Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

protagonista tras el entrenamiento de este martes

Édgar Badía: "Trabajamos a tope, centrados en el regreso a la competición"

"Me siento más cómodo con los guantes de portero, pero a nivel sanitario me ofrecen más seguridad estos de nitrilo desechables".

12/05/2020 - 

ELCHE. El Elche mira ya con decisión a la vuelta a la competición. Lo hace al ritmo que marcan unas sesiones de trabajo peculiares más por la forma que por el contenido: trabajo físico y con balón, pero aislados hasta el extremo. Así lo establece el protocolo de la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

Los franjiverdes realizaban este martes su cuarta jornada de esa pretemporada primaveral que protagonizan por culpa del Covid-19.

Uno de los primeros en saltar al verde del estadio Manuel Martínez Valero para su entrenamiento individual era Édgar Badía, que al ser meta es uno de los pocos que recibe asesoramiento directo durante la sesión: por parte del entrenador de porteros, Miguel Escalona, quien, eso sí, sigue las evoluciones del futbolista guardando la distancia social, además de ataviado con guantes y mascarilla. 

El barcelónes, que está cerca de cumplir 18 meses en la ciudad, toda vez que se enroló en las filas del Elche en el mercado de invierno de la 2018/19, no solo era uno de los futbolistas más destacados del equipo de José Rojo 'Pacheta' cuando se interrumpió la Liga regular a falta de 11 jornadas, es que ostentaba la condición de portero que más para de toda la Segunda División A.

En una entrevista concedida al canal de televisión de la LFP, Égdar no escondía sus ganas de "reiniciar la competición", de volver a jugar para terminar una temporada que "se le estaba dando bien" al equipo en general y a él en particular. El meta franjiverde no teme ni mucho menos que el parón afecte a esa "dinámica positiva" en la que se encontraba instalado el Elche, precisamente a juzgar por cómo han vuelto sus compañeros: "Diría que hemos regresado bien dentro de lo que supone hacerlo tras ocho semanas de confinamiento", señalaba Édgar Badía al tiempo que aseguraba que el grupo está "centrado" y trabaja "a tope, tanto a nivel individual como colectivo" para recuperar la buena dinámica.

Como "especial" e incluso "extraño" define el portero del Elche ejercitarse en solitario en una superficie tan grande como es el césped del Manuel Martínez Valero, al que se refería como "un estadio que impone" por su belleza y grandiosidad. 

Ahora bien, esa distancia física que ha presidido el día a día del confinamiento y que ahora también lo hace en las jornadas de trabajo no ha afectado "al buen rollo" reinante en el seno del vestuario del equipo, una de las claves de la buena marcha de los franjiverdes, tal y como aseguraba Édgar Badía, que incluso bromeaba con la obligación de llevar guantes en el día a día: "Me siento más cómodo con los guantes de portero, pero a nivel sanitario me ofrecen más seguridad estos", decía el meta barcelonés al tiempo que movía sus manos enfundadas en unos guantes de nitrilo que se han convertido hace tiempo en parte de la indumentaria de los futbolistas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email