Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 11 de agosto y se habla de Moncada ilsa coronavirus pcr DESCONFINAMIENTO
GRUPO PLAZA

fecha clave para sellar la compraventa del viejo Mestalla

ADU garantiza al Valencia tener el 31 de marzo la financiación con un nuevo plan

7/03/2020 - 

VALÈNCIA. La gestora de cooperativas ADU Mediterráneo sigue la hoja de ruta marca y mantiene el 31 de marzo como la fecha para sellar con el Valencia CF la compraventa de los terrenos del viejo Mestalla, una superficie de 97.225 metros cuadrados, de los cuales 55.769 metros cuadrados irán destinados a la parte residencial y 41.456 metros cuadrados de terciario. Su proyecto inmobiliario pasa por levantar cinco torres con unas 400 viviendas y una galería comercial. Una operación que encara unas semanas decisivas hasta llegar al último día de marzo, cuando se producirá este hito importantísimo para ir encajando todas las piezas de este rompecabezas urbanístico.

El compromiso con el club propiedad de Peter Lim era llegar a esa fecha con el 70% del valor del coste de la compra de la parcela, cifrada en unos 113 millones de euros, gracias al bloqueo de las viviendas por parte de los futuros cooperativistas. Sin embargo, la estrategia ha cambiado y pasa por ofrecer financiación al club para acometer las obras de su nuevo campo. Ahora la cooperativa, con el beneplácito del Valencia CF, aportará como garantía financiera la presentación de su oferta vinculante apoyada por un fondo de inversión con solvencia y capacidad financiera para sustentar la operación y aportar el montante que el club necesita para su nuevo estadio.

"Vamos a presentar el 31 de marzo la garantía de pago del suelo. El Valencia CF tendrá una garantía de financiación para tener el confort y la salida resuelta para financiar su nuevo estadio", recalcó en rueda de prensa Juan Casares, presidente de Concovi acompañado por José Luis Santa Isabel, presidente de ADU Mediterráneo, impulsora del proyecto; Héctor Colonques, presidente de Porcelanosa y Javier Barrachina, presidente de la Cooperativa Residencial Acequia de Mestalla, tras firmar un acuerdo por el cual la cooperativa incluirá en su memoria de calidades el Programa Porcelanosa Partners.

Como adelantó Valencia Plaza, fue la oferta de la sociedad Edificios Mestalla SL la escogida por ADU Mediterráneo con el visto bueno del Valencia CF, asesorado por Deloitte, para quedarse con el suelo comercial incluido en el proyecto. No obstante, esta mercantil, controlada por inversores valencianos, deberá presentar como aval 25 millones de euros el 31 de marzo para formalizar su compra, aunque no explotará el futuro centro comercial. Lo hará un fondo de inversión que el 31 de marzo también deberá aportar una importante suma que, aunque no se ha desvelado, superará los 100 millones de euros.

"Este nuevo operador entra para garantizar el pago del suelo en colaboración con Edificios Mestalla que abonará su parte", detalla Casares a Valencia Plaza. "En caso de que Edificios Mestalla no cumpliera, el fondo de inversión aportará la totalidad del precio pactado con el Valencia para que el club tenga la financiación que necesita para su estadio y se quedará el suelo", remarca. Un operador que todavía no ha sido elegido. Y es que, por el momento, encima de la mesa ADU tiene cinco ofertas.

Precisamente, la intención del Valencia es retomar las obras en el primer semestre del próximo año 2020 con vistas a trasladarse en la temporada 2022-2023, según indicó hace meses en rueda de prensa el exdirector general del Valencia CF, Mateu Alemany. De hecho, la Actuación Territorial Estratégica (ATE), aprobada en 2015, fija en 2025 la fecha tope para la demolición del viejo Mestalla y construcción del nuevo estadio. Por tanto, la venta del suelo a ADU da un respiro al club para finalizar el nuevo campo. 

“No presionar” al cooperativista

Este cambio de rumbo de ADU para asegurarse la firma con el club responde a dos motivos, según el responsable de la Confederación de Cooperativas de Viviendas en España. Por un lado, ayudar al club a poner en marcha "su mudanza" al Nou Mestalla y, por otro, “no presionar” al cooperativista a desembolsar los 33.000 euros necesarios para hacerse con uno de los inmuebles. “No podemos presionar a nadie. Que se adhieran a la velocidad que sea. Somos conscientes de que lleva 11 años parados y hay escepticismo en el mercado”, admitió.

Eso sí, recalcó que el proceso de adhesiones a la cooperativa sigue en marcha y cuentan ya con un 260 inmuebles bloqueados, esto es, el cooperativista ha firmado un contrato de adhesión y deberá entregar un pagaré de 33.000 euros para acceder a uno de los pisos que conformarán el complejo residencial. “Vamos a buen ritmo. Contamos un más del 60% de contratos firmados para la adhesión. La operación depende de que el valenciano se la crea y detectamos que eso llegará cuando el 31 de marzo firmemos con el Valencia y vean que sacamos el proyecto”, recalcó Casares.

José Luis Santa Isabel, portavoz de ADU Mediterráneo. Foto: KIKE TABERNER

Para Santa Isabel, el 31 de marzo se producirán dos importantes acontecimientos que marcarán un antes y un después. “Será el principio del fin de los problemas del Valencia y, por otra parte, el comienzo real de nuestro proyecto”, enfatizó. Y es que a partir de ese día se pondrá en marcha toda la maquinaría para sacar adelante el proyecto urbanístico "más grande en los últimos cien años en València". "Vamos a marcar un hito en arquitectura y construcción", destacaba Santa Isabel. 

Y, para conseguirlo, incorporan a Porcelanosa. La firma será la encargada de los acabados de las viviendas y ofrecerá a los futuros cooperativas un catálogo exclusivo con sus servicios, así como pondrá en marcha un App para que los futuros cooperativistas puedan elegir las dotaciones de sus pisos. 

Siguientes pasos

De acuerdo con el calendario que se fijó ADU para dar continuidad al proyecto, en febrero presentaron el estudio de detalle al Valencia, un trámite necesario al que le seguirá el proyecto de reparcelación de la superficie del viejo Mestalla. El plazo marcado es que sea entre junio y julio cuando ese plan esté aprobado y el club les entregue las parcelas libres de cargas. Un paso determinante para transformar el suelo en 'pastillas' edificables. 

Será en julio de 2022 cuando el club, propiedad de Peter Lim, cederá las parcelas del viejo Mestalla a la cooperativa para empezar las obras de demolición del viejo estadio para construir las viviendas y la galería comercial. La previsión es que en esa fecha ya esté levantado el Nou Mestalla, parado desde hace más de diez años. El final de la operación, cifrada en unos 400 millones de euros, está previsto para 2025 cuando se entregarán las viviendas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email