Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 3 de marzo y se habla de coronavirus Fallas 2021 universidades vacuna covid-19
GRUPO PLAZA

maría arroyo

La diseñadora que decidió vivir entre algodones para poder investigar

Decidió probar suerte mandando una solicitud de ingreso en la prestigiosa Royal College of Art (Londres) y comenzó así una carrera fulgurante, con mucho recorrido todavía por delante, que le ha llevado a investigar los futuros tejidos y tintes que utilizará el sector de la moda de lujo en todo el mundo

21/01/2021 - 

VALÈNCIA. s e define como espontánea y muy curiosa. En 2016, María Arroyo marchó a Londres para estudiar durante dos años un máster en Diseño de Moda en la Royal College of Art (RCA). Acababa de ser aceptada en una de las escuelas de diseño más prestigiosas del mundo, lo que le valió de trampolín para entrar en Alexander McQueen Londres, en donde trabajó durante el 2018. Y otra vez, una nueva propuesta de trabajo, también desde la RCA, la llevó en 2019 hasta el Cotonificio Albini, la célebre industria fabricante de tejidos finos de algodón, que sirve a las firmas de moda más importantes. Actualmente vive en Curno, un pequeño pueblo pegado a Bérgamo (Lombardía). María es la manager de Innovación en Albini_Next, el centro de investigación de Albini. Su día a día consiste en investigar nuevos tintes naturales para el algodón que reemplacen los sintéticos derivados del petróleo, esos que tanto contaminan, para poder producir el tejido de algodón más sostenible. 

— ¿Cómo fue su infancia? ¿Cuándo descubre que lo suyo es el diseño?

— Tuve una infancia muy normal y mis primeros contactos con el arte fueron en mi pueblo, Godella. Al salir del colegio acudía a un taller de Bellas Artes a dibujar, como tantos niños. Creo que desde siempre he tenido cierta sensibilidad hacia lo visual, los colores, las formas, las composiciones, las imágenes… Si hay una época que canalizó mi interés hacia el diseño, especialmente hacia el de la moda, fue la adolescencia. Ahí me di cuenta del poder de la ropa para expresar mensajes. Entendí cómo lo social estaba codificado a través de lo personal y cómo la ropa tenía el poder de ofender, alegrar, disgustar o amplificar ciertas personalidades u orientaciones políticas. A día de hoy me sigue fascinando.  

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

—  ¿Qué destacaría de su personalidad?

— Diría que soy muy espontánea. No necesito tener la vida ya estructurada u organizada para el medio o largo plazo. Me gusta ir improvisando y escucho mucho a mi intuición, algo que seguramente tiene que ver con mi formación. Durante el proceso creativo debes guiarte mucho por tus instintos pues al crear no hay una manera errónea o correcta de hacerlo. 

* Lea el artículo completo en el número de enero de la revista Plaza

Noticias relacionadas

ya a la venta

La recuperación de textos inéditos de Blasco Ibáñez, portada de Plaza

Por  - 

El celo de un coleccionista ha permitido recuperar cerca de 125 documentos (la mayor parte desconocidos o inéditos) de Blasco Ibáñez. Lo más importante: dos relatos de los que podrían ser dos novelas que nunca acabó. Además, analizamos cómo viven la pandemia la juventud, entrevistamos a la diseñadora valenciana Marta Arroyo, repasamos la trayectoria del coreógrafo ... ¡y muchos temas más!

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email