Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

LIGA ENDESA | VALENCIA BASKET 93-84 CASADEMONT ZARAGOZA

La garra de Kalinic y el liderazgo de Dubljevic conjugan la remontada de Valencia Basket

Foto: Miguel Ángel Polo
24/10/2020 - 

VALÈNCIA. La garra de Nikola Kalinic y el liderazgo de Bojan Dubljevic, además de la mano de Hermannsson, levantaron un partido que parecía imposible para Valencia Basket. Los taronja andaron por las tinieblas en la primera parte, comenzaron a escapar de ello en el tercer cuarto y conjugaron la remontada en el último tramo para imponerse a Casademont Zaragoza (93-84) en la séptima jornada de la Liga Endesa. Valencia Basket protagonizó una paupérrima primera parte. Quebrados. Desdibujados. Sin pulso. Todavía con la resaca de la victoria en Kaunas. Y Zaragoza, con buena praxis, ni más ni menos que le endosó 55 puntos entre los dos primeros cuartos. O reaccionaba con rotundidad Valencia, como hizo en el tercer cuarto ante Zalgiris, o se avecinaba un partido de los que se les escurren en las resacas europeas. Mejoró ligeramente Valencia Basket y le dio al menos para llegar al último tramo con opciones, aunque doce abajo. La reacción llegó precisamente en la recta final. Fue restando el conjunto taronja y se colocó a uno (78-79) a cinco minutos y medio para finalizar. En la remontada tuvo mucho que ver la garra de Kalinic y el liderazgo de Dubljevic, además de la mano de Hermannsson, Labeyrie o Marinkovic.

Tuvo un comienzo gris, áspero, errático el encuentro entre valencianos y zaragozanos. En efecto, se mostraron agresivos y solventes ambos conjuntos en defensa, pero la espesura fue notoria en esos primeros compases en la ejecución de lanzamientos. La cosa es que los locales no levantaron cabeza y los visitantes despegaron con rotundidad. Seeley armó un triple para Casademont, replicado por un vuelo de Tobey y un acertado tiro exterior de Vives (7-7, m.4). Pero Seeley se volvió a elevar para extender la brecha y meter a Zaragoza a nueve puntos sobre unos locales desdibujados (9-18, m.7). Zaragoza corría y hacía circular el balón ante un equipo que no acaba de entrar bien en el juego. Tiempo muerto de Ponsarnau, que dio la vez a Dubljevic y Marinkovic. Los zaragozanos respondieron con dos anotaciones de Ennis, al tiempo que los taronja seguían rotos, lo que hizo al técnico local volver a llamar a capítulo a los suyos. Nada. Con un más diez cerró Casademont el primer cuarto (17-27).

En Valencia Basket aparecieron las buenas elecciones de lanzamiento de Dubljevic y Marinkovic, rompiendo, al menos, con la línea general de atasco. El problema fue que ese acierto fue puntual, pues el juego en sí no mejoró. De nuevo, esa falta de chispa después de un partido de Euroliga. Los valencianos regresaban a la Fonteta después de imponerse en Kaunas al Zalgiris, pero ante Casademont les costaba entrar en el partido mientras los visitantes no perdían ese buen tono tanto en defensa como en ataque para mantener el más diez (32-42, m.15). Paró el partido Ponsarnau, pero por mucha (o poca) propuesta que hizo el técnico o movimientos de banquillo que realizó, Valencia no salía del atasco, mientras Benzing o Ennis siguieron extendiendo la renta de Zaragoza minimizando los triples de Hermannsson, Dubi o Vives, alcanzando el descanso con un marcador de 39-55.

Foto: Miguel Ángel Polo

Costó que llegara la primera canasta en el arranque del tercer cuarto. Fue Kalinic el que se elevó desde el centro para un triple limpio. Brussino, sin embargo, le replicó con otro lanzamiento exterior más largo. Tres minutos se consumieron con un parcial de 3-5, roto por una asociación mágica entre Rupnik y Barreiro para el triple de éste último. Kalinic respondió con un triple. Barreiro desde los libres mantuvo un +20, pero Labeyrie enlazó un triple y un 2+1 para el 51-66 (m.25). Valencia Basket procuró restar, sobre todo con Kalinic, ante un equipo que mantenía las ideas claras. A dos minutos y medios para cerrar el cuarto, con un 54-70, Ponsarnau paró el partido. Con las entradas de Kalinic y un triple de Hermannsson, los taronja se pusieron a once puntos (59-70). Se quedó en doce la renta zaragozana (62-74) para enfilar el último tramo de partido.

Valencia Basket tenía que mejorar muchas cosas para tener opciones. Por lo pronto, cerró algo mejor en defensa y enlazó ocho puntos con Prepelic y Hermannsson y Labeyrie y la pericia de Kalinic para un parcial de 9-2 para ponerse a cinco (71-76) a siete minutos para el final. Rupnik despertó a Zaragoza con un triple, replicado por Hermannsson en unos momentos en los que los locales se quedaban sin Prepelic (eliminado). Dubi, desde los libres y con una canasta desde la pintura marca de la casa, ponía a Valencia a solo un punto con cinco minutos y medio por delante. Brussino fue eliminado por Zaragoza. La garra de Kalinic y el liderazgo de Dubljevic fueron conjugando la remontada. Marinkovic desde los libres puso a los locales por primera vez por delante en todo el partido a falta de cuatro minutos. Y Zaragoza andaba ahora perdido. Gestionó bien Valencia Basket para remontar y ganar 93-84.

Ficha técnica:

Valencia Basket (17+22+23+31): Vives (8), Prepelic (6), Puerto (2), Labeyrie (13), Tobey (3) -cinco inicial-, Marinkovic (9), Dubljevic (21), Hermannsson (16), Williams, San Emeterio, Kalinic (15).

Casademont Zaragoza (27+28++19+10): Rodrigo San Miguel, Brussino (5), Seeley (14), Barreiro (13), Thompson (8) -cinco inicial-, Ennis (22), Hlinason (11), Rupnik (3), Benzing (8).

Árbitros: Pérez Pizarro; Araña; y Martínez Silla. Eliminaron a Prepelic por Valencia Basket y a Brussino por Zaragoza.

Incidencias: Pabellón de la Fuente de San Luis 'Fonteta'. Séptima jornada de la Liga Endesa de baloncesto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email