Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 24 de septiembre y se habla de don algodon INTERINOS ilsa CONVERSACIONES cotsco
GRUPO PLAZA

La electrificación de la nueva L10 de Metrovalencia durará más de un año y costará 7,85 millones

13/12/2019 - 

VALÈNCIA (EP) El pleno del Consell ha autorizado a Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) a iniciar el proceso de contratación de las actuaciones para la electrificación, instalación de subestaciones y acometidas de la nueva Línea 10 de Metrovalencia, a lo largo de todo el trazado entre la estación de Alacant y Natzaret.

El presupuesto asciende a 7.853.307 euros, IVA incluido, y cuenta con un plazo máximo de un año y cuatro meses. Los trabajos comprenden la electrificación en toda la línea y la construcción de dos subestaciones de tracción ubicadas en Amado Granell y Moreras, con las correspondientes acometidas de alta tensión.

Este proyecto forma parte de las actuaciones de la Generalitat para poner en marcha la nueva línea 10. Ya se ha adjudicado la construcción de la superestructura de vía, arquitectura y equipamiento del tramo subterráneo entre las estaciones de Alacant y Amado Granell, por un importe superior a 25 millones de euros.

También están en ejecución, desde el pasado mes de mayo, los trabajos del tramo en superficie, comprendido entre las paradas de Amado Granell y la prolongación hasta la nueva parada de Hermanos Maristas, con un presupuesto de 3,6 millones.

Para completar las intervenciones, en 2020 se realizará la contratación de los trabajos de señalización y comunicaciones, la adecuación del tramo y paradas en superficie y la construcción de los depósitos provisionales.

Una vez completada en 2021, la línea 10 permitirá unir el centro de València con la zona de la Ciudad de la Ciudad de las Artes y las Ciencias y el barrio de Natzaret, ampliando así la red y apostando por un modelo de movilidad sostenible en la ciudad y el área metropolitana.

Las primeras obras de esta infraestructura comenzaron en 2006 y se paralizaron en 2011 por falta de presupuesto, después de invertir alrededor de 200 millones de euros. En 2017, el 'president', Ximo Puig, anunció que la Generalitat retomaría las obras con financiación de la Unión Europea.

La Línea 10 de Metrovalencia combina tramos subterráneos y en superficie, con un recorrido de 5,3 kilómetros y ocho estaciones y paradas (tres subterráneas y cinco en superficie).

El proyecto de construcción del conjunto de esta línea está cofinanciado por la Unión Europea, a través del programa operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) de la Comunitat Valenciana 2014-2020, que aporta el 50%.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email