GRUPO PLAZA

cómo les ha afectado la pandemia

Las otras plazas de los artistas falleros

16/02/2021 - 

VALÈNCIA. 2020 ha sido el peor año para los artistas falleros. Y 2021 sigue sin dar buenas noticias. La cancelación y continuos retrasos de la fiesta valenciana por excelencia ha obligado a poner un freno histórico a una industria clave en el ámbito cultural y patrimonial, oficios ya de por sí maltratados que, ahora, han tenido que poner todo su empeño en aquellos otras facetas que en otro tiempo eran la cara B de su día a día. No en vano, no son pocos los ninots que han quedado en pausa, sin saber muy bien si algún día verán la luz.

La pandemia, como en tantos otros ámbitos, ha forzado la reinvención. Y los artistas falleros no se quedan atrás. Hay quien durante el último año se ha dedicado a la ilustración, a la escultura, a la decoración de escaparates o de espacios públicos, esos otros oficios menos visibles que ahora han tomado todo el protagonismo. Paralelamente, durante los últimos meses han surgido iniciativas como Regala un ninot o Mininot: plataformas de venta de ninots personalizados que han tenido buena acogida por parte del público y han supuesto una bocanada de aire fresco para muchos artistas, que han podido mantener viva la llama de la fiesta en un año sin cremà. 

Buscar alternativas para no quedarse parado

Uno de los ámbitos hacia los que más se han podido enfocar los artistas falleros ante la cancelación de las fiestas es la ilustración. Muestra de ello es el trabajo de Miguel Hache, que lleva años trabajando en las ilustraciones de las Fallas Na Jordana y Mossen Sorell. El artista valenciano accedió a una de las diez becas de producción nacional impulsadas por La Terminal-Zawp, una zona de exhibición de eventos en Bilbao. Explica que cuando estalló la pandemia vivió unos cuantos meses de impasse que pudo utilizar para “volcarse en proyectos personales para los que antes no había tenido tiempo”. Su trabajo siempre ha estado enfocado a la ilustración, y desde entonces ha dado forma a un total de cinco exposiciones. La última es Más Muros. Diario de un confinamiento. En ella, Miguel crea un diario ilustrado sobre los estados de ánimo que iba teniendo durante la cuarentena. “Basándome en la forma de un ladrillo que simboliza ese encierro -cuenta- fui variando su forma y transformándolo en otros objetos” como un despertador o una caja de medicinas. “La técnica se llama ‘cadáver exquisito’. Una forma inicial se va convirtiendo en distintos objetos. Me interesaba analizar la sucesión de los días y cómo afectaba la monotonía a mi técnica artística”. La exposición fue inaugurada el pasado 15 de enero en Bilbao, y su creador señala que el recibimiento ha sido muy bueno.

Encargo realizado por los artistas falleros SacabutxArt a través de RegalaunNinot para la empresa de moda Wonders

Actualmente tiene otros proyectos entre manos. La Associació de Professionals de la Il·lustració Valenciana (APIV) ha organizado una exposición colectiva en el Jardín Botánico que se inaugurará el próximo mes de marzo y contará con una imagen seleccionada para la campaña y el catálogo a cargo de Miguel Hache.

Por su parte, Paco Torres lleva años plantando la falla de la Plaza del Pilar. Mantener su taller desde que comenzó la crisis ha sido “muy difícil”, según explica. Es cierto que ya está trabajando para la falla que presumiblemente se plantará en 2022, pero indica que “las ayudas son ridículas y muy difíciles de solicitar”. No obstante, también afirma que esta situación “hace que te muevas más para buscar alternativas”. Desde hace años ha compaginado su trabajo como artista fallero con el de decorador de escaparates. Por ejemplo, los renos de la tienda Hannover situada en la calle Hernán Cortés son suyos.

Hasta ahora trabajaba para las Fallas y para las Hogueras de Alicante. Ese era el 50% de su facturación anual, que dividía a lo largo del año. Ahora no ve una respuesta clara a eso de ‘reinventarse’ como artista fallero. Explica que los mercados para artistas como él “son muy reducidos. Puedes trabajar a nivel decorativo, a nivel escultórico para otros profesionales haciendo ampliaciones de esculturas..., pero esto no da para toda la gente del sector, que lo está pasando mal. Puedes buscar en el sector de la escenografía y de las artes plásticas, pero son ámbitos que también están muy afectados por la pandemia. No tenemos muchas más alternativas”.

Torres exhibió a finales del pasado diciembre dos de sus ninots (confeccionados junto a la artista Isa Falcó) en las calles de Madrid. Lo hicieron a través de la plataforma Mininot, que consiguió que dos de sus figuras traspasaran el territorio valenciano para promocionar la carrera de la Nationale-Nederlanden San Silvestre Vallecana.

 Ninot de Mininot plantado en Puerta de Atocha que representa a un corredor. Foto: IGNACIO PÉREZ
Por su parte, el dúo de artistas falleros Ceballos & Sanabria (compuesto por José Luis Ceballos y Francisco Sanabria) lleva dos años siendo seleccionado para confeccionar la falla infantil de la Plaza del Ayuntamiento. La del año pasado, como es sabido, no la pudieron plantar; y la de este año (que se habría exhibido junto a la del pasado) está a la espera. Una espera que, por otro lado, se hará de rogar al menos hasta el segundo semestre del año, puesto que no se hablará de una posible celebración de las Fallas 2021 hasta entonces.

Ante esta situación, el dúo presentó un proyecto de exposición al Centre del Carme. El pasado diciembre fue aprobado y se podrá ver desde el próximo 5 de marzo. La muestra está comisariada por Néstor Morente, y en ella se podrán ver piezas de las fallas municipales infantiles de 2020 y 2021. Será la primera vez que el centro cultural acoja el trabajo de los artistas de la falla municipal infantil.

Ceballos explica a Culturplaza que la exposición “es una retrospectiva del trabajo de ambos como artistas falleros desde que empezaron hasta ahora. Todo relacionado, naturalmente, con las fallas y una parte con la falla municipal”. El artista tan solo adelanta que la muestra integrará escultura, ninots e ilustración. Durante estos meses el dúo también ha trabajado en proyectos enfocados a las Navidades: “Hicimos tres buzones de tres metros de altura para la cabalgata de reyes. Al final no hubo cabalgata, hemos dado en la diana de proyectos que al final no salen”.

Buzones de tres metros de Ceballos & Sanabria

La creación de espacios en ferias o exposiciones también es una de las salidas para los artistas falleros. Muestra de ello es el caso de Manolo García, figura que lleva toda la vida vinculada al mundo fallero y que en 2016 fue artista de la falla municipal. García ha sido encargado de la parte constructiva de la exposición Valencia Pavilion. The future is design, inaugurada la semana pasada en el Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa de Madrid. 

Compuesta por un total de 300.000 listones de madera, la exposición muestra "una visión vanguardista de la manufactura de producto industrial y artesanal, llevando a cabo una amplia labor de arqueología del futuro y queriendo sentar las bases del porvenir, entendiendo que este futuro aprovecha la amplia trayectoria ya recorrida y es capaz de integrar disciplinas muy diversas", según explican los responsables de la iniciativa.

'Valencia Pavilion. The future is design'

Preocupación generalizada

Es cierto que los artistas consultados han ido encontrando una vía de escape a la precariedad que esta situación impone sobre ellos. Sin embargo, la preocupación es generalizada en tanto que si la pandemia persiste, los daños serán devastadores. Todos tienen los ojos puestos en la esperanza en que al menos después del verano se pueda volver a plantar. “Quemarlo todo para volver a empezar de una vez”, lanza Ceballos.

También coinciden en que el apoyo institucional es indispensable. Paco Torres reconoce que, al hablar con otros artistas, “unos están un poco mejor que otros, pero en general todos están mal”. Y las ayudas, desde su punto de vista, “son ridículas”.

Es una situación que, por otro lado, invita a reinventarse. Y para facilitar esto, han surgido otros proyectos, plataformas de venta de ninots que tienen como objetivo mantener al sector a flote. Las más populares son Regala un Ninot y Mininot. Culturplaza habla con Xavi Serra, impulsor de la primera.

'Regala un ninot'

La plataforma Regala un ninot surge con el objetivo de desestacionalizar la producción de los artistas falleros. “Buscamos generarles nuevas oportunidades y dignificar sus figuras”, explica Xavi Serra, quien se considera todo un apasionado de las Fallas. La idea surge en pandemia, a partir de aquella iniciativa de muchas floristerías de regalar un ramo de flores. “Me dije: ¿y por qué no regalar un ninot?”, señala. Todo empezó en mayo con una campaña muy humilde a través de redes sociales. “Se generó un impacto brutal -asegura-. Empezaron a llover peticiones de ninots y, acto seguido, decidimos crear la web. Cuando la hicimos teníamos a diez artistas. Ahora son cuarenta”.

Serra apunta que, en realidad, ellos no han hecho mucho. Son los artistas, en su lugar, quienes “se están poniendo las pilas”. Se siente gratificado  al ver que “muchos de ellos están mejorando sus redes sociales, innovan con nuevos proyectos… La pandemia ha sido un motor para que se den verdadera cuenta de las posibilidades que tienen”. Y el papel de Regala un ninot, en todo esto, es muy activo: “Hay muchos artistas que se están reinventando al calor de nuestra iniciativa. Uno, por ejemplo, creó figuritas de La Veneno para gente vinculada a la productora AtresMedia”.

Regala un ninot se desarrollará a partir de ahora con colaboración con Las Naves bajo el programa de aceleración pública Col·lab. Serra apunta que “les han aceptado el proyecto. A partir de ahora, nueva empresa y nueva marca. A definir estrategias profesionalizándonos. La iniciativa, que empezó siendo algo espontáneo, se ha convertido en algo serio”. De hecho, Regala un ninot busca ser un “motor de cambio” no solo en lo que atañe a las Fallas, sino también “en la sostenibilidad de los materiales y la innovación tecnológica. Hemos comprobado que hay mucho camino por recorrer”.

Figura exclusiva de una colección de 10 piezas confeccionadas a mano de Regala un ninot. Foto: ADRIÁN DEL REY

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email