GRUPO PLAZA

árbitros bajo sospecha, botellas de colonia y el desquite de ronaldo para el primer mundial asiático

Los mundiales que no te contaron: Japón-Corea 2002

La primera Copa del Mundo del siglo XXI abandona la alternancia continental Europa-América y se marcha por primera vez a Asia. El título coronó a Brasil con su quinto entorchado y recuperó a Ronaldo para la élite cuando parecía encaminado a su ocaso.

25/11/2022 - 

VALÈNCIA. Por primera vez el lejano oriente vería un mundial de fútbol en sus tierras. El desepertar de ligas como la japonesa (apoyado entre otros argumentos en series de anime como "Campeones") o como la china daban a entender que la expansión del fútbol por aquellas latitudes ya hacían suficientemente atractivo para las cuentas de FIFA llevar allí una Copa del Mundo. Sería la primera que se rompería de la alternancia entre América y Europa, la primera vez que iría a Asia y la primera vez de una sede compartida por dos países diferentes: Japón y Corea del Sur. En lo futbolístico fue el mundial de Brasil quien estableció una marca imbatible hasta ahora (cinco entorchados), de la revancha de Ronaldo, del fútbol de Rivaldo, de las paradas de Kahn, de la discreta Argentina con Bielsa en el banco y Riquelme en el campo, del enésimo "casi" de España, de los peores arbitrajes en un Mundial, y de los japoneses en la grada repartidos por la organización del torneo con banderas de los contendientes para animar a cualquiera que fuera el país dado que la lejanía de la sede mundialista desplazó pocos aficionados "reales". Bienvenidos al mundial del sol naciente.

1. El desquite de Ronaldo

Tras el amargo y agónico episodio -con peligro incluso para su propia vida- de la final mundialista de 4 años atrás, el mundial de Japón y Corea iba a ser la auténtica revancha para Ronaldo Nazario de Lima.

Tras el episodio de Francia 98, la vida de Ronaldo se convierte en un infierno por culpa de dos gravísimas lesiones

Ronaldo se integra con éxito en el Inter de Milán tras el mundial de Francia.  En la temporada 98/99 consigue 14 dianas en el Calcio, en un Scudetto que se le acabó escapando a los neroazzurri. Y a partir de ahí comenzó el rosario de lesiones que hizo temer que se llevaría por delante una de las carreras más talentosas del cambio de siglo en el mundo del fútbol.

Temporada 1999/2000, Inter-Lecce. Ronaldo sufrió una falta  que lo lesionó de gravedad de la rodilla derecha; resultado: rotura parcial del tendón rotuliano dejándole 6 meses fuera de los terrenos de juego Parecía grave, y lo era, pero lo peor aún estaba por llegar.

Regresa el 12 de abril de 2000, pero se vuelve a romper de mayor gravedad aún en el mismo día de su reaparición. La creencia generalizada aquella tarde es que ahí se acababa su carrera. El diagnóstico fue terrorífico: rotura total del tendón rotuliano de la misma rodilla en un partido de copa contra la Lazio, mientras encaraba al portugués Couto. Esta vez Ronaldo tendría que esperar más de un año para volver.

Ronaldo vuelve, pero ya es otro futbolista. Su velocidad ha quedado atrás dada la hipermusculación de su tren inferior para proteger sus maltrechos tendones rotulianos. Pero la pérdida de esa cualidad, multiplicó el resto. De las largas carreras a los sprints potentes e imparables. De las mil filigranas al toque justo para eliminar al rival. De moverse por todo el flanco del ataque a ser el "9" más letal dentro del área rival. Era otro futbolista, pero ni mucho menos era una futbolista peor.

En Corea y Japón, Ronaldo está a un nivel superlativo. Brasil consigue su pentacampeonato apoyado en Cafú, Rivaldo, y fundamentalmente en los 8 goles de Ronaldo. Dicen que en el descanso de uno de los partidos de la selección brasileña en dicha Copa del Mundo, Florentino Pérez -que iba con dudas para fichar al delantero- llamó a uno de sus hombres de confianza que estaba presente en la grada y le preguntó que tal veía al futbolista. La respuesta fue contundente: "Fíchalo ahora en el descanso, que al acabar el partido valdrá más caro". Ese mismo verano Ronaldo ficho por el Real Madrid.

Fue el desquite completo para un futbolista que tras el calvario en la final del 98 con peligro para su propia vida, y tras las dos graves lesiones con año y medio fuera de los terrenos de juego, volvió para alcanzar la gloria gracias su constancia y su calidad, colaborando además en un récord imbatido hasta la fecha: el de los 5 mundiales para Brasil, marca que ninguna selección ha sido capaz de igualar (a la caza van Italia y Alemania con 4).


2. El perfume más amargo

De historias raras y extravagantes está el mundo del fútbol lleno, este peculiar repaso de los mundiales es una buena muestra de ello. Pero en lo tocante a la selección española, sin duda la que explicamos a continuación es una de las más curiosas, desgraciadas y rimbombantes historias que explican porque Santi Cañizares se quedó con el mundial en el que iba a ocupar la portería del equipo español. 

Tras la debacle de Clemente en Chipre en el primer partido clasificatorio para la Euro del 2000, la RFEF decide cambiar el seleccionador. El de Barakaldo deja el cargo y en su lugar accede José Antonio Camacho. El de Cieza renueva la selección de arriba a abajo y consigue llegar a los octavos de final en la Euro de Bélgica y Holanda en la que un penalti errado por Raúl en el último minuto ante Francia dejó a los españoles en el camino.

Los dos siguientes años, el equipo siguió creciendo hasta completar una buena fase de clasificación para el Mundial 2002 y en ese equipo -pese a las presiones mediáticas para aupar a Casillas a la titularidad- el fijo bajo los palos era Santi Cañizares. El portero del Valencia venía de ganar la liga con su equipo y de conseguir su tercer trofeo Zamora -los dos últimos de manera consecutiva- como guardameta menos goleado del campeonato. 

Cuando Camacho dio la lista para Corea, no hubo novedad alguna Cañizares, Casillas y Ricardo serían los guardametas elegidos. Pero la tarde del 17 de mayo de 2002 todo cambia cuando salta la noticia: Cañizares abandona la concentración del equipo español y se pierde el Mundial.

Rápidamente surgen las preguntas: ¿Ha sido entrenando? ¿En un choque con un compañero? ¿Forzando en algún ejercicio? Nada más lejos de la realidad; el causante de la baja es ni más, ni menos que... una botella de colonia.

El equipo español se encontraba en su hotel de concentración de Montecastillo (Jerez) preparando el torneo antes de marchar a tierras asiáticas. Santi Cañizares está en su habitación y tras darse una ducha procede a asearse. Sobre la pila del cuarto de baño hay un frasco de perfume de la marca "Acqua Di Gió". Sin poder explicar el cómo, la botella se precipita y se parte el cristal. En el intento de parar el golpe Cañizares pone el pie con un resultado fatal. El vidrio le secciona de un golpe seco el tendón de su pie derecho. Resultado: adiós al Mundial. Cañizares se quedó sin Mundial cuando estaba probablemente en el mejor momento de su carrera, y a nivel mundialista se tuvo que conformar con jugar el España-Corea del debut (por sanción de Zubizarreta) de USA 94 y con el España-Arabia Saudí de Alemania 2006, último de fase de grupos con los españoles ya clasificados.

La RFEF quiso ayudar anímicamente al jugador y lo incluyó -aunque sin ficha- en la expedición oficial que se desplazó a la cita asiática. Su lugar en la convocatoria fue para el malaguista Contreras, y la titularidad, para ese mundial y los dos siguientes para Iker Casillas.

Hay un montón de causas por las que un futbolista se puede perder una gran cita como un mundial, pero seguro que nadie tiene una tan peculiar como la de Santi Cañizares, a quien una botella de colonia dejó sin un evento tan importante como la presencia en una Copa del Mundo.


3-Árbitros bajo sospecha

En todos los mundiales han existido jugadas para la polémica. Decisiones arbitrales que por más evidentes que hayan podido ser al ojo humano el colegiado las ha interpretado al revés de como sucedieron, es lo que siempre se dio en llamar (antes dela llegada del VAR) el "error humano". 

Las suspicacias habituales en ese tipo de materias siempre han vinculado de manera directa la aparición de determinados errores a las presiones existentes por favorecer determinados intereses (generalmente los del equipo anfitrión, aunque en los 80 también había muchas sospechas con los arbitrajes que recibía Brasil dado que el presidente de FIFA era el brasileño Joao Havelange).

En el mundial de Corea y Japón se produjeron dos arbitrajes especialmente sangrantes. No ya por la tendencia de las decisiones, si no por la historia personal de ambos colegiados que -por decirlo de una manera suave-no hace más que aumentar las suspicacias.

El primero de todos ellos es Byron Aldemar Ruano Moreno, Byron Moreno. Colegiado ecuatoriano ya con fama de muy polémico en su país cuando llegó el escandalazo del Italia-Corea del 2002. En el partido, entre otras situaciones, destaca el penalti inexistente pitado a favor de Corea, el gol de oro en la prórroga anulado a Damiano Tomassi, la expulsión por simular. El colegiado se limitó a descargar todas las culpas (por su gol anulado a Italia en su asistente). Las investigaciones pusieron muy en entredicho las presiones y favores en la cúpula de FIFA que aumentarían tras dos hechos más. El que nos toca más de cerca es la catadura moral de tal Byron Moreno, quien unos meses más tarde (septiembre 2002) recibió una sanción de 20 partidos por parte de la Federación Ecuatoriana de Fútbol. Los hechos se remontan al partido entre Liga de Quito y Barcelona. En los minutos finales del encuentro con 3 a 2 en favor del Barcelona, Moreno señaló 6 minutos de prolongación pero el partido se extendió 7 minutos más (13 en total), durante los cuales el club guayaquileño fue empatado en el minuto 53 del segundo tiempo y en el minuto 55 Liga de Quito anotaría el gol del triunfo, el 4 a 3; Moreno también daría falsa información acerca de los minutos en los que Liga de Quito anotó sus dos últimos goles, pero las imágenes de televisión indican claramente minuto 51 y 54 del segundo tiempo. Liga de Quito y Barcelona pidieron que se abriese un expediente, los unos por la anulación del gol legítimo y los otros por el tiempo añadido exagerado. No se quedó ahí la cosa. 

En junio de 2003, Moreno se retiró del arbitraje profesional un mes después de otro escándalo mayúsculo. En su tercer partido después de su suspensión, Moreno fue suspendido de nuevo, al haber mostrado tres tarjetas rojas al visitante Deportivo Quito en un 1-1 con el Deportivo Cuenca. Para rematar la faena, fue detenido en septiembre de 2010 en el aeropuerto JFK de Nueva York con seis kilos de heroína adherida en su ropa interior. Le fue negada la fianza y debió esperar sentencia, arriesgándose a hasta 20 años de cárcel. Y el 23 de septiembre de 2011 fue sentenciado a pasar 30 meses en prisión por tráfico de estupefacientes en una cárcel del país estadounidense. Faceta, esta última de narcotraficante por ser por la que más se le conoce en su país hoy en día.

El otro de los nombres ya suena más por nuestro país. Se trata del colegiado egipcio Gamal al Ghandour quien arbitró el partido de cuartos entre España y una de las locales, Corea del Sur

El equipo de Camacho empezó bien el campeonato aunque con la sensación de ir de más a menos. En octavos necesita de los penaltis parta eliminar a la República de Irlanda, y su cruce para cuartos -las puertas al paraíso de unas semifinales nunca alcanzadas hasta el momento- era Corea del Sur. entrenados por un trotamundos como Guus Hiddink y pese al escandalazo arbitral del encuentro de octavos ante Italia, se consideró siempre en cualquier caso que España tenía el camino más expedito que nunca hacia los cuatro primeros lugares. 

Nada más lejos de la realidad cuando en su camino se cruzó el colegiado egipcio Ghamal Al Gandhour. Al Ghandour, por cierto pitó el España-Paraguay de la fase de grupos de ese mismo mundial y señaló una máxima pena en favor del equipo español. Esta vez todo sería diferente.

La tendencia de sus decisiones durante el partido fue evidente, coronándolo con dos goles anulados increíbles. Uno tras una falta que Rubén Baraja cabeceó a la red por supuesta falta del atacante, y otra diana tras un gol de Morientes en pelota centrada desde la línea de fondo por Joaquín. El asistente levantó la bandera al considerar que la pelota había rebasado la línea, situación que la imagen se encargo de demostrar que jamás existió.

Además hubo tres jugadas de fuera de juego muy dudosas -que dejaban casi mano a mano a los españoles con el guardameta local- sancionadas durante la media hora de la prórroga. Al final, 0-0 y en los penaltis (tras fallo de un joven Joaquín), España se marchó para casa en medio de un cabreo tremendo con varios asistentes del equipo español sujetando a futbolistas como Hierro o Helguera que fuera de sí se fueron a buscar al colegiado egipcio.

El partido armó tanta polvareda (segundo casi consecutivo tras el Corea-Italia) que la propia FIFA reconoció la necesidad de que fueran árbitros procedentes de países con más tradición futbolística los que arbitraran los partidos internacionales más importantes.

A día de hoy, Al Ghandour mantiene que su arbitraje fue casi perfecto y sólo admite un posible error en la pelota que Joaquin centro desde la línea de fondo para el remate de Morientes., cómo no, echándole la culpa a su asistente Michael Ragoonath (Trinidad y Tobago).

La actuación de Al Ghandour volvió al primer plano de la actualidad en 2015, con la investigación por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos  a la FIFA por corrupción, al estar involucrados en su organización varios cargos a la FIFA expuestos por corrupción en otros asuntos, como la elección de las sedes de Rusia y Catar para los mundiales de fútbol de 2018  y 2022, lo que vuelve a levantar las sospechas de corrupción sobre el propio árbitro, Al-Ghandour.

En todos los mundiales hay buenos y malos arbitrajes, en todas las Copas del Mundo hay suspicacias sobre la conveniencia de que los poderosos y al anfitrión sigan adelante cuantas más rondas, mejor. Pero Byron Moreno y Al Ghandour siguen siendo considerados a día de hoy como dos de los peores árbitros de todas las ediciones del campeonato, además de recaer sobre ellos la sospecha de un trasfondo muy turbio.

Noticias relacionadas

llega el var, se marcha lopetegui, sigue la maldición del campeón

Los Mundiales que no te contaron: Rusia 2018

Por  - 

Las controvertidas votaciones en FIFA con un supuesto trasfondo económico repartieron los siguientes mundiales entre Rusia y Catar. En 2018 llega el mundial a tierras rusas y llegar el video arbitraje. Desde entonces, nada ha vuelto a ser igual

OTRO MARACANAZO, LA MALA GESTIÓN DEL ÉXITO, el riesgo ganador de van gaal

Los Mundiales que no te contaron: Brasil 2014

Por  - 

Brasil volvía a albergar un Mundial. Brasil volvía a ser el máximo favorito. Brasil se veía de nuevo campeón. Y Brasil jamás imaginó volver a vivir un dolor y una afrenta tan enorme como la del Maracanazo del 50. El primer mundial con parones para la hidratación trajo el cuarto entorchado para Alemania que tomo nota de lo hecho por España 4 años antes y mejoró el concepto.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email