X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El conjunto italiano insiste en pedir una rebaja mientras que el club de mestalla ya busca otro mercado para el portugués

Cancelo provoca fricciones entre el Valencia y el Inter

Mateu Alemany empieza a estar harto de la larga cambiada del club lombardo. Cada vez que contacta con Ausilio la respuesta del italiano no es convincente. Ausilio siempre pide tiempo pero el Valencia precisamente no dispone de mucho tiempo. Necesita soluciones para su rompecabezas económico

17/05/2018 - 

VALÈNCIA. Joao Cancelo está provocando fricciones entre el Valencia y el Inter de Milán. La comunicación entre Mateu Alemany, director general blanquinegro, y Piero Ausilio, director deportivo neroazzurro, se ha intensificado en las últimas semanas y las llamadas son constantes pero la falta de acuerdo por el lateral portugués ha tensado esa relación. Y la cuerda está a punto de romperse. 

Mateu Alemany empieza a estar harto de la larga cambiada del club lombardo. Cada vez que contacta con Ausilio la respuesta del italiano no es convincente. Ausilio siempre pide tiempo pero el Valencia precisamente no dispone de mucho tiempo. Necesita soluciones para su rompecabezas económico

El Inter de Milán, tal y como publicó Plazadeportiva.com hace unas semanas, no dispone de los 39 millones de euros que se fijaron en verano en la opción de compra dentro del documento de cesión. Sin dinero en efectivo en su cuenta de ahorros, el club neroazzurro planeó ofrecerle al Valencia dos alternativas para disfrutar más tiempo del potro portugués.

Según la información de que dispone este periódico, el Inter se movía en dos escenarios para retener a Cancelo. El primero era obtener un año más de cesión, acordando con el Valencia la obligatoriedad de compra del jugador el 1 de julio de 2019. El segundo era comprarlo al término de esta campaña pero negociando con el Valencia una rebaja en el precio actual. El Inter podría llegar a pagar 25 millones de euros pero nunca los 39 millones pactados en agosto. Cesión o descuento esas son las fórmulas en las que trabaja Piero Ausilio para negociar por Cancelo con Mateu Alemany que siempre dice "niente".

El director general del club del murciélago ha desmontado los castillos en el aire que construía el Inter. La prensa italiana repite en los últimas días que Cancelo "è più distante da Inter oggi". Alemany no acepta rebajas pese a las constantes intentonas de Ausilio, que declaró el sábado que los fichajes de Rafinha y Cancelo "todavía eran posibles". La postura pública de Ausilio es solo fachada. Detrás de sus manifestaciones no hay dinero. Mateu Alemany se lo ha dejado claro muchas veces: "Cancelo son 39 millones". Y Ausilio sabe que o paga la cantidad pactada o Cancelo volverá a Mestalla. 

El Valencia, arrinconado por la necesidad de vender por un importe de 45 millones de euros antes del 1 de julio y de pagar 14'5 millones de los intereses de sus créditos con los bancos, necesita liquidez y Cancelo es un activo que se puede convertir en dinero en efectivo para paliar esa deuda. El anuncio por parte del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) de la obligatoriedad que tiene el club de pagar antes del 5 de julio la multa de 23'6 millones de la Unión Europea por financiación ilegal, provoca que la urgencia por ingresar sea máxima aunque el club asegura que no está obligado a pagar esa cantidad a corto plazo.

La exigencia de su deuda, que aprieta el cuello del Valencia como una soga, es con lo que juega Ausilio para tratar de obtener un precio más bajo por Cancelo. La fecha del 30 de junio, fin de año fiscal, se acerca y cada día que pasa juega a su favor. Esa urgencia por hacer caja puede provocar que el club de Mestalla malvenda jugadores excepto que ya cuente con ofertas importantes que no han trascendido por sus futbolistas más preciados. La maldición del Valencia en el mercado actual es que todo el mundo del fútbol sabe que tiene que vender antes de una fecha determinada.

Jorge Mendes se mueve desde hace semanas en el mercado buscando otra salida para el portugués ante la incapacidad manifiesta del Inter para comprarlo. La Premier, y concretamente la ciudad de Manchester, está en su punto de mira. Marcelino, mientras, aguarda una solución. Cualquier circunstancia es positiva. Si el club lo vende podrá conservar otros jugadores pero si se queda potenciará su banda derecha.

Noticias relacionadas

está dentro de una bolsa de jugadores a los que el Valencia tiene controlados a la espera de salidas en la delantera

Éder pide un buen contrato

Por |  - 

El jugador ha reconocido en Italia a fuentes consultadas por Plazadeportiva.com que ha sido sondeado por el Valencia pero que solo abandonará el Inter si la oferta económica que le plantean, en cuanto a salario y demás condiciones de fichaje, es ventajosa y no supone mucho perjuicio para su bolsillo, teniendo en cuenta la alta ficha que percibe en el conjunto italiano.

opinión

La eficacia y la justicia

Por |  - 

Como se suele decir en estos casos ‘cada maestrillo tiene su librillo’ y este es el ‘librillo’ de Marcelino. Tenía muy claro el asturiano que poco se podría hacer con este Valencia acomodado en el fracaso desde la prepotencia de ‘elementos’ como Alves, Enzo Pérez o Nani...

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email