Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

un vecino presentó una denuncia ante el ayuntamiento contra él

El dueño del Restaurante El Pino de Torrent niega las acusaciones de usurpación de suelo público

1/12/2020 - 

VALÈNCIA. Un vecino de Torrent remitió el pasado mes de agosto una queja al Ayuntamiento de la localidad refiriéndose al restaurante El Pino, ahora conocido como El Balcón del Vedat. En ella, defendía que el establecimiento había estado haciendo un uso indebido de suelo público durante más de 30 años, con la colocación de una terraza en un terreno que no era de su propiedad sino del propio consistorio. Asimismo, también apuntaba en la reclamación que dicho suelo era de especial protección no urbanizable, por lo que pedía a las autoridades locales que obligasen al dueño a restituir el paisaje a su imagen original. 

Unas acusaciones que el hostelero ha negado tajantemente en una carta remitida al diario Valencia Plaza. En ella, apunta a una fijación y acoso por parte de este vecino, al que acusa de haber intentado en reiteradas ocasiones hundir el negocio: "Lamentamos profundamente que se haya utilizado un medio de comunicación por un vecino ocioso cuya única pretensión es causar daño a la fama del restaurante desde hace más de cincuenta años". 

"Niego, por tanto, haber usurpado suelo público alguno, ni haber rellenado con escombros barranco alguno, ni haber cerrado con puertas y vallas suelo público alguno". En este sentido, cabe recordar que el denunciante afirmaba en su reclamación que el dueño del restaurante había iniciado las obras de la terraza en el año 1989, con el vertido de algunos escombros en el barranco contiguo al local. Asimismo, también se quejaba de que su actividad económica había ido en incremento con el pasado de los años, iniciándose con la celebración de unas cuantas bodas y comuniones para terminar, este mismo verano, en la ubicación de un pub nocturno con cercos e incluso vigilancia privada. Unos hechos que el demandado niega vehementemente en su misiva. 

"Añado que la presencia de un guardia de seguridad no tiene mayor explicación que controlar el aforo del restaurante por la normativa anti-covid, en defensa de la salud de los clientes". Y matiza que la actividad del establecimiento goza de su correspondiente licencia, otro de los puntos que el demandante ponía en cuestión al estar, presuntamente, operando en un terreno no autorizado. Así, el responsable del negocio concluye: "El restaurante El Pino se reserva las acciones civiles y penales correspondientes contra el vecino que haya podido presentar alguna denuncia con el contenido publicado". 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email