X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Anil Murthy: "Me pongo un 8 sobre 10 como presidente"

28/01/2020 - 

VALÈNCIA. El presidente del Valencia CF, Anil Murthy, calificó sus casi tres años al frente del club con "un ocho" sobre diez en declaraciones concedidas a la revista The Athletic, que publicó este martes un amplio reportaje tras haber tenido acceso a las interioridades de la entidad de Mestalla durante varios días.

El dirigente, además, se refirió al despido de Marcelino García Toral y Mateu Alemany, restó importancia a sus críticos, dejó claras las directrices de Meriton al frente de la gestión del Valencia CF y explicó los fundamentos de la nueva política de cantera del club, de la que el entrenador debe ser partícipe.

DESTITUCIÓN DE MARCELINO

"Para la gente fuera del club, las cosas marchaban bien. Lo entiendo. Pero desde junio, hubo problemas respecto al lugar en el que el club quería estar. Sentimos que el entrenador y el director general empezaban a diverger con nosotros. Así que les dejamos marchar. La gente decía sobre nosotros: 'Esta gente está como una cabra, están locos, ¿por qué destruyen el proyecto?' Fichamos a Celades, con cero experiencia como entrenador en Primera División. El Barcelona nos hizo trizas. El ambiente era extremadamente hostil contra la dirigencia y contra mi en particular. Nos dijeron que estábamos destruyendo su club. Pero el propietario tiene que proteger el club contra intereses a corto plazo."

EL MODELO DE ENTRENADOR QUE QUIERE MERITON

"Quiero tener jóvenes jugadores de la cantera, quiero apostar por ellos, quiero que el entrenador tenga arrestos para tirar adelante con esos jugadores y diga: 'Quiero dar confianza a estos futbolistas, van a crecer con nosotros porque yo no soy más que un funcionario. Yo no soy la estrella aquí. Los jugadores son las estrellas. Estoy aquí para ejecutar las instrucciones del propietario como un funcionario. Voy a dar oportunidades a los jugadores jóvenes; claro, mezclándolos con más experimentados. Voy a recomendar buenas inversiones para el propietario, no porque hoy sea viernes y quiera ganar el lunes, sino porque quiero que el propietario tenga un modelo sostenible de inversión y ventas durante los próximos dos o tres años'."

¿Y SI EL ENTRENADOR NO SIGUE ESE MODELO?

"Bueno, saben que ahí tienen la puerta y que son libres de marcharse. Te garantizo que hay otros mil entrenadores esperando para entrenar al Valencia. Eso no es problema. (...) Claro que los hay. Cuando el equipo no va bien, la gente espera que eches al entrenador e, incluso antes, te llegan miles de ofrecimientos. Los agentes llaman y te dicen: '¡Tengo este entrenador para vosotros!' Hay tantos en el mercado. En este modelo de propiedad y sostenibilidad, tengo claro lo que quiero. Si te ciñes a eso, puedes quedarte aquí para siempre; pero si empiezas a diverger respecto a la política del club y el propietario pues, querido amigo, puedes ganar la Champions League y al día siguente serás despedido."

¿QUÉ NOTA SE PONE COMO PRESIDENTE?

"Un ocho. No por resultados, sino por las agallas demostradas para seguir en la dirección que habíamos escogido. Vamos a tomarnos tiempo para cambiar. La gente no se podía creer que cambiásemos de entrenador después de ganar la Copa del Rey."

¿QUÉ DEBE MEJORAR?

"El propietario me dice siempre que no está contento con la manera en que comunicamos sus ideas para el club. Hemos mejorado nuestro área digital y estamos creando vínculos con empresas locales. Hemos dejado de llevar a cabo eventos absurdos que no generaban ningún impacto. Organizas una tarde en un sitio muy lejos de aquí, das unas patadas al balón y al día siguiente todo el mundo se ha olvidado de ti."

IMPLACABLES CON AQUELLOS QUE NO SIGAN SUS DIRECTRICES

"Por fin empieza a decirse: 'Mirad, nosotros gestionamos el club. El propietario sabe lo que quiere'. Tenemos que tener las agallas de decir a cualquiera, no importa lo buenos que sean sus resultados, o lo popular que sea en la ciudad, que se va a la calle. Incluso un futbolista, si públicamente critica al club o al propietario; hay que ser claros y tener la agallas para decírselo".

¿Y LOS JUGADORES QUE DEFENDIERON A MARCELINO?

"Sí, lo hicieron. Pero necesitamos tener las agallas de decirle a estas personas: 'Tu no controlas el club'. Alguien ha puesto más de 200 millones de libras y tiene una idea bastante buena para un club que está creciendo bien. Tiene un proyecto claro. No he sido muy popular por aquí pero no pienso detenerme. Con el tiempo creo que lograremos ajustar las piezas y llegaremos a ser un diez sobre diez."

CRÍTICAS DE LA AFICIÓN

"En Valencia son particularmente elevadas. La gente es muy pasional, tienen festividades vinculadas al fuego (Fallas). Pasan todo el año construyendo la hoguera para quemarla en una noche. Invierten mucho dinero en construir estos monumentos. Lo peor que puedo hacer es parar de hacer lo que hago, porque la gente entonces dirá: 'Tu también te has dado por vencido'."

CÁNTICOS EN SU CONTRA

"En el partido de mañana (en referencia al Valencia - Barça), la gente cantará: "Anil, canalla, fuera de Mestalla". Acabamos de enviar una carta a un sector en particular del estadio, recordándoles que estamos pagando muchas multas a la UEFA y LaLiga por culpa de su comportamiento: insultos racistas, lanzamiento de objetos... Algunos reaccionarán intentando intimidarnos. Hay gente en esta ciudad que no puede superar el hecho de que perdieron su club ante un inversor extranjero. La única forma que tenemos de lidiar con ello es librarnos de toda la gente violenta que podamos identificar... No pararé hasta que estén todos fuera."

CRÍTICAS A LOS ULTRAS

"Hubo veces en que el equipo volvía tras caer derrotado y un puñado de criminales apedreaba el autobús. Se llaman a sí mismos aficionados pero son puros delincuentes con capuchas negras. Algunos ultras no son delincuentes, pero los que apedrearon el autobús eran puros delincuentes. Nos hemos librado de ellos. Quiero dejar claro que son una minoría, por mucho ruido que hagan. Lo hicieron cuando entrenaba Prandelli. Fueron tiempos difíciles. Gary (Neville) lo tuvo muy difícil. Entrenar un equipo como el Valencia no es fácil. Fue una época de turbulencias y espero que Gary haya podido superarlo. Todavía nos vemos de vez en cuando y se lo toma con buen humor."

LOS AFICIONADOS ESTÁN CON MERITON

"No es fácil. Soy una cara india que viene de Singapur y ejerzo como presidente, no un tipo valenciano que ha estado vinculado a su sociedad desde joven. Muchos no te ven como legítimo representante de los valencianistas. Hablo de un grupo muy pequeño de personas, algunos periodistas locales, algunas personas que solían mandar aquí. Cuando voy por la calle, la mayoría de aficionados están de nuestra parte. ¿Qué ha pasado desde que compramos el club? Que ya no hay problemas financieros, tenemos buenos jugadores, hemos estado tres veces en la Champions League. La gente quiere vernos ganar, no se preocupan de si "nos representa" o no. Es un 1% de la afición la que hace más ruido pero no nos importan, de verdad, en absoluto. La transición va a ser dura hasta estar en una posición en la que la gente piense: 'Van a ganar'. Entonces, el club será diferente."

IMPOSIBLE COMPETIR CON LA PREMIER A NIVEL ECONÓMICO

"(Nuestro nivel económico) quizás sea parecido al del Leicester o el West Ham. Así que necesitamos pensar diferente y tener perspectiva a largo plazo."

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email