X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

entrevista proyecto fer 

Luis Martínez, en busca del “oro nacional” que se le resistió el año pasado

El judoca del Proyecto FER busca también esta temporada afianzarse en el ámbito internacional y continuar mejorando para, en algún momento, llegar a estar entre los mejores 

1/03/2019 - 

VALÈNCIA. El éxito no solo se basa en resultados. No todo son números, sino también sensaciones. Con esa mentalidad valora Luis Martínez (09/09/1997 Alicante) la temporada 2018, en la que no consiguió todos los objetivos que se propuso pero sí sintió que había evolucionado como profesional. Este año el judoca espera que no solo las sensaciones, sino también los resultados acompañen para poder coleccionar más éxitos en su palmarés y que algún día le lleven a estar entre los mejores.

Como deportista del Proyecto FER, Luis es consciente de su proyección y de lo que se espera de él. Para llegar lejos debe tener las cosas muy claras. “Mi cualidad principal es la constancia. Siempre busco entrenar el máximo posible, algo que considero un requisito imprescindible para cualquier persona que persiga cualquier objetivo a nivel deportivo. También destacaría mi competitividad, soy bastante ambicioso y siempre busco la mejora a nivel de competición, con el objetivo fijado de conseguir llegar a estar peleando con los mejores”, explica el alicantino.

Y estar en el Proyecto FER es de especial importancia para deportistas como él. Luis admite que “ha supuesto una gran ayuda para poder perseguir mis objetivos deportivos, aportando una ayuda, tanto económica como mediática (a nivel de redes sociales), que en muchas ocasiones no se nos ofrece desde otras instituciones”. Un apoyo que le ha permitido “acudiendo a diversas competiciones de nivel internacional, que supone algo fundamental en un deportista de élite”.

La temporada 2018 no ha sido especialmente buena para el alicantino atendiendo a los números, pero sí en cuanto a sensaciones: “Pese a que los resultados no han acompañado tal y como esperaba, sí que considero que ha habido una mejora a nivel de competición y espero que continúe de esta manera a lo largo de éste año, pudiendo cumplir los objetivos marcados”. Luis indica que consiguió “la clasificación directa para el campeonato de España senior y un tercer puesto en el campeonato de España universitario”, así como su primera medalla internacional, uno de sus objetivos, en la European Cup de Málaga. Todos ellos eran objetivos. Sin embargo, “el propio campeonato de España senior no salió como pensaba pero, a fin de cuentas, esto es como todo, una carrera de fondo, y el camino no acaba por una competición”, analiza el judoca.

El optimismo y el trabajo de Luis le invitan a confiar en que este año los resultados sí que van a llegar. En 2019 busca “conseguir ese oro nacional que el año pasado no logré, afianzarme a nivel internacional y, en definitiva, seguir entrenando y mejorar de cara a ese pensamiento de estar peleando entre los mejores”. Esto pasa por los retos a corto plazo que tiene el alicantino: “En algo más de una semana asistiré a la European Cup de Suiza, donde pretendo subirme al cajón para conseguir mayor confianza a nivel internacional, así como realizar la liga nacional entre abril y mayo y alguna European Cup más antes de junio. En dicho mes pretendo acudir al European Open de Rumanía con el propósito de conseguir también una medalla, y con el objetivo en mente de poder asistir este año por lo menos a un Grand Prix, además de los objetivos ya mencionados”.

Cada grano de arena conseguido en cada competición va haciendo una montaña para un objetivo mucho mayor y a largo plazo pero que Luis no se quita de la cabeza: “Conseguir un metal mundial”. Y, si, lo consigue, a partir de ese momento seguir soñando: “En caso de llegar a éste punto, probablemente mis aspiraciones llegarán a incrementarse”.

Quién le habría dicho a Luis de pequeño que iba a estar soñando con algo así. Y es que el valenciano dio sus primeros pasos en el judo a ‘regañadientes’. La mayoría de sus padres apuntan a sus hijos a fútbol. Los suyos optaron por el judo: “Comencé obligado por mis padres a realizar judo desde pequeño pero poco a poco empezó a gustarme cada vez más, hasta que comencé a tomármelo más en serio, y realizar entrenamientos tanto de tatami como físicos con el grupo senior. Finalmente en mi tercer año de cadete, quedaría bronce en el campeonato de España, lo que sirvió como un buen refuerzo para continuar con ello, hasta la actualidad”.

Desde entonces, por muchas horas que le dedique al deporte, tampoco puede descuidar otra pata de su vida y su futuro: los estudios. Luis es estudiante de Sociología y confiesa que no es nada fácil compaginar ambas vidas. Todo lo contrario, “es bastante complicado”. El valenciano detalla su día a día “Entreno de lunes a sábado, y solo puedo asistir a la mitad de las clases en la universidad, por lo que a la hora de realizar los exámenes y otras pruebas, me veo con más dificultades, ya que no existen muchas facilidades cuando alguna persona no puede asistir. Básicamente lo que les sucede a muchos deportistas profesionales es que sacrificamos nuestro tiempo para poder entrenar. El tiempo restante lo solemos dedicar a estudiar (o trabajar), y esto conlleva que en muchas ocasiones no podamos quedar con nuestros amigos, o directamente tengamos menos tiempo para desconectar de todo lo que nos rodea, pues todos nos saturamos en algún momento”. Todo sueño tiene su precio. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email