Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 21 de enero y se habla de TOQUE DE QUEDA coronavirus PLAN RESISTE FUNCIONARIOS
GRUPO PLAZA

el grupo alcanza en 2020 una cartera de obras en curso de 350 millones de euros

Lantania, constructora de Máximo Buch, eleva un 19% sus ingresos hasta 120 millones

25/11/2020 - 

VALÈNCIA. Lantania, el grupo infraestructuras, agua y energía propiedad de Máximo Buch a través de su fondo Stator Management, prevé cerrar el ejercicio 2020 con una cartera de obras en curso por valor de 350 millones de euros y unos ingresos de 120 millones de euros, un 18,7% más que en 2019 pese al imparto de la crisis por la covid-19.

Así lo ha avanzado el presidente de la empresa, Federico Ávila, en una rueda de prensa telemática para realizar un balance anual del que ha destacdo la adquisición el pasado mes de mayo –con el estado de alarma en vigor–  de Soil Tratamiento de Aguas Industriales junto a su filial de Colombia con un equipo de 30 personas.

Esta operación ha permitido dar un salto en el negocio de tratamiento de aguas industriales, que ya representa el 10% de los ingresos totales del grupo tras multiplicarse por seis la facturación. Esta división del grupo se ha consolidado con la adquisición el pasado 10 de noviembre de Deisa, filial de aguas industriales de Comsa.

Otros de los hitos anuales de la compañía han sido la compra de Traviesas y Prefabricados de Aragón y el inicio de su desarrollo internacional con un contrato en Bulgaria de 67,7 millones para la modernización de varias líneas ferroviarias del país balcánico.  

Stator Management, el fondo de inversión del empresario y exconseller de Economía Máximo Buch, se mantiene con el 51% de la propiedad de este grupo creado en 2018 por un grupo de exdirectivos de Isolux a partir de sus unidades de negocio de construcción. Según Ávila, 2020 ha sido el ejercicio de la consolidación de la estructura de holding con la constitución de Lantania Aguas y Lantania activos y la creación del consejo de administración.

Además, al cierre de 2020 la plantilla alcanzará los 560 trabajadores –un 64% más– como consecuencia de las adquisiciones llevadas a cabo y por crecimiento orgánico vinculado a actuaciones de obra civil.

A diferencia de en los ingresos, donde sí se ha notado el impacto de la covid-19 ha sido en el beneficio bruto de explotación (Ebitda) del grupo, donde se prevé una ligera caída respecto a 2019 hasta los 10 millones de euros.

Federico Ávila

En cuanto a las previsiones sobre contratación, Federico Ávila ha destacado un avance del 36% en la cartera de nueva contratación (150 millones de euros), hasta alcanzar un volumen total al cierre del ejercicio de 350 millones de euros en obra pendiente de ejecutar. Este parámetro, que ya triplica los ingresos anuales de la firma, "da idea de la estabilidad de la compañía", asegura Ávila.

De ellos, un 55% son del sector público, la mayoría de la Administración central, con Aena, Adif, y la Dirección General de Agua al frente. El resto se reparte entre Comunidades Autónomas (18%) y corporaciones locales (7%).

Entre los nuevos proyectos destacan el mantenimiento preventivo, correctivo y obras auxiliares de las instalaciones de electrificación de la zona Este para Adif, la conservación de las pistas del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y la urbanización del Espigón Central del Puerto de Bilbao.

Como complemento a la actividad constructora, la empresa ha lanzado el desarrollo de un portfolio de proyectos eólicos que comenzarán en Galicia. La compañía trabaja en esta comunidad autónoma en el desarrollo de 250 megavatios (MW) de los cuales 150 MW ya se encuentran en fase de tramitación administrativa y cuya inversión ascenderá a 146 millones de euros.

Atentos a oportunidades

Por otra parte, el presidente de Lantania ha explicado que el objetivo de 200 millones de facturación en 2022 previsto en el plan estratégico está en "“revisión" y, aunque el objetivo se mantiene para alcanzarlo cuanto antes, la empresa se está planteando revisar el plan estratégico para adaptarlo al escenario de la crisis poscovid.

Respecto a posibles adquisiciones, el presidente del grupo ha destacado que continuamente se estudian posibles oportunidades y ha explicado que en la medida de lo posible se intentará abordar esas "compras estratégicas" con recursos propios, lo que condiciona el volumen de las posibles operaciones, aunque ha previsto que en 2021 surgirán oportunidades en este terreno. Al respecto, ha recordado que los 11 millones de caja previstos en su plan estratégico para compras aún no se han consumido.

En cuanto a la diversificación geográfica, ha avanzado que ha continuado licitando en el sector ferroviario y espera hacerse con otra adjudicación en Bulgaria en los próximos dos meses. También está licitando en Suecia y en otros proyectos del norte de Europa como el corredor báltico.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email