Peor sería tener que ver el partido por televisión”. Estas reflexiones realizadas en la previa de la final por el técnico blanquinegro, Héctor Cúper, transmitían deseo y a la vez convicción de ir con la lección aprendida tras el varapalo de la final de la Champions de París del año anterior (Real Madrid 3 – VCF 0).

No iba a ser nada fácil. El Bayern de Munich iba a ser un rival duro, en sus vitrinas ya tenía tres títulos de la Copa de Europa (1974, 1975 y 1976) y desde entonces había perdido tres finales, especialmente dolorosa la de 1999 en el Camp Nou ante el Manchester United, cuando dejaron escapar el título con dos goles en el tiempo de descuento. El Valencia CF llegaba con la lección aprendida, respaldados en la grada por más de 23.000 valencianistas, e incluso sintió el respaldo público de Pelé: “El Valencia CF es mejor equipo y juega más al fútbol. No me gusta el Bayern de mi amigo Beckenbauer, es demasiado defensivo”.

Y llegó la hora de la verdad. Mejor no podía comenzar a escribirse esa historia, con Mendieta adelantando al Valencia CF con un gol de penalti a los dos minutos de juego. La locura se apoderó de la marea naranja en la grada, que cuatro minutos después volvió a saltar de alegría cuando vio a Cañizares repeler un penalti lanzado por Mehmet Scholl. “Sí, sí, sí, la Copa ja está ací!”, se escuchaba. Al descanso se llegaba con ventaja, momento en que Cúper dio entrada a Albelda reemplazando a Pablo Aimar. Hitzfeld también movió piezas: entró Jancker por Sagnol.

Parecía que iba a ser el gran día. Pero la balanza se equilibró en el minuto 50, cuando Effenberg marcó un penalti cometido por Carboni. El Bayern se creció y encerró al Valencia CF, pero sin ocasiones muy claras, como sí la tuvo Zahovic en el minuto 84 de encuentro, que no supo concretar tras un centro de Carew desde la banda derecha en el que Kahn aprovechó para blocar el balón tras un mal control del esloveno. Nadie fue capaz de mover el 1-1 en el marcador, tampoco después de los 30 minutos de la prórroga, así que el título de la Champions iba a decidirse en los penaltis.

Comenzó lanzando el Bayern, pero Paulo Sergio disparó fuera. Mendieta replicó con gol, que también lograron a continuación Salihamidzic, Carew y Zickler. Le llegó el turno a Zahovic, disparo que paró Kahn, como hizo Cañizares a continuación con Andersson. Carboni podía darle de nuevo ventaja al Valencia CF, pero falló, llegando el turno sin error para Effenberg y Baraja. Se llegó a la muerte súbita, donde no perdonaron Lizarazu, Kily González y Linke… Era el turno de Pellegrino. El desenlace ya la conocen. El ‘Flaco’ golpeó con la zurda y repelió Kahn. El Valencia CF vivía el final más cruel posible, fue una derrota terrible. Nunca había estado tan cerca de alcanzar el cetro europeo como aquella noche del 23 de mayo de 2001.

Hay imágenes que van a perdurar a lo largo de la historia. Dolieron muchísimo en ese instante, pero es cierto que, con el paso del tiempo, han ido ganando valor por lo realmente alcanzado por ese equipo. Momentos imborrables, como las lágrimas de Cañizares mientras se quitaba del cuello la medalla de subcampeón que dieron la vuelta al mundo o la desolación del ‘Flaco’ Pellegrino tras fallar su penalti. Años después, el argentino reconoció que recuerda ese momento “con mucha satisfacción a pesar de la dificultad de haber errado un penalti en una final de Champions. Llegamos muy lejos en la Champions, lo cual es difícil”.

 

Ficha técnica:

(5) 1. Bayern: Kahn, Sagnol (Jancker, min. 46), Lizarazu, Kuffour, Patrik Andersson, Scholl (Paulo Sergio, min. 108), Elber (Zickler, min.100), Effenberg, Salihamidzic, Hargreaves y Linke.

(4) 1. Valencia CF: Cañizares, Pellegrino, Mendieta, Carew, Ayala (Djukic, min. 90), Carboni, Sánchez (Zahovic, min. 66), Kily González, Baraja, Angloma y Aimar (Albelda, min. 46).

Goles: 0-1, min. 2: Mendieta, de penalti. 1-1, min. 50: Effenberg.

Penaltis:

0-0. Paulo Sergio: fuera.

0-1. Mendieta.

1-1. Salihamidzic

1-2. Carew.

2-2. Zickler.

2-2. Zahovic: para Kahn.

2-2. Andersson: para Cañizares.

2-2. Carboni: para Kahn.

3-2. Effenberg.

3-3. Baraja.

4-3. Lizarazu.

4-4. Kily González.

5-4. Linke.

5-4. Pellegrino: para Kahn.

Árbitro: Dick Jol (Holanda).

Incidencias: Partido disputado en el estadio de San Siro (Milán) ante 75.000 espectadores.


next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email