X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 15 de octubre y se habla de PLAZA RADIO PODCAST valencia cf cd castellon OPINIÓN
GRUPO PLAZA

Celades se sube en marcha al "carrusel" que acabó con Neville

19/09/2019 - 

VALÈNCIA. El Valencia CF tiende a ofrecer paralelismos y repeticiones cíclicas de situaciones de manera constante, vinculadas con el hilo invisible del tiempo y las decisiones de sus dirigentes. Albert Celades, con dos partidos a sus espaldas (una victoria, una derrota) se encuentra ante un primer ciclo de siete partidos consecutivos que no es, precisamente, el mejor contexto para empezar a trabajar.

Si alguien puede explicarle a Celades (que vive su primera experiencia en la élite) lo difícil que es trabajar en el Valencia y lo traicionero que puede llegar a ser un calendario de partidos, ese es Gary Neville. Como Celades, el de Bury llegó al banquillo de Mestalla tras la destitución de un entrenador (Nuno) que había metido al equipo en Liga de Campeones la temporada anterior. Y lo hizo en pleno fragor de la batalla, también como le ha sucedido al andorrano: sin tiempo para planificar nada, sin días de entrenamiento para conocer a su equipo y con la obligación de subirse en marcha a lo que el inglés bautizó como "el carrusel" de la temporada.

"No tuve ni una semana libre. Jugábamos cada sábado y cada miércoles desde el minuto en que aterricé hasta el día que me fui. Luego fue cada domingo y jueves por ser Europa League. ¡Siempre entre semana! Cuando estás dentro de esa especie de "carrusel" y está dando vueltas, y las cosas no van bien, es fundamental poder salirte y recuperarte", rememoraba Neville en verano del año pasado en una entrevista en el programa 'Second Captains' de su país. 

Neville no mentía ni exageraba en esa confesión. El 2 de diciembre de 2015 fue nombrado entrenador del Valencia, debutó en el banquillo un 6 de diciembre ante el Olympique de Lyon en Mestalla (0-2) y fue destituido 115 días y 28 partidos después, un 30 de marzo y en pleno parón liguero, el segundo que vivía como técnico en la capital del Turia. El británico dirigió al equipo, en una temporada calcada a la actual a nivel de exigencia del calendario, con un promedio de un partido a disputar cada cuatro días.

Nada más llegar, Neville vivió un ciclo de cuatro partidos seguidos (Olympique, Eibar, Barakaldo, Getafe) antes del parón por las vacaciones navideñas. Tras el regreso a las competiciones y un intempestivo derbi ante el Villarreal una víspera de Año Nuevo, el famoso "carrusel" de partidos llegó: del 31 de diciembre de 2015 al 20 de marzo de 2015, el Valencia jugó siempre dos partidos por semana. El 0-2 en casa ante el Celta fue el último choque con el británico al frente del equipo, un 20 de marzo y diez días antes de su destitución oficial.

Neville incidió en lo problemático que fue no poder descansar entre partidos para poder trabajar con un grupo al que no conocía cuando aterrizó en Valencia. "Ni los jugadores ni yo tuvimos la posibilidad de decir: "Vale, vamos a cogernos tres días libres para desconectar y luego volver a coger la forma". Cuando juegas Champions, Europa League o Copa del Rey acabas desgastado y acumulas cansancio, porque vas perdiendo partidos, las piernas no están frescas...", agregó. 

¿Qué hizo mal a su juicio? "Deberíamos haber renunciado a estas competiciones antes y habernos concentrado en lo prioritario, no en estos temas secundarios", concluyó. Porque el de Bury sigue convencido de que lo que le "mató" fue no rendir en LaLiga, donde sus números fueron terroríficos: tres victorias, cinco empates y ocho derrotas (14 puntos de 48 en juego). Su balance global fueron diez victorias, siete empates y once derrotas. "Si te fijas en los resultados globales, creo que ocho o nueve de las victorias que logramos fue en las copas" del Rey y de la UEFA, recordó. Esas competiciones que el propietario le pidió que "tirara".

La polémica de "tirar" competiciones y las palabras de Marcelino

Ahora mismo, Celades afronta un ciclo de siete partidos consecutivos antes del siguiente parón liguero: Barcelona (fuera, derrota), Chelsea (fuera, victoria), Leganés, Getafe, Athletic de Bilbao (fuera), Ajax y Alavés. Las sensaciones son diferentes a las que había a la llegada de Neville, pero el calendario le va a dar la misma tregua al andorrano: ninguna.

Precísamente uno de los retos del nuevo técnico del Valencia CF será buscar un rendimiento óptimo en todas las competiciones, con LaLiga como principal prioridad a tenor de las palabras de dos ex técnicos que han tenido a Peter Lim como 'jefe' en los últimos tres años. Marcelino García Toral no tuvo reparos la semana pasada en culpar al triunfo copero de su precipitada salida del club: "Estoy seguro, absolutamente, sin ninguna duda, de que el detonante de esta situación fue la Copa. Durante la temporada recibimos mensajes directos e indirectos de que teníamos que rechazarla", declaró en el Hotel Meliá de Valencia durante su despedida.

Las palabras del asturiano levantaron polvareda pero, aunque el club niega su versión y afirma que próximamente explicará los motivos reales de su destitución, hay que dotarlas de cierto grado de credibilidad si las cotejamos con las declaraciones de Neville en agosto de 2018. En la entrevista anteriormente mencionada, el legendario jugdador del Manchester United -y socio de Peter Lim en el Salford FC- reconoció que el máximo accionista le pidió personalmente que priorizase LaLiga sobre el resto de torneos: "El dueño me dijo: 'Tira esas competiciones'. Porque la liga era un problema para nosotros. Necesitábamos ganar en LaLiga. Eso es lo que me mató", dijo en referencia a su posterior destitución después de que el equipo no remontase en competición doméstica y ocupase la plaza decimocuarta a finales de marzo -y con riesgo de descenso- cuando fue cesado de su cargo.

El calendario ofrecerá a Celades un pequeño 'respiro' a principios de octubre, con otro 'parón' por selecciones que dejará tiempo al andorrano para trabajar con su nuevos jugadores durante dos semanas. La cita siguiente será la visita al Wanda Metropolitano el 19 de octubre. Con ese partido arrancará otro "carrusel" de compromisos para el Valencia, que jugará otros 7 partidos seguidos en veinte días. Para entonces, Celades ya habrá tenido tiempo de dejar su impronta a base de victorias o bien conocer los rigores de una temporada con tres competiciones que ya se llevaron por delante a alguno de sus antecesores.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email