Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

A vida o muerte

Que el máximo accionista viva en Singapur y desconozca casi en su totalidad como funciona el fútbol europeo le ha pasado factura. Y sí, la herida está abierta. Pero antes de ponerse  a buscar soluciones, antes de mirar más allá del próximo domingo, no queda otra que cerrar filas y animar a tu equipo para que selle la permanencia cuanto antes

8/04/2016 - 

VALENICA. Nos la jugamos este próximo domingo. La visita del Sevilla no es un partido más: es el partido. Una victoria daría a los de Ayestarán la ventaja suficiente como para no sufrir en lo que resta de temporada. Y sí, yo estoy convencido que eso del descenso es casi imposible pero que el camino para que todos creamos que estamos salvados empiece precisamente ante el equipo de Unai Emery. El Valencia, Pako Ayestarán, ha cambiado la dinámica de trabajo y le ha dado al equipo otra forma de entender los entrenamientos. A veces fuerte -como el pasado martes-  a veces con la intención de hacer piña -como sucedió el miércoles en el Parador de El Saler-. Sea como fuere existen dos cambios fundamentales en el Valencia como para creer en la salvación con firmeza. Por un lado la ya comentada rutina de trabajo introducida por Ayestarán y por otro lado la demanda de la gente. El personal ha hecho un voto de confianza. Ahora solo vale la permanencia. Todos lo de más -que es mucho- debe esperar a que se haya cumplido el objetivo.

RIVAL HERIDO

Y el Valencia se va a tener que enfrentar a un equipo herido en su orgullo tras tropezar en su último partido en casa y tener casi la obligación de ganar para ocupar algún puesto que de derecho a jugar en Europa la próxima temporada. En estos momentos, curioso, ninguno de los dos equipos que habitualmente han hecho algo de sombra al Real y al Barça está cumpliendo con las expectativas. Lo del Valencia es un caso singular y la conclusión final de un montón de ideas mal sugeridas y mal ejecutadas. 

EN SINGAPUR

Que el máximo accionista viva en Singapur y desconozca casi en su totalidad como funciona el fútbol europeo le ha pasado factura. Y sí, la herida está abierta. Pero antes de ponerse  a buscar soluciones, antes de mirar más allá del próximo domingo, no queda otra que cerrar filas y animar a tu equipo para que selle la permanencia cuanto antes. Luego ya hablaremos de mil cosas. Pero esas mil cosas habrá que abordarlas después de conseguir la permanencia.

Y UNAI EMERY

Curioso. Que el testigo de la gran ocasión para salvarse del Valencia tenga que ser Unai Emery no deja de tener su trascendencia. Es trascendente porque realmente Unai ha hecho un buen trabajo en el cuadro andaluz. Y es trascendente por la sencilla razón de ver en ambos banquillos a dos tipos tan del Valencia como Pako y Unai. Un preparador físico metido a entrenador y un tipo singular que es posible a poquito que su equipo juegue bien que se lleve la gran bronca del personal de Mestalla. En resumen, vamos a asistir a un duelo sorprendente entre Pako y Unai... pero un duelo con toda la pasión que realmente el fútbol puede ofrecer. El Valencia se juega prácticamente despedirse de esa palabra tan fea llamada descenso. Y el Sevilla se juega seguir en ese entramado que da derecho a jugar en Europa el año próximo.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email