GRUPO PLAZA

la opinión de los colaboradores 

"Necesitar un mínimo de dos goles por jornada para rascar un punto le veo lagunas"

13/12/2020 - 

VALÈNCIA. Los colaboradores de Plazadeportiva.com muestran su visión sobre el Valencia CF 2-2 Athletic Club:

José María Peris

Si un espectador neutral punxa la tele i evita fer siesta, el partit del Valencia CF va ser divertit. Però amb l'angoixa blanquinegra, calia sumar de tres. En estes situacions, millor no perdre si no es pot guanyar. Però la sensació de no saber tancar el partit, o no poder, provoca nus en la gola. Cal transmetre des de la banqueta ixa manera d'afrontar els partits, per damunt de tot, inclós la direcció des de la llotja. Seguir treballant des d'allò que representa l'escut de 101 anys de història. I qui no s'ho crega, que deixe pas.

Josep Lizondo

Necesitar un mínimo de dos goles por jornada para rascar un punto, como plan de vida, le veo lagunas. Por lo demás me ha gustado mucho ese ejercicio de fútbol vintage que nos ha permitido ver al Milan de Sachi por primera vez en Mestalla. Más es repetirse. El equipo tiene corazón, actitud, pelea los 90 minutos como pocos, pero no le da para ganar a nadie (salvo que ese alguien se haga 4 goles él solo). Ya no es tiempo para las palabras, ahora es tiempo de los rezos.

Rubén Uría

Ni un sólo reproche a los que están defendiendo el escudo lo mejor que saben o pueden, porque quien da lo que tiene no está obligado a más. El asunto lo ve un ciego y está más claro que el caldo de un asilo: a este Valencia CF no le da para más. Le sobra corazón, pero le falta experiencia y sobre todo, calidad. Jugar en Europa la próxima temporada sería un milagro, acabar entre los ocho primeros una temporada notable y terminar entre los diez primeros, algo normal. No da para más. Será impopular decirlo y contarlo, pero no nos pagan por apasionarnos, sino por contar lo que vemos. Y si el fútbol es querer, saber y poder, el Valencia actual quiere siempre, pero casi nunca sabe y menos puede. Propietario: Meriton Holdings.

Alberto Santamaría

Un punto y gracias. Tal vez esta fue la frase más utilizada por el aficionado valencianista tras el pitido final de un encuentro que demostró el porqué de la clasificación de unos y otros. Una victoria en los últimos nueve partidos justo antes de enfrentarse a Sevilla y Barcelona es una estadística como para echarse a temblar. La actitud y las ganas siguen siendo innegociables pero el último mes y medio de competición indican que no son suficientes. Y todo a pesar de que los blanquinegros hicieron lo más difícil poniéndose por delante en el marcador. Pero ni con esas. El equipo no fue capaz de acabar de noquear a un combinado cuyo entrenador, al descanso, estaba más fuera que dentro. Menos mal que Unai Simón falló y Vallejo estuvo listo. Menos mal.

Sergio Arlandis 

En una semana de infamia y actividad institucional, llegó este partido, como si no quisiera ser, y lo cierto es que su resumen suena a disco que rueda en bucle. Gracia, al que ya se le debería pedir algo más de lo ofrecido, ha decidido restar construcción de juego y reforzar la intensidad defensiva. Lo malo es que no acaba de salirle bien y el equipo se ahoga siempre en el intento de ser solvente. La propuesta de juego es primitiva y depende de la inspiración de Maxi. Todo lo demás aporta poco en ataque. La plantilla tiene tantas deficiencias que ya no apetece ni señalar a unos y otros. En la semana de la infamia de Meriton, este es el colofón o muestra de un empobrecimiento progresivo, agresivo por parte de Lim, y cobarde. El equipo no es tan malo, aunque la plantilla sí, y son cosas distintas. Las mejorías solo te dan para no perder cada jornada, pero la realidad dice que tú no le ganas a nadie, ni en casa ni fuera. Los números son de equipo para el descenso: todo lo demás, palabrería de unos y otros.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email