Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Borrón y cuenta nueva (otra vez)

Pako toma el mando para sacarse de la chistera ese resorte que haga implicarse a los jugadores. Muy optimista les confieso que no soy, ya que he leído que los jugadores se quejan de lo largos que son los entrenos con el vasco. Y mal comienzo es este si la cosa va con quejas nada más llegar...

1/04/2016 - 

VALENCIA. Nos agarramos a cualquier cosa. En estos últimos tiempos, cualquier clavo ardiendo es suficiente para que resurja, desde dentro de nuestro pesimismo más genético, la chispa de la esperanza. Nos pasó con Nuno cuando se fue, y nos pasa con Neville cuando se va/lo echan. Perdón, Neville no se va/lo echan. Solo se va Gary, porque Phil se queda con su contrato de larga duración. Y nos toca jugarnos la temporada con Ayestarán, Voro 2.0, solución de urgencia ante el desaguisado puchero, o ramen, en que se está convirtiendo este club.

Pero nos toca creer a pies juntillas en la reacción del grupo ante la llegada del nuevo entrenador. Ante este ascenso, como una primera bailarina tras empujar a la vedette escaleras abajo, Pako toma el mando para sacarse de la chistera ese resorte que haga implicarse a los jugadores. Muy optimista les confieso que no soy, ya que he leído que los jugadores se quejan de lo largos que son los entrenos con el vasco. Y mal comienzo es este si la cosa va con quejas nada más llegar.

Por no hablarles de los méritos de Pako como primer espada. Está claro que tiene más recorrido que Gary y se ha forjado en México, Israel y algún otro lugar, pero si el vecino Lizondo hiciese una encuesta en su Twitter acerca del estilo de juego que tiene en la cabeza Pako, la masa valencianí sabría más bien poco sin consultar la wikipedia, pero si recordarán a la mínima ocasión que como preparador físico era un fenómeno y nos remontarán a aquellos años del doblete. Jueguen a eso a partir de hoy. A 'Doblete'. Cada vez que alguien mente en radio, prensa o tele el doblete, chupito. Se lo van a pasar fetén.

Sigo pensando que la cuestión es que baje alguien de la zona noble y entre al vestuario de una patada para explicar cortito y al pie como está la situación, en que lugar la han puesto los jugadores, responsables en un porcentaje muy alto de la situación que vivimos. Con un peligro real de descenso, por deméritos propios y un calendario, digamos, entretenido. Y me parece bien que el mensaje de puertas para afuera sea que los resultados pueden decidir la continuidad de Ayestarán el año que viene. Ustedes y yo sabemos que eso no va a pasar, salvo que gane todos los partidos y convierta a estos gusanos de seda en mariposas del fútbol.

Pero, siempre hay un pero, la diferencia de Pako con los antecesores es que tiene a favor que conoce la casa, sabe lo que es el valencianismo como sentimiento y puede empezar a construir sobre eso su discurso. Y eso me tranquiliza. Aunque..., ¿eso mismo no era lo que tenían Djukic, Pellegrino o incluso Pizzi en menor dosis?

Me temo que nos queda un final de liga apretadito y con nervios. Ojalá Pako sepa plasmar y transmitir algo del espíritu del doblete. 

Ups. 

Chupito.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email