X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

NUNO TIENE UNA SITUACIÓN MUY COMPLICADA EN LA LIGA º

Las claves de la crísis del VCF 

6/10/2015 - 

VALENCIA. Novenos en Liga con sólo nueve puntos sobre los veintinuno disputados y navegando en un mar de dudas. Ese es actualmente el Valencia CF que dirige el portugués, Nuno Espírito Santo. El año pasado a estas alturas el conjunto que también dirigía el luso sumaba 17 puntos y todavía no se había sumado ninguna derrota. Además, el equipo encajaba un gol menos los pero había logrado perforar la meta rival en 13 ocasiones más que esta campaña. 

El Valencia CF está inmerso en una clara crisis deportiva que le puede alejar de los puestos delanteros de la clasificación a final de temporada si el equipo no es capaz de empezar a sumar victorias ligueras. 

1- Exigencia de las tres competiciones: No hay un bloque y excesivas rotaciones 

El equipo ha pasado de tener la exigencia de un partido semanal a competir todas las semanas hasta en tres ocasiones. El desgaste que eso provoca ha generado un sistema de rotaciones que al técnico no le ha funcionado en ningún momento y ha generado un bajón considerable en el nivel del equipo. 

Los continuos cambios en las zonas clave del equipo han hecho que se pierdan los mecanismos adquiridos la temporada. La principal virtud del Valencia CF la pasada campaña fue su fortaleza defensiva. Desde ahí, se lograron muchas victorias y muchos puntos. Este año el equipo, pese a no encajar muchos más goles en Liga, si que es mucho más vulnerable y por tanto sorprende mucho menos al rival. 

2- Todos los jugadores parecen por bajo de su nivel

El inicio de temporada está logrando que todos los jugadores parezcan mucho peores de lo que realmente son. Raro es el futbolista que está rindiendo a su nivel. A excepción de casos aislados como Feghouli o Bakkali ningún futbolista está dando la medida de lo que de ellos se espera. 

Los fichajes millonarios no terminan de dar la medida de lo esperado. Rodrigo y Negredo están volviendo a fracasar por segunda temporada consecutiva, y sólo Enzo parecía haber encontrado el camino antes de su desafortunada lesión.

Del mismo modo, el club hizo una apuesta importante por jugadores que finalizaban contratos esta campaña y se han hecho buenos contratos a futbolistas que no están rindiendo ni parecido a la pasada campaña. Ninguno de los renovados está jugando como se esperaba. Parejo, Piatti, Alcácer, Barragán o Fuego fueron renovados y mejorados salarialmente y su nivel no es el de la temporada anterior, tanto que incluso algunos han perdido hasta la titularidad. 

3- Fichajes no suben el nivel del equipo

Es sin duda uno de los grandes lunares de la temporada. La planificación deportiva ha cojeado este verano por un simple motivo. Se han fichado jugadores a futuro, pero se ha olvidado reforzar el equipo y mejorarlo para el presente. 

Los casi 60 millones de euros invertidos este verano en Ryan, Santos, Abdennour, Danilo, Bakkali y Santi Mina no han mejorado el once inicial, ni de momento te están ayudando a tener una rotación de garantías. 

De momento sólo el futbolista que llegó gratis, Bakkali, está siendo titular y aportándole buenas cosas al equipo. Del resto, de momento, se está viendo muy poco y eso lo está acusando mucho Nuno, ya que su equipo ha sí ha sufrido importantes bajas que de momento no están siendo suplidas con garantías. Y además, en la rotación no están apareciendo esas alternativas que deberían haber aparecido con los Danilo o Santi Mina. 

4- Sin gol y con fragilidad defensiva 

Si bien es cierto que el Valencia CF sólo ha encajado un gol más que la temporada pasada, es un evidencia que el sistema defensivo no funciona como el curso anterior.

El equipo de Nuno concede muchísimas más ocasiones y es más frágil en todo su sistema defensivo. A esa fragilidad defensiva hay que unirle una preocupante sequía goleadora. Cuatro goles en siete jornadas. 

El año pasado los delanteros tuvieron una temporada aciaga cara el gol, pero esta temporada la cosa no ha empezado mejor. Sólo dos goles entre los tres delanteros en Liga. Una cifra muy pobre para el nivel de los futbolistas y también de las inversiones hechas en ellos. 

Por desgracia, este año la segunda línea no está siendo definitiva y los goles que el año pasado aportaba el balón parado este año no están llegando. Mal en defensa y mal en ataque. Con esa combinación se explica la mala racha de resultados del equipo en Liga. 

5- Vestuario empieza a tener dudas 

Como en cualquier mala racha los jugadores tienen dudas. El entrenador no está consiguiendo transmitir su mensaje al grupo. Pese a que jamás se reconocerá públicamente el grupo empieza a no tener claro lo que quiere el entrenador. 

Tantos cambios en el equipo y tantas rotaciones no le sientan bien a nadie. Eso unido al mal rendimiento de los futbolistas hace que aparezcan las dudas sobre el modelo empleado y sobre su eficacia. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email