Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 11 de julio y se habla de opinion paco gisbert valencia cf gameiro blanc HUGO GUILLAMÓN
GRUPO PLAZA

SD Eibar 1-0 Valencia CF / laliga

Partido infumable para echarse a temblar

25/06/2020 - 

VALÈNCIA. El Valencia cae por la mínima en Ipurúa en un partido para echarse a temblar. Los de Celades cuajaron una actuación deplorable sobre el césped y un gol en propia puerta de Kondogbia dio los tres puntos a la SD Eibar.

Comenzó el partido como suele ser habitual en Ipurúa. El Eibar entró con una presión muy alta e intentando asfixiar al Valencia en la salida. Una propuesta que tenía efecto ya que los de Celades no estaban cómodos en el inicio de choque. El Valencia vivía en campo propio en el primer cuarto de hora, no conseguía salir de la intensidad del Eibar y costó el 1-0. Fue a balón parado. Saque de esquina y gol en propia puerta de Kondogbia. El partido y Europa se ponía muy cuesta arriba. El Valencia seguía sin comparecer en Ipurúa.

A los veinte minutos apareció la primera de los valencianistas. Ferran puso el balón al área y Guedes estuvo inteligente al dejar pasar el balón y habilitar a Gayà. El disparo del lateral se marchó desviado. El Eibar no desinflaba y buscaba el segundo. Correa voleó en la frontal y se encontró con los guantes de Cillessen. Ferran apareció con una gran jugada. Se zafó de dos rivales y su disparo pasó cerca del palo. Muy incisivo el de Foios en esa acción.

El Valencia no le cogía el pulso al partido. Apenas generaba peligro en el área local. El Eibar bajó el pistón, pero probó fortuna con un disparo de Orellana que blocó Cillessen. Un primer tiempo muy pobre del Valencia, que tenía 45 minutos para dar la vuelta a la situación. Con el 1-0, el partido se iba al descanso.

Tras la reanudación, Celades se la jugó al ataque y quitó a Soler por Gameiro. Un doble pivote con Kondogbia y Parejo y cuatro jugadores ofensivos: Ferran, Guedes, Rodrigo y Gameiro. Necesitaba reaccionar el Valencia. La primera del segundo acto también fue para el Eibar. El tiro de Pedro León acabó en córner. Se llegó a la hora y la situación no variaba. Cote acarició en segundo de libre directo y obligó a Cillessen a hacer una gran parada.

La realidad es que la segunda parte del Valencia fue infumable. Un claro reflejo de lo que transmite ahora mismo este equipo: nada. No tiene alma y deambula sobre el césped. Viendo la imagen y las sensaciones, a lo que puede aferrarse el Valencia es su situación en la tabla. La Champions es una utopía, pero Europa todavía es una opción real pese a la deprimente imagen mostrada en Ipurúa. El 2-0 no llegó porque Cillessen hizo una parada espectacular. Enrich peinó y el holandés se agigantó para mantener al Valencia en el partido. El meta valencianista era el único que estaba a la altura del partido.

En el minuto 88 llegó la puntilla. Mangala vio la segunda tarjeta amarilla en un salto con Kike García y dejó al equipo en inferioridad. Una decisión rigurosa ya que el central apenas sacó el brazo. Con el 1-0, el encuentro finalizó y deja al Valencia en una situación muy crítica.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email