Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

DIARIO FER / OPINIÓN

Tiempos para sacar muchas conclusiones y extraer lo positivo

21/05/2020 - 

Esta pandemia del coronavirus me pilló por sorpresa; creo que como a todos los españoles. Y para mí la palabra inicial es que fue un shock. No lo encajé bien. Era como no ser consciente del trompazo a tu día a día. Pero poco a poco lo fui digiriendo mejor. Para mi sorpresa, mi cabeza dio totalmente la vuelta. Los tres primeros días fueron brutales en cuanto a qué había pasado, cómo había pasado, por qué nos había pasado todo esto… se generaba una incertidumbre en el terreno personal y social, y en lo deportivo sobre la liga, la selección… Shock e incertidumbre. Eran los pensamientos del inicio del estado de alarma. Luego, como decía, la cabeza evolucionó de una manera que me quedé asombrada. Me acostumbré, me amoldé a la situación, hice un trabajo personal mental bueno y espero que me sirva el día de mañana.

En lo deportivo, fue un poco lo mismo al estar todo envuelto por la palabra incertidumbre. No sabía qué iba a pasar con mi equipo y la competición, con el equipo nacional y el Preolímpico de balonmano y los Juegos. Creo que todos los deportistas y en este caso las chicas del balonmano nos topamos con la duda de qué iba a pasar con la liga, cómo íbamos entrenar en casa, si íbamos a poder juntarnos todas de nuevo, si se daba por finalizado el campeonato. Era para nosotras un año muy importante. Teníamos la liga, teníamos el Preolímpico en mi tierra, en Valencia, y lo sucedido y sus consecuencias deportivas me hacía plantearme muchas cosas de otra manera. Y en ese proceso se dio el aplazamiento. Quizás, en mi caso, me hace alargar un año más mi carrera deportiva. Te trastoca todos los planes deportivos y personales. Te planteas otras metas. Me diseñaba mentalmente a corto plazo este año y al final prácticamente se nos ha quedado en blanco. Esperemos que en agosto todo se solucione. Como digo, fueron momentos muy difíciles, que no sabíamos qué iba a pasar no solo a nivel deportivo, sino también personal. En mi caso, por ejemplo, era la que iba a comprar y salía a la calle y parecía que estaba en una isla (Telde) fantasma. No había nadie por la calle, parecía un sueño, una película y que solo era yo la protagonista. Me costó muchísimo encajarlo.

¿Cómo ha sido mi rutina? Me dedico a hacer deporte; a leer muchísimo; a cocinar, soy una enamorada de la cocina, pero me he perfeccionado ¡A ver si ahora me voy a cambiar de profesión! Pese a todo, he disfrutado muchísimos momentos. Me levanto siempre temprano, intentando mantener los mismos horarios que antes, hago mis ejercicios por la mañana y por la tarde, cocino, limpio la casa,… Disfruto de los momentos que normalmente con viajes y demás no puedo disfrutar en casa. Así que dentro de la situación que estamos viviendo, en la que tenemos que empatizar todos con todos, en parte estoy sacando partido a este parón para poder centrarme en las cosas, para poder apreciar lo que quizás se me escapaba, y poder disfrutar de alguna forma de todas las personas que durante el año no puedo disfrutar de ellos. Ha sido y es un momento duro, pero a la vez he sacado muchas conclusiones y siempre intento sacar lo positivo de todas las cosas.

Siempre digo que tanto en el balonmano como en cualquier deporte hay que fortalecer la mente y el cuerpo, pero hay veces que tiramos más del cuerpo que de la mente. En mi caso, di la vuelta a la tortilla. Trabajé mucho más la cabeza que el cuerpo en estos tiempos. Sí es cierto que en mi casa, gracias a mi preparador físico, al Proyecto FER, al Comité Olímpico Español, que han estado en contacto con nosotros día a día, nos facilitaron muchísimo el trabajo. Es verdad que lo hemos tenido que hacer en espacios reducidos en una terraza o dentro de una casa y es chocante.

Desde el primer día del confinamiento no paré y a día de hoy tampoco. Tenemos la suerte, aunque la gente no lo entienda que somos deportistas y que nos tenemos que nos tenemos que ejercitar, porque es nuestro trabajo, de poder salir en horarios distintos a las demás personas. Pero quiero que entiendan que la profesión de deportista es diferente. Y que tenemos cuidado en todos los aspectos. Yo, por ejemplo, me he dado cuenta durante esta cuarentena de lo poco tolerantes que somos las personas unos con otros: ‘si tú haces esto, yo también lo quiero o yo también quiero este privilegio’. Y hay veces que hay que entender, comprender, poder ayudar, ser más solidarios. He aprendido mucho a través de esta cuarentena respecto a las personas; y yo misma me he conocido más. He hecho una evaluación directa de cómo han sido mis años deportivos y quiero enfocar mi vida quizás variando aspectos que tenía en la cabeza anteriormente. Como si fuera a empezar una vida nueva… me lo planteo de esta manera.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email