Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

Corregir los vicios del Valencia

Este Valencia con un primer espada arriba, podría con mucho más. Arriba el arsenal es limitado. Al equipo le falta gol. La plantilla no es tan mala como para estar donde está, pero parece que no da más de sí. Le falta dar nivel...

1/12/2016 - 

VALENCIA. Transcurrido el primer tercio vayamos con un poco de balance. En trece partidos hay materia suficiente como para concluir que el Valencia anda realmente muy mal en Liga. El Valencia está bailando con el peligro. Ver la clasificación hace mucho daño. No entra en una dinámica ganadora. Hablemos de hábitos, pero no obviemos que son malas costumbres transformadas en vicios difíciles de erradicar. Eso sí, no sin algunos problemas más o menos incubados. Uno, la falta de un "9" ya ha florecido en todo su esplendor. Una pena no haber traído en verano a un matador. Este Valencia con un primer espada arriba, podría con mucho más. Arriba el arsenal es limitado. Al equipo le falta gol. La plantilla no es tan mala como para estar donde está, pero parece que no da más de sí. Le falta dar nivel.

Para empezar, 11 puntos de 39 posibles en trece jornadas. Si el Valencia no tiene más problemas clasificatorios es porque Deportivo, Osasuna, Sporting y Granada son mucho peores. Seguramente no hagan falta ni 35 puntos para conservar la categoría a este ritmo, pero eso no exculpa a unos jugadores que han sacado once de treinta y nueve posibles.

Prandelli ha conseguido 5 de 18. Son números malos lo sabemos, y el equipo sigue recibiendo goles en todos los partidos. Ya sé que son peores que cuando llegó Neville. Pero el italiano se está guiando por la coherencia que se añoró con el inglés y ha establecido a la espera de refuerzos necesarios, sus pilares sobre dos preguntas que Neville nunca se hizo o, quizás, no supo responder. ¿De qué dispongo?. ¿Y a qué puedo jugar?. 

El técnico italiano ha estudiado sus recursos y plantea los partidos en base a su materia prima y una presión como se vio en Sevilla, que la exigió y obtuvo una implicación en la plantilla. Ese nuevo sistema parece que le gustó en el Pizjuán y en Leganés, y tiene intención de seguir en Liga. 

Prandelli no ha inventado nada nuevo, pues ni siquiera ha gozado del tiempo necesario, pero ha impuesto el sentido común con la presencia de futbolistas disciplinados y más fieros para competir. Tiene mucho que trabajar para "cambiar hábitos" en el Valencia. Un mal hábito es, sin ir más lejos, el que le ha llevado al plantel a instalarse en la mediocridad en la clasificación. Y con una afición que empieza a caer en una preocupante indiferencia, cómodo refugio para dejar de sufrir.

Es muy preocupante que el equipo no esté en la exigencia que demanda un club como es el Valencia. Ahora todo pasa por la unidad y el compromiso, más allá de la exigencia que sabemos tiene Mestalla.

Ahora todo el mundo espera que Prandelli dé más "bola" a Munir por delante de Rodrigo, porque creo que al hispano-brasileño le sobran partidos y se ha ganado un descanso, a pesar de su lucha encomiable y pelea, pero se le fichó y por mucho, para hacer goles. Y no los hace a pesar que tiene ocasiones. Y nunca ha justificado su millonario fichaje. Y Munir tiene mucha más calidad individual y es goleador. Tiene que tener su oportunidad. Hay que verlo en más partidos. Y un jugador como Nani, aunque siempre irregular en su carrera, pero muy brillante en la Eurocopa por detrás del punta, está siendo intrascendente. Debe aportar mucho más. No va al banquillo, porque Prandelli no tiene un jugador mejor que Nani para sentarle. Pero el portugués tiene que sacar el fútbol que lleva dentro. El Valencia le necesita más. Porque hay un serio problema para finalizar. Y él con más libertad de movimientos seguro que va a aparecer. Porque sin gol es complicado ganar.

Las carencias se encuentran perfectamente diagnosticadas(un seis, un nueve y un extremo izquierdo si también fuese posible). Pero eso será en enero. Sólo queda un mes. Hay que encomendarse a Prandelli y que traiga lo que él conozca y sepa que le puede sacar rendimiento en cinco meses.

La victoria en Leganés es un triunfo y un paso adelante. Es una victoria de moral para el equipo. Era romper una dinámica negativa. Un respiro. Lo del Málaga del domingo poco va a tener con lo de Butarque. Nadie espera un equipo endeble y dubitativo como el del día del Granada. Es la duda que me crea. En Sevilla sí se vio bastante que jugó como entrena, y ese es el camino a seguir.

Al Valencia hay que pedirle que rompa ya la "sangría" en Mestalla. El equipo y la grada. A pesar de que no le han dado nada de satisfacción, la afición tiene que ir a apoyar desde el principio. Unidos. El Valencia tiene que ser el Valencia de antes. Tiene que demostrarlo ya. Por eso es vital ganar al Málaga de Juande Ramos. Hay que sumar puntos y con urgencia.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email