GRUPO PLAZA

Los jugadores argentinos pierden peso específico en el vestuario del Elche

5/06/2022 - 

ELCHE (EFE). El Elche, que llegó a contar con siete jugadores argentinos en su plantilla en el inicio de la pasada temporada, puede ver reducido sensiblemente esta cifra de futbolistas para el próximo curso, ya que de los seis con los que cuenta actualmente tres finalizan contrato y otro más apenas entra en los planes del entrenador.

Los únicos que parecen tener asegurada su continuidad son Ezequiel Ponce, por el que el club ilicitano acaba de pagar un traspaso al Spartak de Moscú, y Lucas Boyé, referente ofensivo el equipo en las dos últimas temporadas.

Boyé, sin embargo, está en la órbita de varios equipos de Primera, por lo que el internacional tampoco tiene garantizada su continuidad, aunque el club que lo pretenda deberá abonar 25 millones de euros.

Las dos salidas que se dan por seguras son las del extremo Pablo Piatti, quien apenas ha contado en el año y medio que jugó en el Elche, y el delantero Guido Carrillo. Ambos acaban contrato el 30 de junio y el club no ha movido ficha por retenerlos.

La gran duda está en el futuro de Javier Pastore. Tras una temporada muy discreta, repleta de lesiones, el jugador demostró su calidad en el tramo final de la competición, aunque el club tiene dudas sobre su rendimiento físico.

El cuerpo técnico y el propietario, Christian Bragarnik, entienden que, por su prestigio y calidad, no es un jugador para desempeñar un rol marginal en el grupo, pero aun así se le ha ofrecido un contrato a la baja.

Tampoco está claro el futuro de Iván Marcone, quien a pesar de contar con un año más de contrato con el Elche apenas ha disfrutado de oportunidades con el técnico Francisco Rodríguez.

El futbolista no ha ocultado su interés por regresar a la competición argentina si sale una opción interesante.

A todos estos jugadores se unen, con respecto a los que comenzaron la temporada pasada, Dario Benedetto, que regresó a Boca Junior en el mercado de invierno, y el portero Axel Werner, que se marchó en enero a Arsenal de Sarandí.

Hace unas semanas, y en una entrevista a Efe, Bragarnik justificaba la cada vez menor presencia de jugadores argentinos al señalar que con el paso del tiempo va teniendo “más conocimiento e información” del mercado europeo de futbolistas y que si recurrió de forma mayoritaria al mercado de su país al principio “fue porque en ese momento de armar el equipo era lo que más conocía”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email