X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el ayuntamiento permite acompasar la obra al derribo del estadio

Este solar ya tiene dueño: Selenta Group asume el hotel junto al viejo Mestalla 

Foto: KIKE TABERNER
6/11/2018 - 

VALENCIA. Ya tiene dueño. En teoría ya lo tenía pero ahora ya es definitivo. El solar junto al viejo Mestalla, el espacio donde se hallaba el desaparecido Nou Ajuntament, es propiedad de Selenta Group a todos los efectos. A falta del acto de entrega de las llaves, los representantes de la empresa acordaron la aceptación de este terreno en su última reunión con el Ayuntamiento de València.

Así concluye definitivamente el culebrón del hotel del Botánico, y Selenta Group, heredera de ExpoGroup, ya no podrá reclamar los 18 millones de euros a los que tenía derecho por la cancelación de su licencia para construir un hotel en el conocido como solar de Jesuitas.

La cita en la que se revolvió todo ocurrió hace tres semanas en las dependencias de Tabacalera, explican miembros del equipo del concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià. Estas fuentes insisten en que, aunque no ha habido una entrega formal de llaves, “ésta no deja de ser un acto meramente protocolario”. Las llaves reales, las que no son tangibles, ya las tienen en su mano los responsables de la firma.

Selenta Group ya es la dueña pues, a todos los efectos, del suelo para su nuevo hotel, 2.329,38 metros cuadrados de terreno en el número 35 de la avenida de Aragón. Una propiedad que fue incluida en el Registro 1 hace ahora casi dos años, en diciembre de 2016. Y eso incluye la totalidad del pleno dominio. El permiso para la construcción de un inmueble de uso terciario-hotelero, con una autorización para construir 16.445 metros cuadrados de techo, se incluyó en el convenio firmado en su día entre la empresa y el Ayuntamiento de València, cuando lo regía Rita Barberá.

Cambio de contexto

Hay dos factores que han sido fundamentales para que se solucione este entuerto. El primero de ellos fue la predisposición del consistorio valenciano a encontrar una solución. En la Concejalía comprendieron los argumentos que le expresaron desde la firma Selenta al respecto de los plazos para la construcción del hotel. Si bien esta cesión del suelo no estaba directamente vinculada a la operación de construcción del Nou Mestalla, estaba afectada de pleno por los tiempos y plazos que han rodeado a esta última ATE (que va camino de agotar los plazos).

En Selenta Group plantearon desde el principio que no iban a poder levantar su hotel si antes no estaba derribado el Viejo Mestalla. Sin lo uno no iba lo otro. No tenía sentido y era contraproducente para el futuro hotel estar en pie mientras se esperaba a la demolición del campo del Valencia C. F.; además de los problemas logísticos, la convivencia con una demolición así es imposible. El hotel debía esperar.

Pero el Valencia Club de Fútbol comenzó a mover fichas. Y este segundo punto ha sido la clave principal. La petición de la licencia para reactivar las obras ya fue una advertencia para interesados. Si el Valencia C. F. vendía los terrenos del viejo Mestalla podía afrontar las obras de construcción-conclusión del Nuevo.

Compañeros de baile

Un cambio de actitud por parte del club de Artes Gráficas en el que ha sido necesario que comenzaran a aparecer paulatinamente candidatos a comprar el solar donde ahora se yergue el campo de fútbol más antiguo de la Primera División española (fue inaugurado en 1923). Los últimos en salir, Neinor, Aedas y Cerberus se han unido a Atitlan, Ática y Bertolín. Ya hay compañeros de baile.

En cuanto se concrete la venta de los solares del viejo Mestalla el club tiene previsto concluir la construcción del nuevo. Después llegará la demolición del viejo Mestalla y tras ella se podrán iniciar las obras del nuevo hotel, el de Selenta Group. Y así, la ciudad volverá a reconstruirse para comenzar a cubrir los agujeros del pasado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email