Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

el barómetro de la renta variable española acaba en los 9.549 puntos

Buena cosecha en bolsa: el Ibex 35 sube casi un 12% en su mejor año desde 2013

31/12/2019 - 

MADRID (EP). El Ibex 35 ha acumulado durante 2019 un ascenso del 11,8%, el mayor desde que en 2013 se impulsó un 21%, a pesar de que el ejercicio ha estado marcado principalmente por la 'guerra comercial' entre Estados Unidos y China, la incertidumbre alrededor del Brexit, la desaceleración económica y la falta de Gobierno y repetición de elecciones en España. El principal selectivo español ha tratado de recuperarse del desplome del 15% que sufrió en 2018, aunque todavía se sitúa por debajo de la barrera de los 10.000 puntos sobre la que despidió 2017.

Pese a que 2019 ha sido el ejercicio el más rentable para los inversores de los últimos cinco años, el selectivo español se ha dejado un 7% desde 2014, año en el que cerró por encima de los 10.000 puntos (10.279,5 enteros) por primera vez desde 2009. En concreto, el Ibex ha finalizado la última sesión del año en los 9.549,2 puntos, con una caída del 0,66%, con lo que se ha alejado de la cota psicológica de los 9.600 enteros y de los máximos anuales que tocÓ el pasado jueves, 27 de diciembre, cuando conquistÓ los 9.700 puntos por primera vez desde agosto de 2018.

En el conjunto del año han destacado las revalorizaciones de Cellnex (alrededor del 96%), Ferrovial, Siemens Gamesa a Inditex (más del 40%), mientras que en el terreno negativo han resaltado Ence, con una caída superior al 30% en su primer año en el Ibex, Bankia, que suma la incertidumbre política a la presión sobre el sector bancario, y Telefónica, en mitad del proceso de reestructuración de su negocio.

En la última jornada de 2019, la mayor parte de los valores han cerrado en negativo, liderados por Endesa (-2,3%), Enagás (-1,9%), Viscofan (-1,8%), Naturgy Energy (-1,7%), Aena (-1,4%), Telefónica (-1,4%) y Repsol (-1,3%), mientras que en el lado contrario se situaban MásMóvil (+2,3%), Mediaset (+1,5%), ACS (+1,3%) y Ferrovial (+0,8%). 

Jornada semifestiva

Asimismo, el ascenso del selectivo español durante el mes de diciembre ha sido del 2,1%, desde los 9.352 puntos con que cerró noviembre, aunque iniciará el año por debajo de los 9.600 puntos. En una jornada semifestiva en Europa, el Ibex 35 ha cerrado el año con ganancias menos abultadas que el resto de mercados europeos, salvo Londres que ha concluido con una revalorización anual también del 12%, por debajo del rendimiento del Dax alemán y el Cac francés, cuyos ascensos superaron el 25%. Asimismo, los índices americanos volvieron a impulsar al resto de mercados y subieron más de un 30%, alcanzando nuevos máximos históricos.

La gran diferencia entre los principales índices europeos y el selectivo español se explica por el mal comportamiento de la banca, que representa cerca del 30% de la ponderación del Ibex y se ha visto penalizada por el escenario de tipos negativos y el empeoramiento de las perspectivas económicas, que han limitado su capacidad de generar beneficios.


Asimismo, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba al cierre de 2019 en un precio de 66 dólares, mientras que el Texas se colocaba en los 61 dólares.

Por su parte, la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,1230 'billetes verdes', mientras que la prima de riesgo española se situaba en 65 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,4%.

'Guerra comercial'

Según ha explicado el analista de XTB Joaquín Robles, el principal foco de incertidumbre en los mercados este año ha sido la guerra comercial entre Estados Unidos y China, responsable de las recientes subidas que han llevado a los índices a registrar máximos anuales tras el acuerdo en primera fase alcanzado. El Ibex 35 inició el año en los mínimos marcados al final de 2018 y alcanzó máximos en abril por la expectativa de un acuerdo comercial entre ambas potencias. Tras la ruptura de las negociaciones y el deterioro de la economía, las bolsas volvieron a caer en julio y agosto hasta mínimos anuales, llegando el Ibex a borrar todas las ganancias del año.

El 13 de diciembre se anunció la primera fase del acuerdo comercial entre China y Estados Unidos, lo que devolvió el optimismo a las bolsas. Se espera que la firma tenga lugar la próxima semana en Washington.


Otro foco de incertidumbre durante 2019 ha sido la salida de Reino Unido de la UE, que derivó en la celebración de elecciones anticipadas, en las que el Partido Conservador del primer, Boris Johnson, se hizo con la mayoría absoluta. "Los inversores celebraron el final de la incertidumbre, pero todavía no está claro que este desenlace vaya a ser positivo para las bolsas. El mercado descuenta la salida en la Unión Europea antes de que finalice la prórroga el próximo 31 de enero, pero a partir de ese momento empezará un periodo de negociaciones para fijar los nuevos términos", ha explicado el analista de XTB.

El escenario de incertidumbre ha generado una desconfianza entre los inversores que se ha traducido en un empeoramiento económico, con los peores datos de crecimiento desde 2015 para España, donde se han celebrado dos procesos electorales. "La falta de Gobierno no ha generado más volatilidad a la bolsa española, el problema es que no ha permitido la toma de nuevas medidas para amortiguar la desaceleración económica", ha puntualizado Robles.

El papel de los bancos centrales

Desde Renta 4 han explicado que el buen comportamiento de las bolsas en 2019, que contrasta con el hecho de que haya sido el peor año desde la crisis financiera en términos de crecimiento económico, responde al "radical giro" de los bancos centrales, cuyas políticas monetarias han sido contrarias a las expectativas de hace un año. Así, la Reserva Federal de EE UU ha bajado en tres ocasiones los tipos de interés, mientras que el Banco Central Europeo (BCE) ha restablecido el programa de compra de activos por 20.000 millones de euros y ha pasado de pensar en mantener los tipos estables para subirlos a finales de 2019 a reducir el tipo de depósito y establecer un 'forward guidance' sin límite temporal y vinculado a que la inflación alcance el 2%.

De cara a 2020, desde Renta 4 colocan el objetivo del Ibex 35 en los 10.200 puntos. Para ello, sus apoyos serán el crecimiento económico a la cabeza de Europa, las valoraciones inferiores a la media en el largo plazo y el apoyo del BCE. Por el contrario, los principales focos de riesgo serán la situación en Latinoamérica, la incertidumbre política en cuanto al Brexit, Italia y España y el proteccionismo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email