Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La apuesta de Negredo que no ha salido bien

Estas dos temporadas de Álvaro Negredo en el Valencia han dado de sí bastante como para hablar de muchas cosas, la mayor parte negativas, porque él mismo reconoce que no ha tenido suerte y su paso ha sido sombrío...

2/06/2016 - 

VALENCIA. Estas dos temporadas de Álvaro Negredo en el Valencia han dado de sí bastante como para hablar de muchas cosas, la mayor parte negativas, porque él mismo reconoce que no ha tenido suerte y su paso ha sido sombrío. No ha estado a la altura de las exigencias ni de las expectativas que se habían generado en torno a su fichaje por el Valencia. 

Ha tenido dos años malos en cuanto a rendimientos, aunque en esta última campaña en relación de porcentaje de goles por minutos jugados, sus números han sido mejores que los de Paco Alcácer. Un gol cada dos partidos. Es mejor media la de Negredo que la de Alcácer, pero queda la sensación de que no ha tenido un buen paso por el Valencia. Se esperaba mucho más de él, incluso él lo ha renonocido, pero su etapa llega a su fin. El club no quiere contar con él. No cabe en el Fair-Play financiero. Y las dos partes asumen su marcha. Pero antes hay que buscar un equipo, ya que parece que ni Milan ni Inter le han querido fichar, a pesar de lo esperanzado que estaba.

Ya pocos se acuerdan de las palabras de Nuno cuando Álvaro Negredo puso rumbo a Mestalla. "En breve se dará a conocer el fichaje de un delantero que es una bomba", dijo el luso. para calificar al jugador en cuestión. Un jugador fantástico recalcó Nuno. "Se trata de uno muy bueno y nos va a aportar mucho", apostilló para calificar al atacante. Un año y algún mes después, en otoño quiso más o menos desactivar como fuese "la bomba" porque había dejado de confiar en un jugador que la pasada temporada decepcionó y no estuvo a la altura que esperaban todos. Eso está claro. Y no olviden que el Valencia le fichó lesionado. Pero era un fichaje que se pagó a precio de jugador estrella.

El mayor negro suyo en el Valencia fue en esa etapa en la que Nuno no le dio ni bola, y le dejaba fuera de una convocatoria tras otra, sin ningún motivo aparente. ¿Por qué Nuno le hizo la cruz?. Negredo un día sólo dijo en una entrevista que en su opinión, los delanteros del equipo jugaban lejos de la portería. Tampoco dijo nada negativo. No entendí que nunca le dio un porqué. Le dejó en la grada y a veces teniendo un sólo delantero con Rodrigo lesionado. Aunque el banquillo nunca fuese su hábitat, Nuno se equivocó al ni siquiera convocarle. No lo apartó, pero no contaba con él. Cuestiones deportivas parece que no fueron. Aunque la frase de Nuno fue la "cualquier jugador que quiere estar, está", dijo y públicamente.

También hay que reconocer que en enero Negredo eligió quedarse en el Valencia cuando tuvo la súper oferta de China, que le pagaba casi tres veces lo que ganaba en el Valencia. Quiso quedarse para tratar de devolver la inversión que había hecho su club y que pensaba que podía rendir en el Valencia, porque si hubiese pensado en él mismo y en la muy "golosa" oferta, se habría marchado a China a ganar el triple de lo que ganaba. Eso hay que reconocérselo a Negredo. Y es antes persona que futbolista y tiene dos dedos de frente.

Una inversión de 31,2 millones de euros imposible de recuperar. El valor de Negredo ya no es el de hace años, sobre todo tras las dos decepcionantes temporadas en el Valencia. Ahora su valor en el mercado es otro muy distante y lejano de esos 31,2 millones de euros que se pagaron hace dos años, más 2,5 a los agentes.

Lo que ha ocurrido aquí ha sido una conjunción de circunstancias por las que él no ha terminado de cuajar, pero Negredo está convencido de que si tiene continuidad en otro club, volverá a marcar bastantes goles. Es bueno que Negredo quiera competir, pero tiene que entender donde quiere disputar y combatir. El equipo que le fiche hace una apuesta, porque el último año y medio suyo ha sido para olvidar. Pero estoy seguro que volverá a hacer goles. Porque el don lo tiene y está claro que es un buen futbolista y tiene su nivel aunque no sea aquel que deslumbró en el Sevilla y en su primera temporada en el Manchester City. 

Han pasado dos temporadas y ahora Álvaro Negredo está en posición de salida. Fue una apuesta grandísima, y no olvidemos que con su gol en Mónaco en agosto, metió al Valencia en la Champions. Y que esos dos goles que marcó primero al Español, y luego al Sevilla, dieron el respiro necesario para salvar los muebles. Le presentaron como un crack pero no ha salido bien. Sus agentes creen que pueden conseguir una oferta de unos 8 millones de euros. Y de que tiene mercado en Italia piensan. Pero no va a ser fácil. En China la tienen, pero el jugador no quiere ir todavía allí y está en su derecho. Pero pienso que en el mercado europeo es difícil que alguien pague esa cantidad porque intentarán conseguir mejores delanteros. Pero el Valencia con quitarse la ficha, puede dar por buena la salida, y si además, rasca algo, fenomenal. No creo que pase como a Jonas que le pagaron para que se fuera.

Tampoco sería mal momento para que Jorge Mendes ayude y actúe. Digo yo. Porque la gran herramienta que se utilizó para su llegada fue sin duda el poderío económico de Peter Lim. 

El míster Nuno quería dos puntas y se le explicó al dueño y le pareció acertado su fichaje. En aquel momento, todos los aficionados valencianistas hubiesen fichado a Negredo. Pero siempre dije que 30,7 millones ya me pareció un traspaso muy alto para un futbolista con la edad que tenía y el salario con el que venía, y porque eran irrecuperables. El Valencia pagó por él esa fortuna más la comisión a los agentes. Pero deportivamente, todo el mundo apostaba por Negredo. Ahora y en menos de dos años, cotiza a la baja. El Valencia aquí va a perder bastante dinero. Pero tampoco se puede desvalorizar al jugador públicamente diciendo que en Italia no lo quieren o que es caro. Cuanto más baje Negredo sus pretensiones, menos perderá el Valencia. Si no baja sus intenciones, más tendrá que rebajar el Valencia la cantidad que quiere recibir por traspasarle.

Dicen que el fútbol que vale es el que queda en el recuerdo, y en el Valencia, muy a su pesar, la apuesta Negredo no ha salido bien. La culpa es de todos. Es el Valencia el que no le quiere y por eso se lo dijo, porque no cuenta para el entrenador. Cuando no se consiguen unos objetivos, el club está en su derecho de buscar otras cosas. El lo asume. Es entendible la postura del club, porque sus números no engañan: 18 goles en dos años. Y Negredo ya ha reconocido que no es bueno que siga. La "bomba" que en su día dijo Nuno, se va a ir por la puerta de atrás, deportivamente hablando.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email