Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

fotografía

Groenlandia: los cazadores del deshielo

En la región de Ammassalik sus habitantes todavía dependen de la caza y pesca tradicionales, un modo de vida que va desapareciendo a pasos agigantados por la globalización y el cambio climático. Aun así, siguen apostando por su pueblo, negándose a abandonar sus hogares y su cultura ancestral

19/09/2020 - 

VALÈNCIA. En el reino de los hielos la supervivencia nunca ha sido un regalo. Lo saben los inuit de la región de Ammassalik, cuyo modo de vida se derrite en un mundo en el que año tras año se baten récords de temperatura. Noticieros y estudios lo corroboran: en 2019 Groenlandia rompió todos los récords con 586.000 millones de toneladas de hielo derretido, según un estudio publicado en Communications Earth & Environment. Más allá de esas cifras, el deshielo y sus consecuencias son una realidad a la que se enfrentan diariamente las cerca de 57.000 personas, en su mayoría de origen inuit, que viven en una de las regiones más inhóspitas y gélidas de la tierra.

En lo alto de una colina en Kulusuk, al este de Groenlandia, Francesc Bailón, antropólogo especializado en la cultura inuit y profesor universitario, explica que los habitantes se reparten en veintiún grupos tribales a lo largo de las tierras árticas: Alaska, Canadá, Rusia (Chukotka) y Groenlandia. Antes, matiza que en la lengua inuktitut inuit significa «personas o seres humanos» y para ellos Groenlandia es Kalaallit Nunaat, que significa «la tierra de las personas».

Bailón comenta que de esta manera se separan claramente del término esquimal, que significa «el que come carne cruda». «Llamarles esquimales es casi un insulto, es como compararles con los aborígenes que cruzaban el estrecho de Bering desde Asia hace más de cuatro mil años», comenta el experto.

Mientras lo cuenta, al norte, los bloques de hielo se desplazan en el fiordo. Contrasta con lo que ocurría en los años de juventud de Avannaa, en los que podía salir sin problemas con los trineos de nieve hasta principios de mayo. Sin embargo, hoy duda de que, a finales de marzo, sea posible recorrer todo el fiordo helado y llegar sin peligro de caer al mar hasta el glaciar Knud Rasmussend, ubicado a ochenta kilómetros de allí.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Hace frío pero nada que ver con el gélido invierno —con temperaturas de -50 ºC— que queda atrás. Ahora, la primavera brinda la posibilidad de coger los trineos de perros para cazar y pescar (parte de la comida es para los perros porque son los que les ayudan en sus tareas). Avanna lleva haciéndolo medio siglo y explica alegremente que «la primavera es un periodo fundamental porque, por fin, se puede salir con los trineos de perros esquivando las tormentas». 

* Lea el artículo completo en el número de septiembre de la revista Plaza

Noticias relacionadas

YA A LA VENTA EL NÚMERO 72

María José Félix, directora general de Helados Estiu, portada de la revista Plaza

Por  - 


De su padre ha heredado la dirección de Helados Estiu y su sentido del humor. María José Félix recibe a Plaza y le explica el secreto del crecimiento de la firma y cómo han conseguido sortear la covid-19. Además, hablamos de alcoholismo, de la relación entre el sexo y la ciencia, de la editorial Media Vaca y de muchas cosas más

alcoholismo

A una copita de cruzar el límite

Por  - 

Sin el estigma social que persigue a los adictos a otro tipo de sustancias, una enfermedad tan grave como el alcoholismo apenas tiene repercusión mediática. El bebedor compulsivo y su familia están casi solos

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email