GRUPO PLAZA

'sin límites', EN LA NAU 

Aurora Valero, una pionera del arte valenciano

La muestra ahonda en conceptos como la libertad y la capacidad de superar cualquier límite a través de la pintura. Se podrá ver hasta el 6 de junio

16/04/2021 - 

VALÈNCIA. Una exposición “sin límites”. Así es como la pintora Aurora Valero (Alboraya, 1940) define las obras reunidas en La Nau con motivo de su última muestra. Es la primera vez que expone en València desde el año 2007, y con sus obras plantea un universo que va “mucho más allá de los marcos de los cuadros”. Porque el arte de Aurora Valero, tras una trayectoria plagada de dificultades y limitaciones por ser mujer, toma tierra ahora de una manera emocional y reflexiva.

Sense límits. Testimonis i emocions al laberint de l’existència propone un vínculo entre arte y educación, entendiendo el arte como concepto potenciador de la mente y la conciencia de uno mismo. Valero, además de a la pintura, se ha dedicado toda su vida a la enseñanza universitaria y la investigación en Bellas Artes. En este sentido, su obra está cargada de significados sobre libertad, sobre ruptura de esquemas y sobre desdibujar los límites autoimpuestos.

La muestra ha sido presentada durante la mañana del jueves en el Paraninfo del Centre Cultural La Nau. A ella han acudido, además de la propia artista, la comisaria de la muestra María Victoria Margarida, la rectora de la UV Mavi Mestre y la vicerrectora de Cultura y Deportes Ester Alba. El otro comisario de la exposición, Román de la Calle, no ha podido acudir a la presentación por motivos de salud. La exposición se podrá ver hasta el 6 de junio.

Presentación de 'Sense límits. Testimonis i emocions al laberint de l’existència'

Más de una treintena de obras

La exposición está compuesta por un total de treinta y tres obras. Doce de ellas son de gran formato, y otras 20 forman parte de una serie de bocetos que la artista ha confeccionado en relación al cosmos y su carencia de límites. Por último, en la entrada se puede ver otra obra de gran formato compuesta por una estructura de alambres entretejidos.

Durante la presentación, Ester Alba ha hecho referencia a un momento de la vida de la pintora que define muy bien sus pretensiones artísticas. Allá por principios de los sesenta, la Diputación lanzó una serie de pensiones a artistas. A estas ayudas solo podían acceder "los alumnos más brillantes de Bellas Artes, en aquella época, hombres". Aurora decidió presentarse bajo el pseudónimo “Titón”, compitiendo contra artistas coetáneos como José Vento o Ramón Polit. La pintora ganó aquel premio, convirtiéndose en la primera mujer artista en recibir una pensión de la Diputación. Ester Alba explica que “aquello supuso una ruptura muy importante de un techo de cristal indestructible hasta entonces. A partir de ese momento, muchas otras artistas recibieron la subvención. Fue la punta de lanza para que otras artistas tuvieran también sus pensiones. Permitió la subversión del estereotipo, fomentó el desarrollo de la identidad de las mujeres artistas”.

'Sense límits. Testimonis i emocions al laberint de l’existència'

Esa anécdota se ajusta a la realidad de su obra: una pintura, como indica el nombre de la exposición, “sin límites”, que se presenta como un testimonio de sus propias emociones, vinculadas a un mundo arcaico. La sala de la exposición es pequeña, por lo que los comisarios decidieron situar un par de paneles en medio para poder incluir más obras y que estas “respiraran mejor”, según indica Margarida. Con esto, también han querido representar una estructura laberíntica que, en palabras de la pintora, simboliza “un camino existencial del que solo se puede salir yendo hacia adelante” y que, “si se rompe, deja entrever una libertad que ya existía pero que desconocíamos” .

Reflexión filosófica

A lo largo de la presentación, Aurora Valero ha explicado todo lo que implica para ella esta muestra, llegando a emocionarse en alguna que otra ocasión: Con mi obra busco plantear cuestiones filosóficas sobre el ser y el estar: estar desde una guerra -la Guerra Civil- que impuso una serie de límites a las personas, hasta el clamor de los artistas en busca de la libertad. Y ser transformados cuando todo se abre. Ver que teníamos nuevas necesidades y que el espíritu de todos se abría, iniciando una nueva búsqueda del ser”.

'Sense límits. Testimonis i emocions al laberint de l’existència'

Con esa tónica, la artista subraya que siempre quiso romper los esquemas hacia la libertad, “expandiéndose, sin frío, hacia un espacio infinito como un cuadro, cuyo interior, más allá de los márgenes, puede dar lugar a un universo que se expande hasta espacios ilimitados, plagados de contrastes y, en ocasiones, inexplicables”. Para llegar a “ese punto de identidad total”, añade, “influye un componente importante de aislamiento, que acaba sugiriendo un ritmo y una sensación de deseo que se plasma en la pintura. Con todo este proceso se acaba develando el misterio de la vida, los límites desaparecen y todo se convierte en una experiencia única, enorme y maravillosa”.

La rectora de la UV Mavi Mestre ha explicado lo que supone la figura de Aurora Valero tanto para ella como para la Universitat: “Hablamos de una mujer que ha dedicado más de cuarenta años de su vida a la docencia y el arte. Rompió los esquemas establecidos en una época en la que hacerlo era complicadísimo. Ha avanzado teniendo siempre en mente sus ideales de libertad e igualdad. En la UV tenemos la responsabilidad de formar. Aurora daba clases y luego pintaba. Siempre ha sabido relacionar totalmente la empatía y el arte. En psicología, este concepto -la empatía- se empezó a estudiar a través del arte, mediante una persona ante la pintura. No se trata solo de observar, sino de interpretar, comprender y desarrollar construcciones. Aurora es así”.

Aurora Valero

'Sense límits. Testimonis i emocions al laberint de l’existència'

Aurora Valero ha compaginado toda su vida su dedicación a la pintura con la educación, a la que ha dedicado 44 años. Y eso ha sido así por considerar que ambas pueden cambiar la sociedad contribuyendo a propiciar un enriquecimiento personal mediante el desarrollo de su sensibilidad. Catedrática de Expresión Plástica desde 1969 en la Escuela Universitaria de Córdoba y en las Universidades de Barcelona y de València, estuvo adscrita al Departamento de Didáctica de la Expresión Musical, Plástica y Corporal de la Universidad de Valencia, del que fue directora desde el año 1989 hasta 1991 siendo además la primera mujer en dirigir un departamento de esta Escuela.

Es doctora en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de València en 1988 y académica correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de València, desde el año 2005. Inicia su trayectoria pictórica con una exposición individual en el Palacio de la Generalitat de València en 1964, tras obtener por concurso la pensión de la Diputación Provincial de Valencia en 1962.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email